Connect with us

Noticias Jurídicas

Cártel de coches: fechas límite para interrumpir la prescripción

A partir del viernes 13 de mayo, no se podrá reclamar a determinados fabricantes de vehículos

(Foto: Erasmo Fenoy)

Tiempo de lectura: 3 min



Noticias Jurídicas

Cártel de coches: fechas límite para interrumpir la prescripción

A partir del viernes 13 de mayo, no se podrá reclamar a determinados fabricantes de vehículos

(Foto: Erasmo Fenoy)



En el año 2015, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sancionó a 21 fabricantes de automóviles, y a dos empresas consultoras que intermediaron, declarando acreditada la comisión de una infracción muy grave del art. 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia y del art. 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, referida a la adopción de acuerdos de fijación de precios, mediante determinación de descuentos máximos y por intercambio de información estratégica y comercialmente sensible, distorsionando el mercado, siendo estas prácticas constitutivas de cártel en diversos períodos desde febrero de 2006 a agosto de 2013, según el fabricante.

El primer paso para reclamar es comprobar que se cumplen ciertos requisitos

Tal circunstancia provocó que los consumidores que compraron un vehículo de una determinada marca y bajo un período temporal concreto no se beneficiaron de unas condiciones más favorables para sus intereses y de unos precios más económicos como consecuencia de la más que presumible competencia efectiva entre los distintos oferentes.



Plazos para reclamar

Según las primeras estimaciones, hay en torno a ocho millones de vehículos afectados. Pues bien, los compradores (ya sea un particular, una empresa o incluso una Administración pública) que comprasen un automóvil durante el mencionado período temporal (es irrelevante que el usuario optase por comprarlo al contado, mediante financiación, leasing, renting, etc.), y deseen reclamar, no deben perder de vista los límites o plazos máximos para iniciar tal pretensión.

Cabe recordar que, en virtud del art. 1968.2 del Código Civil, los afectados tienen el plazo de un año para ejercitar la acción de resarcimiento de daños y perjuicios a razón del sobrecoste ocasionado por la conducta anticompetitiva.

Conforme a lo anterior, el plazo para reclamar es de un año desde la fecha de publicación de las sentencias del Tribunal Supremo que corroboraban la sanción impuesta por la CNMC y desestimaban los recursos planteados por las distintas marcas.

Los expertos recomiendan, para evitar posibles desestimaciones, haber realizado la reclamación antes del 20 de abril de 2022, pues es cuando se cumpliría el plazo de un año desde que se dictó la primera sentencia en la materia: STS 532/2021, de 20 de abril.

No obstante, como las SSTS que afectaban a cada fabricante se dictaron en fechas distintas, el plazo máximo para reclamar se agotará en momentos también diferentes. Compruébese en la siguiente ilustración:

(Diseño: Economist & Jurist)

Eso sí, para aquellos afectados de las primeras marcas arriba detalladas que, pese haber tenido un margen suficiente de tiempo para reclamar, no se hayan decidido a estas alturas a iniciar los trámites de requerimiento de indemnización y se encuentren, según lo anticipado, fuera de plazo para ello, aun hay un hilo de esperanza.

En concreto, algunos autores opinan que resultaría de aplicación el plazo general de cinco años recogido en el art. 1964 del CC. En la misma línea, otra corriente interpreta que el plazo de prescripción es de cinco años, pero en virtud del art. 74.1 y 3 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia. Según el aludido precepto, “la acción para exigir la responsabilidad por los daños y perjuicios sufridos como consecuencia de las infracciones del Derecho de la competencia prescribirá a los cinco años”.

Así las cosas, a la espera de que nuestro Alto Tribunal resuelva esta incógnita, las firmas especializadas en este tipo de reclamaciones recomiendan iniciar el procedimiento cuanto antes o, al menos, enviar un sencillo burofax al domicilio social de la empresa fabricante del vehículo para dejar constancia de su solicitud y así interrumpir la prescripción.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments