Connect with us
Reportajes

Rodolfo Tesone, presidente emérito de ENATIC: “Nuestro país está liderando la lucha por la internacionalización de los derechos digitales”

El objetivo es que la ONU se inspire en la Carta Española para crear una declaración sobre derechos digitales como hizo la UE

Rodolfo Tesone, abogado digital, uno de los impulsores de la Carta de Derechos Digitales en la sede de Naciones Unidas (Foto: World Jurist Association)

Luisja Sánchez

Periodista jurídico




Tiempo de lectura: 11 min

Publicado


GUARDAR CONVERTIR A PDF


Reportajes

Rodolfo Tesone, presidente emérito de ENATIC: “Nuestro país está liderando la lucha por la internacionalización de los derechos digitales”

El objetivo es que la ONU se inspire en la Carta Española para crear una declaración sobre derechos digitales como hizo la UE

Rodolfo Tesone, abogado digital, uno de los impulsores de la Carta de Derechos Digitales en la sede de Naciones Unidas (Foto: World Jurist Association)



Dos años después de que se presentase en la Moncloa la Carta de Derechos Digitales, creada a partir del trabajo realizado por el Grupo asesor de Expertas y Expertos constituido por la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, se ha abierto un camino internacional que ha convertido dicha Carta en origen de la Carta de Derechos Digitales de la Unión Europea (EU),  de aquella otra Iberoamericana y del germen de una tercera en las Naciones Unidas.

Rodolfo Tesone, presidente emérito de la Asociación Nacional de Expertos de la Abogacía TIC (ENATIC) y uno de los integrantes de ese Grupo de Trabajo, subraya a Economist & Jurist que “en España hemos liderado la defensa de los derechos digitales situándonos en la vanguardia del humanismo tecnológico”.



Así, señala que, “hemos tenido la primera Carta de Derechos Digitales y gracias al impulso de Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, tanto en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos primero, como en la Unión Europea después online payday loans, se ha logrado la consolidación de ese compromiso, que cristalizó en diciembre del 2022 con la Declaración de los Derechos y Principios Digitales de la Unión Europea,  y posteriormente en la Carta Iberoamericana de Principios y Derechos en entornos digitales, firmada en la Cumbre Iberoamericana de República Dominicana en marzo del 2023”.

Este jurista acaba de regresar de Nueva York, donde ha participado en el 60º aniversario del Congreso Mundial del Derecho World Law Congress, organizado por la World Jurist Association -la Asociación de juristas más relevante a nivel mundial presidida por el español Javier Cremades-, con la misión de presentar la Carta de Derechos Digitales junto a Carme Artigas.



En este contexto, Tesone tuvo la oportunidad de mantener contacto con los principales líderes y mandatarios asistentes al Congreso, como Su Majestad el Rey Felipe VI de España, de quien afirma que “mostró su sensibilidad y su total apoyo y predisposición para defender los principios y valores de dicha Carta en el plano internacional”. En este evento junto al monarca español también estuvieron presentes Ursula Von Der Leyen, presidenta de la UE, y Justin Trudeau, primer ministro canadiense, así como otros jefes de Estado y otras personalidades.



“En este escenario presentamos el proyecto internacional de la Carta de Derechos Digitales, junto a Carme Artigas, y un día después lo hicimos en la Sede de las Naciones Unidas donde suscribimos un convenio entre la World Jurist Association que representada por su Presidente Javier Cremades, y el Consorcio Internacional por los Derechos y Libertades Digitales a quien tuve el honor de representar”.

SM Felipe Vi de España que se ha puesto encabeza par defender el desarrollo de los derechos digitales a nivel internacional (Foto: World Jurist Association)

Un Consorcio Internacional de relieve

Este Consorcio Internacional está integrado por organizaciones como ENATIC, CGAE, ISMS FORUM, Fundación Esys, ICMedia y el Colegio de Registradores, contando con el apoyo de Unicef, APEP, Pantallas Amigas o OdiseIA entre otros muchos organismos. Este acuerdo nace con la misión de ser la entidad que impulse y desarrolle la Carta de Derechos Digitales, tanto en nuestro país como en otras jurisdicciones a nivel internacional.

Gracias a este consorcio, suscrito dos días antes de las elecciones del 23 de julio en España, en el seno de la World Jurist Association, se va a crear un grupo de trabajo para el impulso y el desarrollo de la Carta de Derechos Digitales en el contexto internacional, con la mira puesta en la Cumbre del Futuro de las Naciones Unidas que se celebrará en Portugal en septiembre del 2024 para incluir la Carta en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

“Se trata de que pueda desarrollarse la Carta de Derechos Digitales en otras jurisdicciones y que lo asuman de forma progresiva sus miembros”, aclara Tesone. Asimismo, el jurista destaca que “estamos inmersos en un cambio de Era que viene propiciado por las tecnologías disruptivas, como la Inteligencia Artificial, Robótica, Computación Cuántica, Big data, Cloud Computing, Blockchain, Metaverso, Biotecnología, Neurotecnología, Realidad Virtual/Aumentada, Objetos y Materiales Inteligentes, Impresoras 3D, Vehículos Autónomos, etc.”

Para este experto “es evidente que pueden conllevar innumerables ventajas y avances para la humanidad, pero también y a la vez, importantes riesgos y amenazas que debemos atender y gestionar de manera inmediata”, comenta.

Así subraya que, “es por ello que en España y en la Unión Europea hay un consenso en que se debe impulsar el desarrollo tecnológico, pero sobre la base del Humanismo Tecnológico, lo cual implica situar a la persona y a sus derechos en el epicentro del ecosistema tecnológico y del entorno digital para garantizar la protección de nuestros derechos fundamentales”.

A juicio de Tesone, el verdadero problema reside en lo que respecta al entorno digital y a la tecnología, ya que “nos encontramos en un tablero de juego global, donde mientras en la Unión Europea abogamos por proteger y garantizar los derechos fundamentales, en otros entornos geopolíticos se rechaza esto. Como es el caso de China y otros estados no alineados en los que la soberanía recae sobre el Estado por encima del individuo; o como en Estados Unidos donde la soberanía digital recae sobre las grandes plataformas multinacionales y empresarios multimillonarios que no siempre se comprometen a cumplir con esos Derechos Digitales, ni con esos Principios y Derechos Democráticos, lo cual se traduce en que no hay una armonización regulatoria con unas normas comunes que permitan garantizar tales derechos y principios en el entorno tecnológico”.

Es por ello que, este jurista recalca que es fundamental conseguir internacionalizar los principios y valores de la Carta de Derechos Digitales en el marco de las Naciones Unidas, y de ahí la importancia de esta misión llevada a cabo en Nueva York en el marco del World Law Congress y de la firma del acuerdo de colaboración en la Sede de las Naciones Unidas para su impulso y desarrollo.

Javier Cremades, presidente del World Jurist Association, Carme Artigas, Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial y Rodolfo Tesone posan tras el acuerdo suscrito entre dicha Asociacion de Juristas y el Consorcio Internacional de Derechos y LIbertadaes Digitales que suscribieron un acuerdo de colaboración (Foto: World Jurist Association)

El derecho tecnológico en auge

El caso de Rodolfo Tesone, él es uno de los abogados referentes en derecho tecnológico en nuestro país. El jurista cuenta con veinte años de ejercicio profesional con despacho propio centrado en esta práctica, a la que hay que añadir su faceta académica como Director del Máster de Derecho Digital de la Universidad de Barcelona (pionero a nivel estatal) y su faceta institucional como presidente y fundador de ENATIC, entidad que promovió la primera Declaración de Derechos Digitales Europea en Cádiz, en octubre del 2011 durante el X Congreso de la Abogacía.

A lo largo de estos años, el concepto de derecho digital ha ido evolucionando ante las nuevas realidades que han surgido como la transformación Digital de las Organizaciones, la Inteligencia Artificial, el desarrollo de la protección de datos, el metaverso o la regulación procedente de Europa, “lo que ha convertido a esta práctica en un nicho de mercado importante en el que las organizaciones requieren de profesionales expertos y de despachos externos que les asesoren en derecho digital y en el cumplimiento de las normas, cada vez más complejas”, apunta Tesone.

A ello hay que añadir la transversalidad de la especialización, “el derecho digital afecta prácticamente a todas las ramas del Derecho: Derecho civil, laboral, mercantil, administrativo, penal, constitucional, etc., y su cumplimiento se ha convertido en algo fundamental para toda organización, hasta el punto de que constituye una parte principal en la gestión y análisis de riesgos legales, así como en la cultura y gestión del cumplimiento normativo que ahora deberá también incorporar a la Carta de Derechos Digitales y a toda su regulación de desarrollo dentro de sus Sistemas de Compliance”.

En este contexto, Tesone, al igual que otros expertos considera que la irrupción de la IA es una de las amenazas más evidentes a estos derechos digitales que queremos exportar y que sean asumidos por la comunidad internacional. A su juicio “es fundamental una necesaria regulación para que el concepto de humanismo tecnológico sitúe a la persona y a sus Derechos Fundamentales en el epicentro del desarrollo tecnológico y de la Inteligencia Artificial, y que ello además constituya la principal ventaja competitiva de la Unión Europea frente a otros entornos geográficos a nivel internacional”.

En su opinión, “la falta de ese compromiso con el humanismo tecnológico y con los valores y principios que se desprenden de la Declaración Universal de los Derechos Humanos podría comprometer seriamente el futuro y la garantía de los Derechos Fundamentales en el entrono digital en los próximos años. Ahora mismo países como Estados Unidos y China no están del todo comprometidos”.

Rodoldo Tesone y Carme Artigas en el evento de la World Jurist Association en la ONU explicando el contenido de la Carta de Derechos Diggitales Española (Foto: World Jurist Association)

Como antes mencionaba, “en el caso de China entienden que es más importante el Estado que el individuo, subordinado siempre al primero. Y en el caso de EEUU las prioridades pasan por potenciar al máximo la libre economía por encima de los derechos de los ciudadanos. Es vital que en los próximos años podamos lograr el compromiso de estas dos administraciones en el cumplimiento de los derechos digitales”.

Al final considera que de lo que se trata es que todo lo que se haga en el Mercado Único Digital en la UE, en el campo del desarrollo tecnológico, “se haga siempre cumpliendo la Declaración de Derechos y Principio Digitales en la Unión Europea, que data de diciembre del 2022 inspirada en nuestra Carta Española de Derechos Digitales, como así también lo es la Carta Iberoamericana de Principios y Derechos Digitales de marzo del 2023”.

Desde su punto de vista, “esto provocará que los modelos de negocio digitales tengan que adaptarse a los derechos digitales en el futuro y que en el futuro tengan que comprometerse y demostrar su cumplimiento todas estas empresas y organizaciones para operar en el entorno digital; la idea es que puedan acreditar que realmente su actividad cumple con la Carta de Derechos Digitales y con su regulación, con ese sello de cumplimiento que consigan al certificarse para esta materia. Ahí encaja el nuevo compliance del derecho digital”.

El contenido de esta Carta Digital está permanentemente de actualidad, sin ir más lejos, y ahora que estamos en periodo vacacional, parece evidente como en nuestro país el derecho a la desconexión digital, incluido dentro del campo en la Carta de Derechos de Entorno Laboral y Empresarial no está cuajando y los trabajadores siguen recibiendo comunicaciones fuera de su tiempo de trabajo lo que vulnera su tiempo de trabajo, como ya vimos en un reciente reportaje en Economist & Jurist.

Al mismo tiempo, las comunicaciones que se reciben de forma aleatoria pese a que se modificó la Ley General de Telecomunicaciones en su artículo 66 sigue generando llamadas extemporáneas de muchas empresas que manejan los datos personales de muchos ciudadanos sin excesivo rigor, lo que supondría vulnerar el Derecho a la Protección de Datos incluido en el apartado de Derechos de la Libertad.

“Al final de lo que se trata es empoderar a los ciudadanos ante el abuso continuo que hay por parte de las grandes empresas y multinacionales en esas cuestiones y en otras como el poder comunicarse con líneas aéreas y tour operadores con los que es prácticamente imposible comunicarse porque no tienen teléfono gratuito y es imposible acceder a ellas. Es un problema que debe resolverse para evitar estas prácticas abusivas intolerables y proteger mejor a los consumidores”, aclara Tesone.

Precisamente, días antes de la presentación de la Carta de Derechos Digitales en la ONU tuvo lugar un acto conmemorativo del segundo aniversario de la Carta de los Derechos, organizado por la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, ENATIC y el Consejo General de la Abogacía Española celebraron.

En ese escenario se volvió a poner sobre la mesa la necesidad de un desarrollo legislativo para impulsar la mencionada Carta así como de la consiguiente dotación de recursos para fortaleces a las autoridades de control, desarrollar las medidas para la garantía y eficacia de derechos y concienciar y empoderar a ciudadanos y operadores digitales de la forma más urgente posible.

Esta Carta como marco de referencia pretende ser el punto de arranque para desarrollar legislación tanto de carácter transversal como de carácter específico, siempre con la idea de que el legislador se comprometa a salvaguardar los principios y artículos de esta Carta de Derechos Digitales. En ese escenario, pilares como la Inteligencia Artificial se tiene que desarrollar tomando en consideración los artículos de nuestra Carta, apunta Tesone.

Acto en Madrid con motivo del 2 aniversario Carta Derechos Digitales, Operadores jurídicos posan con Carme Artigas y Rodolfo Tesone, en el centro, acompañados por Moises Barrio, Carlos Balmisa del Colegio de Registradores, Belén Arribas y Carlos Saíz presidente de ENATIC y vicepresidente ISMS Fortun (Foto: E&J)

El futuro es una legislación armonizada común

Para este jurista digital “hay que darse cuenta que dicha Carta tiene un carácter declarativo pero al a vez una fuerza regulatoria importante por cuanto la Unión Europea, como la propia Carta Iberoamericana y esperemos que en breve en las Nacionales Unidas, haya un firme compromiso multilateral por parte de todos de empezar a regular legislación armonizada para que todos vayamos a una en contexto regulatorio armonizado y compatible, pero partiendo desde la misma Carta”.

Una buena noticia es que Red.es acaba de aprobar una serie de ayudas para apoyar los trabajos que se hagan de esa Carta de Derechos Digitales en el futuro para distintos profesionales.

Tesone aclara que son ayudas por valor de casi nueve millones de euros que van a ir destinadas a universidades, organismos que se han comprometido en la defensa de los derechos digitales, como ENATIC e ISMS Forum, segmentados en seis apartados que van desde la protección de datos, seguridad de la información, libertad de expresión, metaverso o inteligencia artificial entre otros

“Es una buena noticia que el Consorcio Internacional por las Libertades y Derechos Digitales liderado por ENATIC, CGAE, ISMS FORUM, Fundacion Esys, ICMedia y el Colegio de Registradores entre otros, para poder arrancar su actividad a partir del próximo mes de septiembre. Será una plataforma líder y de referencia para poder impulsar y desarrollar esta Carta de Derechos Digitales de una forma más profesional ahora con recursos económicos, y en la que queremos integrar a todas las personas y organizaciones comprometidas y vinculadas con los Derechos Digitales”.

Un grupo de primer nivel

Ese grupo que ha dado origen a la Carta de Derechos Digitales ha estado formado por Borja Adsuara, profesor, abogado y consultor; Moisés Barrio, letrado del Consejo de Estado; Manuela Battaglini, CEO de Transparent Internet; Tomás de la Quadra-Salcedo, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III; Susana de la Sierra, profesora titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Castilla-La Mancha; y Celia Fernández Aller, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad Politécnica de Madrid.

Junto a ellos Enrique Goñi, del Instituto Hermes; Simona Levi, cofundadora de XneT; Paloma Llaneza, CEO de Razona Legal Tech; Ricard Martínez, director de la Cátedra de Privacidad y Transformación Digital de la Universitat de València; Miguel Pérez Subías, presidente de la Asociación de Usuarios de Internet; José Luis Piñar, catedrático Derecho Administrativo de la Universidad CEU-San Pablo; y Argelia Queralt, profesora de Derecho Constitucional de la Universitat de Barcelona.

Asimismo, en este grupo también participan Javier Ruiz Díaz, policy director de Open RightsGroup; Emilia Saiz, secretaria general de UnitedCities and Local Governments (UCLG) y participante en CC4DR (CitiesCoalitionfor Digital Rights de Naciones Unidas); Ofelia Tejerina, presidenta de la Asociación de Internautas; Rodolfo Tesone, diputado del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona y presidente  emérito de ENATIC; así como  Carissa Véliz, investigadora de Ética y Humanidades en la Universidad de Oxford.

Dicho documento nace para asegurar que el marco normativo vigente garantiza la protección de los derechos individuales y colectivos de las personas, los valores constitucionales que constituyen el único cimiento posible de la convivencia en el entorno digital.

Ahora que acaban de cumplirse dos años desde su presentación, se organizó este evento conmemorativo antes mencionado para continuar trabajando en el desarrollo y consolidación de una Carta de Derechos Digitales adoptada el pasado 14 de julio de 2021 por el Gobierno.

Dicha Carta se estructura en seis grandes apartados: «derechos de libertad», «derechos de igualdad», «derechos de participación y de conformación del espacio público», «derechos del entorno laboral y empresarial» y, finalmente, «derechos digitales en entornos específicos». Y en cada uno de estos ámbitos se contiene una relación de derechos que suman un total de veinticinco.

Ahora, según subraya Rodolfo Tesone, el reto es su impulso y desarrollo en un mundo global en constante cambio, donde a los retos normativos que emergen en este contexto hay que añadirles la irrupción de nuevas tecnologías que pondrán a prueba si es posible lograr el ansiado concepto de humanismo digital.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora jurídica



Recibe nuestra newsletter de forma gratuita