Connect with us

Despachos

Los profesionales del Derecho se rinden a TikTok, Youtube o Twitter

Los abogados, conscientes del impulso que pueden dar a su imagen, están cada vez más presentes en redes sociales

(Foto: E&J)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 5 min



Despachos

Los profesionales del Derecho se rinden a TikTok, Youtube o Twitter

Los abogados, conscientes del impulso que pueden dar a su imagen, están cada vez más presentes en redes sociales

(Foto: E&J)



Por lo general, cuando se habla de digitalización de la Justicia enseguida se piensa en cuestiones como LexNET, juicios telemáticos o gestiones a través de Internet. Pero la digitalización va mucho más allá. Son cada vez más los despachos que cuentan con perfiles en una o varias redes sociales, a través de las cuales se dan a conocer, captan nuevos clientes y ofrecen una serie de servicios. Ya hay algunos de estos abogados o despachos que alcanzan la categoría de influencers por el gran número de seguidores en las redes.

El abogado mediático no es algo nuevo. Si repasamos la historia reciente encontramos letrados que comenzaron saltando a la fama por llevar casos de gran trascendencia en los medios y que han terminado incluso siendo colaboradores en televisión, lo que les ha dado una mayor proyección. Uno de estos ejemplos es Marcos García Montes, colaborador en el Programa de Ana Rosa que se hizo famoso por ser el abogado de Rafael Escobedo, el asesino de los marqueses de Urquijo, José María Ruiz Mateos, o la madre de Rocío Wanninkhof, una niña asesinada en 1999.



Aunque aún hoy la participación en juicios mediáticos ayuda a despachos y letrados a lograr cierta notoriedad, está muy claro que esto puede terminar siendo flor de un día, eso si el caso en cuestión no termina quemando la imagen del abogado.

La red profesional

LinkedIn está considerada como la gran red profesional y es un sitio en el que parece que hay que estar. Sin embargo, circunscribirse a esta red sin tener en cuenta otras opciones es un error. YouTube y Facebook son también una herramienta muy potente para lograr una mejor conexión con los clientes. YouTube es una de las redes sociales más utilizadas y ya es aprovechada para colocar videos de carácter informativo tanto del propio bufete como de cuestiones prácticas relacionadas con el mundo del Derecho. Hay ocasiones en las que casi basta con aparecer en esta red social sin necesidad de publicar en un canal propio.

Los abogados incrementan su presencia en redes sociales. (Foto: E&J)

Por ejemplo, el youtuber Un Tío Blanco Hetero ha ganado una demanda a una tuitera que le acusó de ejercer violencia contra las mujeres. Ha publicado un vídeo en el que habla con su abogado de la sentencia y, en el momento de escribir este texto, contaba con casi 70.000 visualizaciones en solo cuatro días y casi 500 comentarios. No hace falta destacar mucho la importancia que este vídeo esta teniendo para la imagen del abogado.

Otra de las redes sociales más utilizadas y que permiten difundir contenidos variados es Facebook. Además, esta red no solo permite incluir campañas de publicidad, sino que facilita una interacción muy inmediata con clientes presentes y potenciales.

Según aseguran desde la agencia BluCactus, “cuando un bufete de abogados se da a conocer por medio de las redes sociales, puede posicionar su marca afianzando su credibilidad”. “El contenido que proporcione a través de las redes sociales debe ser completo para atraer a clientes potenciales que formarán una gran comunidad digital”, aclaran.

Desde esta agencia defienden que “las redes sociales logran hacer cambios extremos porque tienen mucho poder y permiten lograr aportar una mejor comunicación”. En este sentido, “cuando un bufete de abogados presta su servicio por medio de una red social, puede lograr una comunicación cercana con los clientes, a quienes les encanta obtener una atención personalizada en donde fluya una interacción”, de manera que “en el momento en que una marca cuenta con suficiente información de sus clientes, puede ofrecer un mejor servicio y sin mucho esfuerzo”.

Cualquier red es buena

Cualquier red social puede valer para que un despacho o un abogado pueda lograr notoriedad en Internet. Solo hay que tener un buen contenido, consistencia en el ritmo de publicaciones y rapidez a la hora de contestar a las comunicaciones del público.

Una red que en un primer momento puede parecer que no tiene mucho que ver con el mundo del Derecho y que sin embargo se está convirtiendo en un gran escaparate de abogados y bufetes es TikTok, la red creada para compartir vídeos cortos. Esta plataforma, conocida por los vídeos sobre todo de bailes, tiene cada vez con más contenido jurídico y entre sus filas de usuarios hay abogados que tienen un número muy serio de seguidores.

La cuenta de TikTok de Andrés Millán,@lawtips, tiene más de 1,5 millones de seguidores. (Foto: Mutualidad de la Abogacía)

Xavi Abat (@xavi_abat), un abogado barcelonés que tiene más de 900.000 seguidores y que comparte vídeos con consejos legales y resuelve las dudas jurídicas que le exponen los usuarios de la plataforma. Abat señala que gracias a la popularidad de sus vídeos ha recibido un gran número de clientes a su despacho.

Otro de los abogados influencers en TikTok es Andrés Millán, (@lawtips), que tiene 1,5 millones de seguidores y 46,7 millones de Me Gusta. Empezó a subir contenido porque “estar en redes sociales es la clave para llegar a la máxima cantidad de personas en menos tiempo; y el derecho son las reglas del juego que todos jugamos, por lo que viene muy bien conocerlas”. En vídeos de 60 segundos, que difunde tanto en Tik Tok como en Instagram, explica, de una manera dinámica y fácil de entender, leyes, sentencias y novedades legales.

‘Influencers’ en Youtube

Por lo que respecta a Youtube, un ejemplo de éxito es Donna Alcalá, que en su canal cuenta con 119.000 suscriptores. Alcalá es una veterana en las redes sociales. Publicó su primer vídeo en 2013. Según ha manifestado en alguna ocasión, tenía claro que quería emplear esta red social para “humanizar la abogacía”, mostrando una imagen “cercana, natural, sincera, imperfecta y moderna” a través de su propia experiencia en el sector legal.

También triunfa en Youtube Vicente Marín, que gestiona el canal Parainmigrantes.info. Sus 251.000 suscriptores le han convertido en un referente en cuestiones de inmigración. Su objetivo inicial fue captar clientes, “pero al final, en materia de inmigración empiezas a contar cosas, a dar consejos… y llega un momento en el que la gente te empieza a dar las gracias y a decirte que le has ayudado”, explica.

Por lo que respecta a Twitter, la red social tiene con cuentas importantes en el mundo de la abogacía. Ese es el caso de José María de Pablo (@chemadepablo), que reúne en su cuenta a 95.100 seguidores. Decidió crear su cuenta para divulgar el Derecho Penal y ayudar a que la gente no tuviera una visión equivocada de lo que es la justicia. En su cuenta hay desde análisis de sentencias hasta el relato de anécdotas personales vividas en los juzgados.

Las redes sociales no son utilizadas exclusivamente por abogados. Estas plataformas son usadas igualmente por jueces y fiscales. Un ejemplo de representante de la fiscalía es Escarlata Gutiérrez (@escar_gm), que es muy activa en Twitter. Escribe hilos propios comentando sentencias e interacciona con otros usuarios para generar debate. Ha logrado reunir a 50.600 seguidores en su cuenta, creada entre otros motivos para que los ciudadanos lleguen a conocer el Ministerio Fiscal.

Por lo que respecta a la Judicatura, cabe destacar a Natalia Velilla (@natalia_velilla), que tiene 39.300 seguidores en Twitter. En su cuenta se pueden encontrar comentarios generales sobre la Justicia, así como sobre violencia de género o familia.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments