Connect with us

Noticias Jurídicas

El nuevo Reglamento de la UE que regula las normas de competencia entra en vigor el 1 de junio

El texto legal se adecua al auge del comercio digital

Sede de la Comisión Europea. (Foto: TJUE)

Tiempo de lectura: 4 min



Noticias Jurídicas

El nuevo Reglamento de la UE que regula las normas de competencia entra en vigor el 1 de junio

El texto legal se adecua al auge del comercio digital

Sede de la Comisión Europea. (Foto: TJUE)



La Comisión Europea ha publicado recientemente el nuevo Reglamento 2022/720 de Exención por Categorías Vertical (VBER), que está acompañado de las nuevas Directrices Verticales. Según la propia Comisión, “las reglas revisadas brindan a las empresas normas y orientación más simples, claras y actualizadas. Las nuevas reglas les ayudarán a evaluar la compatibilidad de sus acuerdos de suministro y distribución con las normas de competencia de la UE en un entorno empresarial reconfigurado por el crecimiento del comercio electrónico y las ventas en línea”. Las Directrices Verticales y VBER revisadas entrarán en vigor el 1 de junio de 2022.

La nueva norma, junto con sus directrices interpretativas, está llamada a actualizar las reglas de defensa de la competencia en el ámbito de la distribución y el resto de las relaciones verticales, especialmente ante los retos que plantea la economía digital.



Desde 2010, el Reglamento 330/2010 ha sido el elemento principal para analizar la compatibilidad de las normas de defensa de la competencia con los llamados “acuerdos verticales”. Estos acuerdos son pactos entre empresas que se encuentran situadas en niveles distintos de la cadena de distribución o producción de bienes o servicios y que se refieren a las condiciones de compra, venta o reventa de dichos bienes o servicios.

Según un análisis de la nueva norma realizado por KPMG, con la entrada en vigor del nievo Reglamento, la Comisión persigue dos objetivos. Por un lado, facilitar a los operadores normas más sencillas, claras y actualizadas en relación con estos acuerdos. Por otro, establecer nuevas normas que ajusten el ámbito de la exención por categorías aplicable a las restricciones a la competencia en los acuerdos verticales al nuevo entorno digital.

El artículo 101, apartado 1, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) prohíbe los acuerdos entre empresas que restrinjan la competencia. Sin embargo, en virtud del artículo 101, apartado 3, del TFUE, tales acuerdos son compatibles con el Mercado Único, siempre que contribuyan a mejorar la producción o distribución de bienes o a promover el progreso técnico o económico, permitiendo al mismo tiempo a los consumidores una parte justa de los beneficios resultantes y sin eliminar la competencia.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager (Foto: CE)

El nuevo Reglamento exime a los acuerdos verticales que cumplan determinadas condiciones de la prohibición del artículo 101, apartado 1, del TFUE. Está acompañado por las Directrices sobre Restricciones Verticales, que brindan orientación sobre cómo interpretar y aplicar el Reglamento y cómo evaluar los acuerdos verticales que quedan fuera de la protección del mismo.

Los principales cambios a las reglas anteriores se centran en ajustar las exenciones a la norma para garantizar que no sean ni demasiado generosas ni demasiado estrechas.

A este respecto, la norma limita el alcance de las exenciones en lo que respecta a la distribución dual, es decir, cuando un proveedor vende sus bienes o servicios a través de distribuidores independientes, pero también directamente a los clientes finales. Esta limitación se extiende a y las obligaciones de paridad, es decir, las obligaciones que requieren un vendedor para ofrecer a su contraparte las mismas o mejores condiciones que las ofrecidas en los canales de venta de terceros, como otras plataformas, y/o en los canales de venta directos del vendedor, como su sitio web.

Esto significa que ciertos aspectos de la distribución dual y ciertos tipos de obligaciones de paridad ya no estarán exentos en virtud del nuevo Reglamento, sino que deberán evaluarse individualmente en virtud del artículo 101 del TFUE.

El Reglamento amplía el alcance de  las exenciones permitidas para ciertas prácticas relacionadas con ventas online. (Foto: E&J)

Por otra parte, y relacionado con el equilibrio que busca el Reglamento, la nueva norma amplía el alcance de las exenciones permitidas en lo que se refiere a ciertas restricciones de la capacidad de un comprador para acercarse activamente a clientes individuales, es decir, ventas activas, y ciertas prácticas relacionadas con las ventas en línea, como por ejemplo la capacidad de cobrar al mismo distribuidor diferentes precios al por mayor, precios de los productos para la venta online y offline, y la posibilidad de imponer criterios diferenciados de venta online y offline en los sistemas de distribución selectiva. Estas restricciones ahora están exentas bajo el nuevo Reglamento, siempre que se cumplan todas las demás condiciones para la exención.

El nuevo Reglamento viene acompañado de unas Directrices que tienen por objeto, tanto facilitar la interpretación del Reglamento como dar orientaciones a las empresas para analizar la compatibilidad de sus acuerdos verticales con el derecho de la competencia en situaciones en las que no se aplica la exención.

En este sentido, desde KPMG destacan que uno de los objetivos declarados de la norma esa facilitar este análisis para reducir los costes que las empresas deben dedicar al cumplimiento de las normas.

Las Directrices, al igual que el Reglamento, incluyen novedades especialmente en el ámbito de la distribución digital, “consagrando el análisis de las restricciones online a la vista de la jurisprudencia del TJUE”, destaca KPMG en un análisis de la norma. Así, por ejemplo, las nuevas Directrices establecen supuestos concretos en los que las limitaciones impuestas por el comprador pueden beneficiarse del ámbito de la exención o recibir la consideración de restricción especialmente grave. También se ofrecen criterios interpretativos adicionales en relación con las plataformas digitales y los servicios de intermediación en línea.

La vicepresidenta ejecutiva de la Comisión y comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha señalado que “el Reglamento de Exención por Categorías Vertical revisado y las Directrices Verticales son el resultado de un proceso de revisión exhaustivo”. Según explica, “las nuevas reglas proporcionarán a las empresas una guía actualizada que es adecuada para una década aún más digitalizada por delante. Las reglas son herramientas importantes que ayudarán a todo tipo de negocios, incluidas las pequeñas y medianas empresas, a evaluar sus acuerdos verticales en sus negocios diarios”.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments