Connect with us

Actualidad de los despachos

Baker & McKenzie busca nueva sede en Madrid



El despacho de abogados Baker & McKenzie se prepara para cambiar de sede en Madrid. Actualmente la firma se ubica en el número 92 de la Castellana, pero su contrato vence en diciembre del año que viene.

Según han indicado fuentes de la empresa, han estado trabajando en elaborar un análisis de las prioridades y necesidades que tiene el despacho y a partir de septiembre se iniciará el proceso de identificación de inmuebles y negociación con los propietarios.

Sin embargo, fuentes del sector aseguran que el despacho ya ha tomado los primeros contactos con algunos grupos patrimonialistas. Así, indican que la firma ha analizado su traslado a un edificio que actualmente pertenece a Colonial y se encuentra en la calle Serrano.





Asimismo, la firma podría haber tanteado también la Torre Picasso, que contará con espacio libre cuando EY ejecute su traslado a la Torre Titania, propiedad de El Corte Ingles, y Castellana 81, que se está sometiendo a un proceso de reforma por parte de su propietario, GMP, según indican las mismas fuentes.





Baker & McKenzie, que firmó el contrato con Pontegadea a finales de 2014 para instalarse en su actual emplazamiento, la antigua sede de Terra, necesita alrededor de 7.000 metros cuadrados.

El despacho que tiene un año y medio para elegir una nueva sede que cumpla con sus requisitos, va a buscar un inmueble con espacios más colaborativos, indican. Esa es su principal prioridad, por encima incluso de la localización, que pasa a un segundo plano. Asimismo, las características medioambientales del edificio serán también importantes en su decisión.

La mudanza de este bufete sigue la senda de la que han realizado importantes compañías en Madrid, como es el caso de EY o de KPMG, que se ha trasladado desde Azca (Torre Europa) a la Torre de Cristal, en el norte de Madrid, donde la firma de servicios profesionales ha logrado también espacios más diáfanos. Sin embargo, no es fácil encontrar oficinas de alta calidad en Madrid. La disponibilidad de este tipo de activos representa únicamente el 8% de los 2,1 millones de metros cuadrados desocupados en la capital, según JLL. Además, tan solo el 21,7% del stock se encuentra dentro del distrito financiero.

 

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *