Connect with us

Despachos

Alexander Benalal (ThinkSmartLaw): «No puedes poner un mensaje de «fuera de la oficina» y olvidarte de tus clientes»

Redactora de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 3 min



Despachos

Alexander Benalal (ThinkSmartLaw): «No puedes poner un mensaje de «fuera de la oficina» y olvidarte de tus clientes»



El mes de agosto es el período habitual de descanso de la Abogacía. Desde Economist & Jurist, nos hemos planteado la siguiente cuestión: ¿Cómo se desarrolla la actividad de los despachos españoles durante el presente mes vacaciones? Para responder al anterior interrogante, hemos contactado con los miembros de más de quince firmas nacionales e internacionales.

En particular, hoy daremos a conocer cómo es la gestión de la firma ThinkSmartLaw durante el presente mes de agosto. Para ello, contamos con Alexander Benalal, Socio de la firma.



Alexander Benalal (FUENTE: ThinkSmartLaw)

E&J.- ¿Qué porcentaje de miembros de su firma está actualmente de vacaciones?

A.B.- En este instante 66/100 pero, por el tipo de firma que somos y perfil de clientes, independientemente de que uno esté o no de vacaciones, no existe una desconexión total como tal de ninguno de nosotros. No puedes poner un mensaje de “fuera de la oficina” y olvidarte de tus clientes.

«Esté o no de vacaciones, no existe una desconexión total»

E&J.- ¿Qué tres ventajas tiene trabajar en agosto? ¿Y tres desventajas?

A.B.- Como ventajas destacaría que:

  • Trabajar en agosto no implica necesariamente trabajar desde la oficina. La carga de trabajo de agosto suele ser de clientes extranjeros y que no requieren de reuniones presenciales por lo que es posible trabajar con absoluta normalidad desde la playa o la montaña.
  • Hay menos flujo de correos y llamadas y eso permite mayor concentración.
  • ¡Si se trabaja desde la ciudad, es un placer que esté vacía!

Como desventajas:

  • Es más difícil mantener un contacto fluido con compañeros de otros despachos o avanzar en todo aquello que requiera tramites institucionales.
  • Los abogados que tenemos hijos solemos estar casi obligados a las vacaciones en agosto.
  • ¡El calor!

E&J.- ¿Cómo se gestiona en su firma quién trabaja y quién descansa durante el presente mes de agosto?

A.B.- De forma totalmente natural y orgánica, cada cual decide sus vacaciones.

«Incluso de vacaciones, estamos en contacto con nuestros clientes».

ThinkSmartLaw no es una firma al uso. Somos profesionales con alrededor de 20 años de experiencia cada uno, socios ex directores de nuestras prácticas en otros despachos nacionales e internacionales, y nuestro perfil de cliente es un cliente nacional o extranjero, generalmente de bastante sofisticación, que nos busca a nosotros concretamente. El aspecto personal y la relación con nuestros clientes es fundamental. Por lo tanto, incluso de vacaciones, estamos en contacto con nuestros clientes.

E&J.- En su firma, en el caso de que se requiera de la actuación urgente u opinión de un compañero que está de vacaciones, cómo se gestiona? ¿Existen algunas reglas de actuación prefijadas?

A.B.- No hay reglas. Somos una boutique y como tal cada persona somos fundamentales, igual que nuestros clientes también lo son. Comprobamos emails, atendemos las urgencias y por supuesto estamos en contacto constante. No existe protocolo alguno, nuestro concepto, número y seniority nos permite tener las prioridades claras y nuestra filosofía es que el cliente es el verdadero socio. Al mismo tiempo la mayoría de los clientes nos conoce bien y si estamos de vacaciones en agosto no nos consultan, salvo urgencia.

«El cliente es el verdadero socio»

E&J.- Por último, a su juicio, ¿trabajar en agosto beneficia la conciliación familiar?

A.B.- Creo que la conciliación familiar es un asunto que puede variar en cada familia y según la forma de concebir el trabajo. Las tecnologías han flexibilizado todo. El trabajo ya casi no tiene un componente geográfico. Han perdido peso el concepto de “oficina”, el dónde y casi el cuándo se trabaje.  Por el contrario es un valor esencial aportar valor añadido y la cercanía y disponibilidad.

«Han perdido peso el concepto de ‘oficina’, el dónde y casi el cuándo se trabaje»

En mi caso eso te impide desconectar en agosto pero al mismo tiempo integras tu trabajo en tu vida de una forma más natural, menos compartimentada. Y desaparece esa necesidad de desconectar. El trabajo es un aspecto más que se integra orgánicamente. A lo mejor un lunes de octubre has de estar fuera en una reunión del colegio pero un día de agosto has de trabajar mientras tus hijos están en la playa. Es decir, que la conciliación, en un perfil de despacho como ThinkSmartLaw, diría que está implícita en el propio concepto de despacho. Es un despacho que hemos construido como quisiéramos que fuesen todos, una prolongación de los que somos socios.  ¡Qué mayor conciliación que esa!

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments