Publicidad
Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » No merece protección el derecho al honor de quien genera polémica y participa en programas de crónica social
No merece protección el derecho al honor de quien genera polémica y participa en programas de crónica social

No merece protección el derecho al honor de quien genera polémica y participa en programas de crónica social

El Tribunal Supremo establece que la protección del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen quedará delimitada por las leyes y por los usos sociales, atendiendo al ámbito que, por sus propios actos, mantenga la persona reservado para sí misma o su familia.

Se determina que aunque en los programas televisivos de crónica social, o entretenimiento de tono más agresivo, las expresiones objetivamente insultantes u ofensivas pueden ser constitutivas de intromisión ilegítima en el derecho al honor, de acuerdo con una concepción programática del lenguaje, prevalece la libertad de expresión, aunque puedan no ser plenamente justificables.

En caso enjuiciado, se caracteriza porque la demandante que reclama la protección de su derecho al honor adoptó pautas de comportamiento muy peculiares, consistentes en reportajes escandalosos o subidos de tono, en unión de otros personajes del mismo ámbito televisivo, que le abrían camino para sus participaciones directas en otros programas, en general retribuidas.

Ante tales circunstancias, el Alto Tribunal concluye que quien voluntariamente se presta a participar en estos programas, mediante retribución, generando polémica para así lograr su aparición en programas sucesivos gracias a pautas de comportamiento extravagantes o escandalosas, no puede pretender que se proteja su honor frente a expresiones objetivamente ofensivas o insultantes de los guionistas, presentadores y colaboradores de estos programas.

Así pues, no existe intromisión ilegítima en el derecho al honor de la demandante sino una especie de juego mutuamente aceptado en el que esta, por sus propios actos y mediante retribución, aceptaba que sus apariciones extravagantes, escandalosas o subidas de tono tuvieran como contrapartida una respuesta en forma de expresiones objetivamente insultantes u ofensivas.

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Infringido el derecho de asociación por denegar la votación de un grupo de socios en asambleas generales

Infringido el derecho de asociación por denegar la votación de un grupo de socios en asambleas generales

En el presente caso, el reconocimiento de la condición de socios de los demandantes desde el 30 de junio de 2011, fecha en que se firmó la escritura pública de fusión por absorción entre las dos asociaciones, debió llevar consigo la anulación de aquellos acuerdos adoptados en las asambleas de la asociación demandada con posterioridad a esa fecha en las que ... Leer Más »

Puede no haber apropiación indebida del promotor aunque no entregue las viviendas y se quede con el dinero recibido

Puede no haber apropiación indebida del promotor aunque no entregue las viviendas y se quede con el dinero recibido

En el caso enjuiciado, el promotor no ha devuelto cantidad alguna de las entregadas a cuenta del precio pactado con los compradores para la construcción de unas viviendas. El Alto Tribunal, ha establecido en una reciente sentencia que no puede considerarse constitutivo de un delito de apropiación indebida, actuaciones como las del caso planteado, cuando el dinero recibido por el promotor, se ... Leer Más »

La valoración de la prescripción siempre debe favorecer al reo

La valoración de la prescripción siempre debe favorecer al reo

En una reciente sentencia se ha establecido que los términos en que el instituto de la prescripción venga regulado han de ser interpretados con particular rigor en tanto que perjudiquen al reo, sin posibilidad de interpretaciones in malam parte de la normativa reguladora de la prescripción ( art. 25.1 CE ), que está al servicio de la seguridad jurídica de los ... Leer Más »

Los médicos podrán trabajar hasta los 70 años por cuestiones organizativas

Los médicos podrán trabajar hasta los 70 años por cuestiones organizativas

Se señala que el artículo 26.2 de la Ley 55/2003 no establece un derecho a la prórroga en el servicio activo hasta los setenta años de edad sino sólo una mera facultad de solicitarla condicionada al ejercicio por el Servicio de Salud –la Administración recurrida– de su potestad de autoorganización en función de sus necesidades articuladas en el marco de ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Logo Header Menu
Right Menu Icon

Comparte este artículo

¡Comparte este contenido con tus amigos!