Connect with us

Jurisprudencia

Condena por maltrato animal a responsables de una tienda de mascotas



El Juzgado de Instrucción nº 28 de Barcelona, en una sentencia emitida el pasado 7 de noviembre de 2019, ha condenado a los dueños y responsables de una tienda de mascotas de Barcelona, a un año y medio de prisión por un delito de maltrato animal. El juzgado les deniega la oportunidad de tener en el futuro un negocio similar o con el mismo objeto o dedicarse profesionalmente a cualquier actividad que tenga que ver con la tenencia de animales, durante los próximos tres años y medio.

La sentencia declara que los acusados tenían pleno conocimiento de la situación que se producía con los animales, siendo los administradores solidarios de la sociedad, dedicada a la compraventa de cachorros. Aun en el supuesto de que el maltrato animal no se ejerciera de forma activa, la omisión de los condenados a observar el estado de los animales, sin iniciar el tratamiento veterinario necesario propiciando el contagio, supone incurrir en el injusto penal.

A su vez, la situación de los canes fue denunciada por diversos ciudadanos y por una entidad animalista durante el año 2015. La oficina de protección de animales del Ayuntamiento realizó una inspección del local, encontrándose con 12 animales enfermos, deshidratados, algunos en estado terminal. En la zona de venta, según se relata en los hechos probados, se ofrecían animales en estado clínico vulnerable, algunos con fiebre y desnutridos, con mordiscos y otras heridas. Se intervinieron un total de 134 animales, y el local fue clausurado.





La sentencia emitida considera que los hechos probados constituyeron un delito continuado de maltrato animal del artículo 28 del Código Penal teniendo en cuenta el grado de ejecución y el resto de circunstancias concurrentes, establece una penal de un año y un día para cada uno de los acusados.





Además, les impone una pena de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de los mismos, durante tres años y seis meses.

Puede consultar la sentencia en nuestra base de datos y jurisprudencia Global Economist & Jusrist visitando este enlace.