Connect with us

E&J TV

Dani Alves se podría enfrentar a 12 años de prisión

El ex futbolista del Barça y el Sevilla ha sido denunciado por haber violado a una mujer en los lavabos de una discoteca

Dani Alves (Foto: Wirelimage)

Tiempo de lectura: 4 min



E&J TV

Dani Alves se podría enfrentar a 12 años de prisión

El ex futbolista del Barça y el Sevilla ha sido denunciado por haber violado a una mujer en los lavabos de una discoteca

Dani Alves (Foto: Wirelimage)



Dani Alves, ex futbolista del Barça y el Sevilla, se ha unido a la larga lista de deportistas de élite sobre los que planean acusaciones de presuntos abusos sexuales. En el caso del brasileño, una joven de 23 años le ha denunciado por haberla, supuestamente, violado la noche del 30 al 31 de diciembre de 2022 en los lavabos de una discoteca.



La magistrada del juzgado de Instrucción número 15 de Barcelona, que tomó declaración al Alves el pasado 20 de enero, ha decretado para el futbolista de 39 años prisión provisional sin fianza. De momento, ha sido encarcelado en la prisión de Brians 1. La titular del juzgado ha tenido en cuenta el riesgo de fuga de Alves, dadas sus capacidades económicas y que reside en México. Además, Alves es de Brasil, país no tiene convenios de extradición con España.

Otro de los elementos que ha sido fundamental en la decisión de la magistrada es que Alves ha dado hasta tres versiones de lo que ocurrió en la noche de autos. Primero dijo que no conocía a la chica a la que presuntamente agredió sexualmente. Luego afirmó que sí había tenido algún contacto con ella, pero que no pasó nada. Finalmente, aseguró que fue la joven la que se le echó encima, dando a entender que las relaciones habían sido consentidas. Sin embargo, las imágenes de las cámaras de seguridad de la discoteca muestran al jugador acosando a la víctima.



Frente a las contradicciones del acusado, la declaración de la mujer ha sido coherente en todo momento. Según el relato que hace de los hechos, la estuvo acosando mientras bailaban, hasta el punto de que intentó poner la mano de ella en su pene. Posteriormente, Alves se fue a la puerta del baño, desde allí la llamó y ella acudió ya que, según su declaración, no sabía que era un lavabo.

Una vez dentro del mismo, intentó obligarla a que mantuviera relaciones sexuales con él, algo a lo que la mujer se negó. Entonces, «en ese momento me empezó a pegar bofetadas, estuvo rato pegándome en la cara» y finalmente la puso contra el lavabo y allí la violó.

Momento en el que Dani Alves es trasladado a prisión. (Foto: Elonce)

Según se aprecia en las imágenes de la sala VIP a las que ha tenido acceso El Periódico, transcurridos 20 minutos ambos salieron del baño y se separaron. La mujer denunció la presunta agresión, lo que llevó a la sala a activar el protocolo para estos casos y a avisar a la policía y a los servicios de emergencia. La joven fue trasladada a un centro hospitalario, donde fue atendida. Allí se confirmó que la mujer tenía heridas compatibles con un forcejeo. Posteriormente fue trasladada a una comisaría de Mossos en la que formalizó la denuncia.

Ahora, Alves ha pedido comparecer de nuevo en el juzgado para matizar su declaración anterior e intentar aclarar las distintas versiones que ha dado hasta ahora en declaraciones públicas y ante la juez. En especial, va a tener que aclarar si conocía a la víctima y si tuvo relaciones sexuales consentidas con ella. En este sentido, diversos medios se han hecho eco del enfado de la familia del futbolista con su abogada, de la que han dicho que “no lo está haciendo bien” y que incluso estaría buscando otro letrado o letrada que se haga cargo de la defensa.

Lo cierto es que Alves se juega mucho. De momento, y aun cuando no ha sido juzgado y, en consecuencia, es inocente hasta que se demuestre lo contrario, el equipo para el que jugaba, el Pumas de México, le rescindió el contrato en el momento en que ingresó en prisión. De ser declarado culpable, podría enfrentarse hasta a 12 años de cárcel.

La presunta violación cometida por el futbolista se habría producido cuando solo llevaba un mes en vigor la Ley de Garantía de la Libertad Sexual, la conocida «ley del solo sí es sí«, una norma que es motivo de gran controversia dado que la revisión de penas que la mismo propicia está provocando la reducción de penas de condenados por delitos de índole sexual.

(Diseño: Isabela Roldán/E&J)

De acuerdo con esta ley, si el futbolista sea condenado, podría enfrentarse a una pena de entre uno a cuatro años de cárcel, que aumentarían hasta los 12 si le son aplicados una serie de agravantes.

Según el artículo 178 de la citada ley, “será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años, como responsable de agresión sexual, el que realice cualquier acto que atente contra la libertad sexual de otra persona sin su consentimiento. Sólo se entenderá que hay consentimiento cuando se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona».

Asimismo, el artículo 179 estipula que «cuando la agresión sexual consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías, el responsable será castigado como reo de violación con la pena de prisión de cuatro a 12 años«.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments