Connect with us

Entrevistas

Eva González: «No podemos resolver nada con la ley si un gobierno no es transparente en su forma de gobernar»

Es la letrada que ha puesto en jaque al Ejecutivo de Mark Rutte y cuya historia será expuesta en una serie multiplataforma

Eva González Pérez (Foto: advovatenblad)

Tiempo de lectura: 4 min



Entrevistas

Eva González: «No podemos resolver nada con la ley si un gobierno no es transparente en su forma de gobernar»

Es la letrada que ha puesto en jaque al Ejecutivo de Mark Rutte y cuya historia será expuesta en una serie multiplataforma

Eva González Pérez (Foto: advovatenblad)



Eva González Pérez es oriunda de Cáceres aunque muy lejos de allí se escribe su gesta. Es en Países Bajos donde esta letrada ha hecho caer al Ejecutivo de Mark Rutte en un caso de discriminación por parte de la Hacienda hacia ciudadanos inmigrantes, que se vieron obligados a devolver una serie de subvenciones sin motivación ni fundamento.

Una letrada contra la fuerza del gobierno representa el necesario romanticismo del que se abastecen los nuevos juristas para iniciar su andadura en la profesión. Su labor es inspiradora. Y merece ser conocida.



E&J- Eva, tienes perseverancia y, por supuesto, pericia. De lo contrario -y esto se olvida a menudo- la comisión de investigación que acabó condenando a parte del Ejecutivo holandés nunca se habría producido. ¿Cuál fue el principal reto legal al que se enfrentó?

E.G.P.- Creo que para mí un desafío legal es el hecho de notar que se está infringiendo la ley y que no dejen de hacerlo a pesar de que les señale la infracción. Entonces, para mí el reto es ir hasta el extremo para detener la ilegalidad para mis clientes.

E&J.- Sinceramente, cuando inició el proceso judicial, ¿creyó que tendría éxito?

E.G.P.- Nunca dudé de los procedimientos legales. También llamé varias veces con el titular del expediente, el abogado de la Agencia Tributaria, para decirle que no tenía ninguna posibilidad pero este señor seguía pensando que la Agencia Tributaria tenía razón por lo que el procedimiento tenía que continuar.

«En principio, el gobierno debe ser controlado por el parlamento, por lo que en España, el mismo resultado debería ser alcanzable en teoría» (Foto: Advocatie/ROB ENGELAAR)

E&J.- Después de completar el gran hito jurídico por el que se le conoce, ¿cree que se está haciendo justicia de forma efectiva en los Países Bajos, y cree que estas acciones habrían tenido el mismo resultado en el caso de España?

E.G.P.- En los Países Bajos estamos ahora en una fase de recuperación y esa fase no va bien. En lo que respecta a España, me gustaría decir en primer lugar que, por supuesto, no estoy exactamente familiarizado con las relaciones entre Cámara baja y gobierno. En principio, el gobierno debe ser controlado por el parlamento, por lo que en España, el mismo resultado debería ser alcanzable en teoría. Ahora sé que muchos probablemente me encontrarán poco crédulos con esta respuesta, pero si la ley funciona y la democracia funciona, la práctica debería demostrarlo.

E&J.- ¿Ha recibido presiones de algún grupo de presión afín al gobierno o directamente de sus miembros?

E.G.P.- No, no siento presión ni me dejo presionar. Sólo he recibido el apoyo y la ayuda de parlamentarios, periodistas, profesores universitarios, el defensor del pueblo nacional, la autoridad de datos personales y los denunciantes. Junto a estas personas, que consideran la ley por encima de todo y siguen siendo humanas, han salido muchas cosas.

E&J.- ¿Cuál cree que es el principal problema del sistema judicial y cree que hay una tendencia en Europa hacia los delitos relacionados con la exclusión racial?

E.G.P.- He estudiado, al igual que ustedes, el informe de las Naciones Unidas. Es complejo tomar una posición sobre esta cuestión. El problema en mi expediente es que el tratamiento sobre la segunda nacionalidad (y eso es otra cosa que el  perfil étnico) era secreto. El público no lo sabía y se descubrió por accidente. Por tanto, se trata de la transparencia, y si ésta no existe, el sistema jurídico no puede ofrecer una solución para aplicar la discriminación. Si la discriminación se oculta, dependemos de los errores que cometa un gobierno cuando salga a la luz. Eso sí me preocupa; no podemos resolver nada con un sistema legal si un gobierno no es transparente en su forma de gobernar.

«Siempre dije que quería ser abogado porque, como siempre decía mi padre, no tendría jefe» (Foto: TVienes)

E&J.- Un hito como el suyo siempre levanta polvareda: hay quien piensa que los extranjeros no deben recibir la misma ayuda que los nacionales. ¿Qué te parece? 

E.G.P.- Estas palabras me hieren. Un ser humano es un ser humano y nadie es más o menos. Algunos ciudadanos han acabado en sus puestos sin tener la culpa. Cualquiera puede caerse en la vida, y entonces tienes que encontrar apoyo hasta que puedas volver a hacerlo por ti mismo.

E&J.- ¿Por qué se hizo abogado?

E.G.P.- Bueno, siempre dije que quería ser abogado porque, como siempre decía mi padre, no tendría jefe. Estoy muy agradecida por haber podido hacer este estudio y sentir esa libertad cada día.

E&J.- Por favor, dé algún consejo a nuestros abogados más jóvenes.

E.G.P.- No quisiera dar consejos directamente, porque tampoco tengo todos los conocimientos, pero sí me gustaría decir esto: que acudan los estudiantes a los tribunales en la medida de lo posible y siga las audiencias en el fondo de la sala. Esto le dará la experiencia necesaria durante sus estudios. Charla con los abogados que salen después y pruébalos. Pida los documentos de los juicios (de forma anónima, por supuesto) para poder ver y absorber la práctica. Si asiste a dos audiencias cada semana, habrá asistido a más de 200 audiencias tras cinco años de estudio, ¡y eso es experiencia! Tendría que ser una asignatura. Gracias al contacto con los abogados durante los procesos judiciales, es posible que le reconozcan si alguna vez tiene que solicitar un empleo, y encontrarlo será más fácil.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments