Connect with us

Noticias Jurídicas

Milagros Calvo dona su toga al museo del Tribunal Supremo

Fue la primera mujer nombrada magistrada del Alto Tribunal

Milagros Calvo Ibarlucea, en el Museo del Tribunal Supremo. (Foto: Tribunal Supremo)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 2 min



Noticias Jurídicas

Milagros Calvo dona su toga al museo del Tribunal Supremo

Fue la primera mujer nombrada magistrada del Alto Tribunal

Milagros Calvo Ibarlucea, en el Museo del Tribunal Supremo. (Foto: Tribunal Supremo)



Milagros Calvo Ibarlucea es una de esas mujeres que van a pasar a la historia por ser las primeras en llegar a ocupar un determinado puesto y que han logrado abrir una puerta a otras mujeres, que han podido acceder a estancias que antes, o bien le estaban vetadas o para las que no se las tenía en cuenta.

Calvo Ibarlucea se convirtió en 2002 en la primera mujer en ser nombrada magistrada del Tribunal Supremo, en cuya Sala de los Social estuvo realizando su labor hasta 2019. Ayer, en un emotivo acto al que asistieron los miembros de la Sala de Gobierno del tribunal, cedió su toga al museo del Alto Tribunal, donde ha quedado expuesta.



Esta magistrada comenzó a estudiar Derecho en 1965, un momento en el que las mujeres no podían ser jueces o fiscales, eso no ha sido obstáculo para ella a la hora de saltar varias barreas impuestas a las mujeres. Así, por ejemplo, se convirtió en la primera mujer en la Magistratura de Trabajo, el Tribunal Central de Trabajo, que con el tiempo se transformaría en Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de cuya Sala de Gobierno formó parte entre 1994 y 1999 tras ser elegida por sus compañeros en las listas de la Asociación Profesional de la Magistratura.

Siguió en este puesto, que compaginó con el de profesora de Derecho del Trabajo en la Universidad Complutense de Madrid, hasta que a sus 54 años fue nombrada magistrada del Supremo. En el momento de su jubilación en 2019 el Tribunal Supremo contaba con sólo 14 mujeres entre 80 magistrados y en las Salas de lo Civil y de lo Militar solo con una magistrada.

También ha participado en el Plan de Actualización de litigios pendientes en el Tribunal Central de Trabajo que se llevó a cabo a finales de la década de los 80 y principios de los 90 y ha ocupado la presidencia de la sección territorial de Madrid de la Asociación Profesional de la Magistratura.

En una entrevista concedida a la agencia EFE con motivo del homenaje que le rindieron sus compañeras del Alto Tribunal junto a juristas de todos los ámbitos, llegó a afirmar que “no es que me sintiera sola, es que estaba sola”, aunque aseguraba que avanzó en su camino sin pensar en discriminaciones.

Milagros Calvo Ibarlucea, primera magistrado de nuestro Tribunal Supremo (Foto: Tribunal Supremo)

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments