Connect with us

Noticias Jurídicas

Las tres patas de un despacho de abogados.



 Al final del día, en la vida de un despacho de abogados, por mucho que nos empeñemos, grandes, medianos y solos, sólo hemos hecho tres clases de cosas: vender, controlar la caja y producir. De hecho esa es la estructura de cualquier empresa, ventas, finanzas y producción y la clave del asunto es combinar las tres de forma acertada, que por cierto se llama dirigir.

El problema de dirigir es que es bastante artístico, se pueden enseñar las reglas del juego pero la inspiración y talento a la hora de combinar las tres patas son más cruciales de lo que parecen, aunque sin conocimiento profundo de las ventas, las finanzas y la producción difícilmente se puede estar inspirado. El puzzle es complicado porque además hay que encontrar la proporción de tiempo correcta para ejecutar cualquiera de las cuatro actividades, ya sea uno mismo en el caso del solo u otras personas en el caso del despacho mediano y grande.

Y ahí viene lo curioso, y es que siendo un equilibrio tan complicado el que lleva a la excelencia, todo lo que no sea un dominio y un foco constante en las tres variables y su dirección, nos aleja de un resultado exitoso.





Así que por mucho que nos puedan enseñar, ventas, finanzas y producción y por bien que nos enseñen las reglas de la dirección, la aplicación de las mismas requiere un componente inspiracional y personal que es seguramente el que marca la diferencia entre la delgada linea que hay entre el resultado mediocre y el éxito.





Dicho de otra manera, que ser un buen abogado y mejor persona, no garantiza el éxito, para el que hay que combinar otras variables, conocerlas bien..y además estar inspirado. Sino sencillamente, se es un mal empresario.

No pasa nada, se puede mejorar.

Por Josan García

Blog de gestión de despachos de abogados