Connect with us

Noticias Jurídicas

Un abogado se planta en el Constitucional para evitar señalamientos a más de 3 años vista

Señalamientos para 2024, 2025 o 2026 son un “auténtico despropósito” y un “atropello a los derechos de los justiciables”

(Foto: Getty Images)

Redactor de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 5 min



Noticias Jurídicas

Un abogado se planta en el Constitucional para evitar señalamientos a más de 3 años vista

Señalamientos para 2024, 2025 o 2026 son un “auténtico despropósito” y un “atropello a los derechos de los justiciables”

(Foto: Getty Images)



Un abogado, disconforme con que un Juzgado de lo Social de Sevilla señale actos de conciliación y juicio a más de tres años vista, ha presentado ante el Tribunal Constitucional un recurso de amparo, al entender vulnerados los derechos fundamentales a la tutela judicial efectiva y a un proceso sin dilaciones indebidas.

Como se desprende del propio recurso, “la potestad de señalamiento no autoriza cualquier fecha remota”, máxime cuando nos enfrentamos a asuntos que no revisten complejidad, como es en el presente litigio. Asimismo, el abogado denuncia que resulta obvio que una resolución tardía -en más de tres años-, difícilmente podría satisfacer el interés legítimo de su representado.



El caso

El abogado, con fecha de 24 de junio de 2021, presentó demanda en reclamación de indemnización por daños y perjuicios ocasionados por incumplimiento de la formalización de un contrato posdoctoral, siendo el organismo demandado la Universidad de Sevilla.

En virtud de las normas de reparto, la demanda fue turnada al Juzgado de lo Social n.º 11 de Sevilla.

Edificio NOGA, donde se ubican algunos Juzgados de Sevilla. (Foto: Esther Lobato/El Mundo)

En julio de 2021, se notificó al abogado el Decreto por el cual se señalaba el acto de conciliación previo al juicio, el día 7 de noviembre de 2024 a las 10:10 horas, y para el caso de que no se lograse la avenencia, se convocaba el acto del juicio para ese mismo día a las 10:40 horas. Es definitiva, se estaba señalando para los actos de conciliación y juicio a más de tres años desde la presentación y admisión a trámite de la demanda.

Tras ello, el letrado interpuso varios recursos contra el aludido Decreto, pero el desenlace siempre resultaba ser desestimatorio.

Así las cosas, en la tarde de ayer, día 21 de diciembre de 2021, el abogado, a través de un procurador, formuló demanda de amparo ante el TC, siendo el fundamento para su solicitud el hecho de que, “pese a haber intentado que el órgano judicial dejase sin efecto este señalamiento tan tardío (a más de tres años), el señalamiento para los actos de conciliación y juicio continúan fijados para el próximo día 7 de noviembre de 2024)”.

“No puedo compadecerme y aceptar que esta es la única alternativa”

El abogado sevillano, Daniel Sánchez Bernal, pese a encontrarse sin el apoyo de las instituciones, ya logró hace unos meses que otro Juzgado de lo Social de Sevilla le adelantase a noviembre de este mismo año un juicio que, en un inicio, se señaló para mayo de 2024.

“Es notorio que la Administración de Justicia (al menos, en lo que respecta al ámbito territorial de Sevilla), padece un mal endémico que, entre todos, tenemos que curar: la lentitud, la Justicia tardía. Una Justicia tardía, no es Justicia”, reconoce el abogado en sus declaraciones exclusivas a Economist & Jurist.

El hecho de que se señale un juicio a tres años y medio desde que se presentase la demanda “es un auténtico despropósito” y “un atropello a los derechos de los justiciables a la tutela judicial efectiva y a un proceso sin dilaciones indebidas. No se puede tolerar aun cuando, en la mayoría de los casos, estos señalamientos tan tardíos se imputen a carencias estructurales de nuestra Administración de Justicia”, matiza el letrado.

“Lo que me entristece, como profesional de la Abogacía, es la falta de empatía que percibo por parte de los operadores jurídicos (incluyendo a nuestros propios compañeros). Es más, en el propio Decreto de 19 de octubre de 2021, la Letrada de la Administración de Justicia afirma que la situación que ha llevado a las dilaciones existentes en los señalamientos es «sin duda perjudicial para el justiciable». Si está reconociendo que esta situación no se puede permitir por resultar perjudicial para el justiciable, ¿por qué desestimó el recurso?”, se pregunta Sánchez Bernal.

«La única solución que aporta la LAJ y que es confirmada por SSª pasa por «tomar nota» para «el caso de que se produzca desistimiento o conciliación de juicios señalados con anterioridad y se pueda adelantar la fecha de señalamiento»”.

