Connect with us

Noticias Jurídicas

Barreras mentales.



Últimamente debo reconocer que el perfil de los alumnos de mis clases ha ido cambiando y cada vez más se acercan con curiosidad a la disciplina de la gestión y dirección para firmas de abogados aquellos, que ahora preocupados por la situación, (diría que más que preocupados, afectados), empiezan a interesarse por salidas que, digámoslo honestamente, hasta ahora les parecían más una cosa de risa que una disciplina seria para la dignidad de la práctica profesional.

Tengo que decir también que mi percepción es que su aproximación a la disciplina de la gestión y dirección de despachos, es poco entusiasta y más bien con connotación de último cartucho, ante una situación de ventas de servicios legales que cada vez se deteriora más en el entorno en el que estamos viviendo.

6 son las características principales que a modo de barrera mental frenan a estos nuevos adeptos a la fuerza:





Siguen confiando en el pleito como servicio rentable o sencillamente como  algo sin lo cual no pueden vivir, (en mi opinión es sólo con lo que están obligados a vivir, deberían leer el post al efecto).
les cuesta comprender porque, lo que pretendidamente hasta ahora funcionó (habría que analizar sus números, que no tienen, para ver si realmente funcionó o simplemente les ayudó a sobrevivir), hoy no ven como se pudo deteriorar y no tienen capacidad para analizar los porqués, lo que les suele llevar a culpar al entorno macroeconómico que nos proporciona Zapateropoulos.
Tienen problemas para aceptar que la venta del servicio jurídico forma parte de la actividad normal del abogado en ejercicio, que parece más fruto de la sorpresa de haberse encontrado con esa realidad, que con lo lógico de la misma.
No ven en la tecnología, ninguna ayuda extra, ni real ni potencial, más bien, ven en ella una dificultad de acceso que no ven la necesidad de romper porque no le ven utilidad para el desarrollo de su ejercicio profesional.
Los números, les traen sin cuidado, no ven utilidad en ellos.
No son precisamente solos, lo cual parece lógico puestos ya tienen su oportunidad con la crisis, sino más bien, despachos pequeños, medianos y abogados con cierto carácter emprendedor que aún no saben cómo desarrollar.





Naturalmente si leen este post son capaces de discutirme los 6 puntos de forma completa. Para todos ellos, creo que mi mejor regalo puede ser el link al fantástico relato de Spencer Johnson ¿Quién se ha llevado mi queso?.

Es un cuentito, que os podéis descargar y leer en un ratito, que nos enseña cuan absurdos somos los humanos y lo mucho que nos cuesta cambiar,mientras reaccionamos agresivamente contra los cambios en defensa de nuestros pretendidos derechos.

Espero sinceramente que les guste a ellos y a los demás también.

Por Josan García
Blog de gestión del despacho de abogados.