Connect with us

Noticias Jurídicas

Claves del Proyecto de Ley de Reforma Concursal

La norma, que transpone una Directiva europea, tiene que ser aprobada por las Cortes

El Proyecto de Ley de Reforma Concursal ya está en el Congreso (Foto: Google)

Tiempo de lectura: 4 min



Noticias Jurídicas

Claves del Proyecto de Ley de Reforma Concursal

La norma, que transpone una Directiva europea, tiene que ser aprobada por las Cortes

El Proyecto de Ley de Reforma Concursal ya está en el Congreso (Foto: Google)



Ya ha llegado al Congreso de los Diputados el Proyecto de Ley de reforma del texto refundido de la Ley Concursal, que tiene que pasar ahora el trámite Parlamentario, después de que el Gobierno aprobara el texto el pasado 21 de diciembre. Este proyecto normativo tiene como objetivo la transposición de la Directiva europea de reestructuración e insolvencia. Este proyecto normativo tiene como objetivo la transposición de la Directiva europea de reestructuración e insolvencia.

Según aseguran desde el Gobierno, se trata de un texto dirigido a garantizar que las empresas viables que se hallen en dificultades financieras tengan acceso a un procedimiento efectivo de reestructuración preventiva que les permita continuar su actividad. Además, pretende “que los empresarios o personas físicas insolventes puedan ver exoneradas sus deudas después de un periodo de tiempo razonable, favoreciendo la segunda oportunidad”. Asimismo, la norma busca que el procedimiento concursal reduzca su duración, lo que mejorará su eficacia.



Uno de los aspectos novedosos de la norma son los planes de reestructuración, que sustituyen a los actuales acuerdos de refinanciación. En este sentido, hay que subrayar que precisamente estos planes de reestructuración son uno de los elementos centrales de la Directiva de insolvencia y de la reforma de la Ley Concursal y deberían servir para facilitar que las empresas deudoras viables dispongan de un instrumento eficaz para evitar la insolvencia o salir de ella.

Los planes de reestructuración están dirigidos a evitar insolvencias. (Foto: E&J)

Instrumento preconcursal

Estos planes son en realidad un instrumento preconcursal dirigido a evitar la insolvencia, o a superarla. Posibilita la aplicación de remedio a una situación de crisis previa al de los actuales instrumentos preconcursales, los cuales son suprimidos por el nuevo modelo.

Asimismo, el plan de reestructuración posibilita el arrastre de clases acreedoras disidentes, esto es, las que no votan a favor del plan, incluyendo también las correspondientes salvaguardas para los acreedores. Su introducción incentivará una reestructuración más temprana. A este respecto, la norma prevé la elaboración de unos modelos oficiales de planes de reestructuración que podrán ser utilizados preferentemente por las pequeñas y medianas empresas. En este caso, la Ley exime de la intervención notarial para la formalización del plan y de la certificación del auditor.

Por otra parte, el Proyecto de Ley introduce un nuevo procedimiento de insolvencia único para autónomos y microempresas de menos de 10 trabajadores, más rápido, digitalizado y con un coste muy reducido que incrementa la posibilidad de continuidad de las empresas viables y facilita la reasignación de recursos.

Este procedimiento se caracteriza por la simplificación del proceso concursal, su carácter modular y ofrece dos itinerarios posibles. Tras un periodo de negociación con los acreedores de un máximo de tres meses debe optarse, bien por un plan de continuación rápido y flexible, si hay posibilidad de un acuerdo, bien por una liquidación ordenada, pero rápida, a través de una plataforma on line. Este procedimiento está pensado únicamente para liquidar empresas que son insolventes.

La norma introduce unprocedimiento de insolvencia para autónomos y empresas de menos de 10 trabajadores. (Foto: E&J)

Segunda oportunidad

La norma reforma en profundidad del procedimiento de segunda oportunidad. Este procedimiento está dirigido a personas físicas y autónomos en concurso, y su objetivo es incentivar a los beneficiarios a continuar con su actividad laboral o empresarial y posibilitando una segunda oportunidad realmente efectiva.

El proyecto de Ley introduce medidas adicionales a las previstas en la Directiva de insolvencia. Destaca la posibilidad de exoneración sin liquidación previa del patrimonio del deudor y la puesta en marcha de un plan de pagos a los acreedores, permitiendo al deudor, bajo ciertas condiciones, mantener su vivienda habitual y, si fuera autónomo, continuar con su actividad.

El plan de pagos tendrá una duración máxima de tres años, que se ampliará a cinco años cuando no se enajene la vivienda habitual del deudor. Asimismo, se amplía la relación de deudas exonerables y se eliminan o se relajan ciertas restricciones para poder acceder a las exoneraciones.

Por último, el Proyecto de Ley también incluye la reforma del procedimiento concursal para incrementar su eficacia. Con este objetivo se introducen numerosas modificaciones dirigidas a agilizar el procedimiento y a facilitar la aprobación de un convenio cuando la empresa sea viable, facilitar la venta de unidades productivas o, en su caso, su liquidación.

Las deudas por créditos en Seguridad Social podrán exonerarse hasta el importe máximo de mil euros. (Foto: Google)

Con las deudas para cuya gestión recaudatoria resulte competente la Agencia Estatal de Administración Tributaria podrán exonerarse hasta el importe máximo de mil euros por deudor. Asimismo, las deudas por créditos en Seguridad Social podrán exonerarse hasta el importe máximo de otros mil euros por deudor.

Herramientas informáticas

La ley prevé el desarrollo de una serie de herramientas informáticas pensadas en un principio para agilizar los trámites. Así, en seis meses desde la entrada en vigor de la norma tendría que estar operativo, a disposición de empresarios y profesionales, accesible en línea y sin coste para el usuario, un programa de cálculo automático del plan de pagos que incluya distintas simulaciones del plan de continuación.

Seis meses desde la publicación de la ley es también el plazo para el desarrollo de una plataforma electrónica de liquidación de bienes, para los procesos de microempresas. En ese espacio de tiempo debe estar publicado un Reglamento sobre servicios de asesoramiento on line a empresas en dificultades, para posibilitar el asesoramiento a pequeñas y medianas empresas en un estadio temprano de dificultades con el propósito de evitar su insolvencia.

En un año tiene que estar listo un sistema de alerta temprana de la probabilidad de insolvencia, cuya información solo se facilitará al propio contribuyente, sin que en ningún caso pueda facilitarse a terceros. Además, se impulsa el uso de formularios oficiales, online y gratuitos, para el procedimiento especial de mircroempresas.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments