Connect with us

Noticias Jurídicas

Nueva Ley Hipotecaria para verano

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado

Desde el Ministerio de Economía se muestran contrarios a una reforma profunda de la Ley Hipotecaria, basada en los últimos acontecimientos, pues se trataría de una reforma ardua que consideran aún temprana

El ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció hace semanas la reforma de la Ley Hipotecaria, no obstante ésta será finalmente muy limitada. Según fuentes del Ministerio de Justicia se tratará de una reforma de “apenas ocho, diez o doce artículos”, frente a la reforma en profundidad que sugerían desde el Ministerio de Economía. Se tratará, por tanto, de una mera trasposición de la Directiva europea sobre contratos de crédito, publicada hace tres años.

 

Por otra parte, desde el Ministerio de Economía se muestran contrarios a una reforma profunda de la ley basada en los últimos acontecimientos, como es el caso de las cláusulas suelo o los gastos asociados a la formalización de hipoteca. Se trataría de una reforma ardua que consideran aún temprana, por lo que ésta, por el momento, deberá esperar.

 

Ante el temor que la decisión final de Economía provocaba, la patronal bancaria ya se pronunció advirtiendo que una modificación profunda podría tener efectos negativos sobre un mercado hipotecario que había funcionado eficientemente.

 

El siguiente paso será enviar al Parlamento la reforma de la Ley Hipotecaria, entre los meses de abril y mayo, para que se apruebe antes de que finalice el periodo actual de sesiones. Llegado el momento, será Justicia, y no Economía, quien lleve la tramitación parlamentaria.

 

La Directiva europea, en aras de la unificación del mercado común y la protección al consumidor, se promulgó con el objetivo de conseguir un mercado único en materia de créditos hipotecarios. De este modo, entre otras medidas, se reclamará a los bancos a ofrecer a los clientes la misma información que figure en la publicidad relativa a los contratos de crédito para bienes inmuebles. Del mismo modo, proporcionarán información precontractual detallada y crearán una base común para calcular la tasa anual equivalente, excluidos los gastos notariales. De otro lado, los prestamistas deberán estudiar al detalle la solvencia del consumidor antes de la concesión del crédito, algo que no formaba parte de la práctica habitual durante los años de la burbuja inmobiliaria.

 

Se prevé que la nueva Ley Hipotecaria regule la transparencia de las cláusulas que han resultado más controvertidas en los últimos años, como las cláusulas suelo, las de vencimiento anticipado o las de gastos de formalización. De la misma forma, el nuevo texto prohibirá las ventas vinculadas (seguros, preferentes, etc.), para evitar problemas del pasado.



Formación Economist & Jurist