Como se expone en el recurso de amparo, “la solución de «tomar nota» no satisface ni resulta respetuosa con el derecho a la tutela judicial efectiva y a un proceso sin dilaciones”, opina el abogado de Sevilla. Asimismo, “no genera confianza ni seguridad jurídica en el justiciable que, a pesar de hacer valer su derecho fundamental a la tutela judicial efectiva y a un proceso sin dilaciones, ha de resignarse a que su juicio se celebre dentro de tres años y medio”.

Fachada y entrada al edificio del Tribunal Constitucional (Foto: Tribunal Constitucional)

Se excusa el órgano judicial en que “la razón del excesivo intervalo temporal del señalamiento se debe a la carga de trabajo que pesa sobre los juzgados debido a razones estructurales que se remontan a la crisis económica del 2008”. Pero esto, como ya ha reiterado el TC y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, “ello no puede ser excusa, bajo ningún pretexto, para que se produzcan estos señalamientos tan tardíos y, más aún, para que sean tolerados y permitidos. Máxime cuando el propio órgano judicial afirma que «el juzgado está adscrito a un plan de autorrefuerzo». ¿Quiere ello decir que si no estuviera adscrito a un plan de autorrefuerzo el señalamiento podría haberse fijado para 2025, 2026 o a saber para cuándo? Es todo un despropósito cuyas consecuencias no deben ser soportadas por los justiciables”, apunta.

Asimismo, como adelantábamos, pese a encontrarse solo y sin el apoyo de ninguna institución representativa de la Abogacía, el letrado confiesa que jamás se quedará con los brazos cruzados cuando considere que lleva razón en sus argumentos y pretensiones. “No puedo compadecerme y aceptar que esta es la única alternativa: que mi cliente celebre su juicio en noviembre de 2024. Y es que en Sevilla ya se están produciendo señalamientos para 2026. Estamos hablando de juicios para dentro de 5 años. Es una barbaridad”, alerta.

Y, por supuesto, “vuelvo a lanzar un mensaje de auxilio. Me gustaría contar el apoyo de los operadores jurídicos, de los colegios profesionales, de mis propios compañeros, del Consejo General de la Abogacía Española”.

“Todos tenemos que poner nuestro granito de arena, no podemos quedarnos de brazos cruzados, no podemos permitirnos el lujo de compadecernos de este mal endémico que padece nuestra Administración de Justicia. Y disponemos de herramientas jurídicas para utilizarlas”, expone Sánchez Bernal.

¿Se admitirá a trámite el recurso?

Respecto a la viabilidad del recurso presentado, el letrado es consciente que el máximo tribunal de garantías de nuestro país tiene una alta tasa de inadmisión a trámite de los recursos de amparo. A modo de ejemplo, según se desprende de la Memoria del año 2020, durante tal ejercicio se dictaron 7079 providencias de las cuales, nada más y nada menos, 6722 fueron de inadmisión de demandas de amparo.

Pese a lo anterior, en palabras del abogado, “el recurso de amparo que he presentado no puede representar una mejor y una especial trascendencia constitucional como es no permitir estos señalamientos tan tardíos. Insisto, no se pueden tolerar y para eso está nuestro TC, para garantizar que ello no se produzca o no se vuelva a producir”.

Por último, el letrado confiesa que, en ningún caso, dejará de defender los intereses de sus clientes. “Hay que empatizar con ellos. En muchas ocasiones, sus historias personales y familiares son terribles. Y en nada ayuda estos señalamientos tan tardíos, máxime cuando el desenlace de su litigio está muy muy claro y en un 99% sólo cabe estimar las pretensiones de los clientes”. Es lo que sucedió, por ejemplo, con la sentencia del Social n.º 5 de Sevilla. Como ya adelantó E&J, se estimó la demanda y se reconoció el despido improcedente. “¿Qué hubiese pasado si, en vez de adelantarse a noviembre de 2021, se hubiera confirmado el juicio para mayo de 2024? Evidentemente, ya la tutela judicial no sería efectiva. La demanda perdería su razón de ser”, concluye el abogado.

Consulta el recurso de amparo completo clicando aquí
3 Comentarios
3 Comentarios
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
4 meses atrás

Menos mal que alguien toma cartas en el asunto.

Nombre
Javier
Anonymous
4 meses atrás
Reply to  Anonymous

El Constucional deberia leerse el art. 24 de la Constitucion sobre «Dilaciones Indebidas» y ademas, integrarse como Sala del TS…

Nombre
Dr. Gustavo LM LARRAZ
Anonymous
3 meses atrás

no solo esos si no los recursos desestimados por que la pruebas no se ven bien es algo que desmoraliza

Nombre
antonio salamanca garcia