Connect with us
Actualidad

Felipe VI: «Fuera del respeto a la Constitución no hay democracia ni convivencia posibles, no hay libertades, sino imposición”

En su tradicional discurso navideño, el rey apeló a la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, como valores que cohesionan al sistema democrático

Felipe VI durante el mensaje de Navidad. (Imagen: Casa Real)

Luisja Sánchez

Periodista jurídico




Tiempo de lectura: 5 min

Publicado




Actualidad

Felipe VI: «Fuera del respeto a la Constitución no hay democracia ni convivencia posibles, no hay libertades, sino imposición”

En su tradicional discurso navideño, el rey apeló a la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, como valores que cohesionan al sistema democrático

Felipe VI durante el mensaje de Navidad. (Imagen: Casa Real)



En este décimo discurso navideño el Rey Felipe VI reclamó este domingo «preservar la integridad de la Constitución». Recalcó que fuera de la Carta Magna «no hay democracia» y que «la división es causa de errores históricos«.

«No podemos permitir que el germen de la discordia se instale entre nosotros», ha dicho, subrayando el «deber moral» de preservar la «unidad de nuestro país» y la «solidaridad» entre comunidades autónomas.



En su discurso, que duró  en total 12 minutos y 59 segundos con los himnos, Felipe VI lució un traje azul marino, camisa blanca con rayas finas y corbata con motivos geométricos en tonos azules.

“Constitución”, con catorce menciones, ha sido el término más empleado de su mensaje, por delante de “España”, con trece, y “convivencia”, con cinco, lo que refleja las ideas que ha querido recalcar el jefe del Estado.



A su derecha, es decir, a la izquierda de la imagen, se han situado las banderas de España y de la Unión Europea y una fotografía enmarcada en la que los reyes y la infanta Sofía aplauden a Leonor, princesa de Asturias, en el acto de juramento de la Constitución Española ante las Cortes Generales, el pasado 31 de octubre. También se ha podido apreciar un misterio con el nacimiento del Niño Jesús, la Virgen María y San José, de la colección privada de la familia real. A la izquierda de Felipe VI, (a la derecha en la pantalla) se han podido ver dos libros, El Museo del Prado y Obras Maestras, Colecciones Reales, además de un árbol de Navidad. Por su parte, en las paredes han lucido los cuadros habituales en la Sala de Audiencias, pertenecientes a la Colección de Patrimonio Nacional y de temática mitológica.



«Buenas noches, como cada Nochebuena tengo la oportunidad de felicitaros la Navidad y transmitiros junto a mi familia nuestros mejores deseos», comenzó diciendo. «Es una tradición que me agrada mantener y que también me permite hacer llegar a todos sus hogares unas reflexiones sobre nuestro presente y los retos que se nos plantean como país».

«Las dificultades económicas y sociales que afectan a la vida diaria de muchos españoles son una preocupación para todos, una preocupación que se manifiesta especialmente en el empleo, la sanidad, la calidad de la educación, el precio de los servicios básicos y indudablemente contra la inaceptable violencia contra la mujer o, en el caso de los jóvenes, con el acceso a la vivienda«, enumeró el monarca.

Felipe VI se refirió también a otras cuestiones que, a su modo de ver, también afectan al desarrollo de nuestra vida colectiva: «la Constitución y España». Tras recordar el 45º aniversario de la Constitución, Felipe aseguró que ésta «es, sin duda, el mejor ejemplo de la unión y convivencia entre españoles».

El rey recordó su discurso el octubre pasado en Asturias en el que señaló que «es con la unión, con el esfuerzo colectivo y con las actitudes solidarias como se construyen las grandes obras (…) Es así como un país progresa».

«Naturalmente en España todo ciudadano tiene derecho a pensar, a expresarse y a defender sus ideas con libertad y respeto de los demás, pero la democracia también requiere respeto a los consensos básicos que hemos compartido y que nos unen desde hace varias generaciones», aseguró el monarca.

Constitución Española. (Foto: Congreso de los Diputados)

El papel de la Constitución

«Y esa unión que tiene profundas raíces históricas y culturales debe descansar sobre los valores que rigen toda convivencia democrática: la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. Esos son los valores que nos cohesionan, que le dan fuerza y permanencia a un sistema democrático como el nuestro y así los define y establece nuestra Constitución, que ha sido el mayor éxito político de nuestra reciente historia y que supuso la culminación de un proceso que mereció una admiración y un reconocimiento internacional extraordinarios», expresó.

«Gracias a la Constitución conseguimos superar la división, que ha sido la causa de muchos errores en nuestra historia, que abrió heridas, fracturó afectos y distanció a las personas. Superar esa división fue nuestro principal acierto hace ya casi cinco décadas. Por eso evitar que nunca el germen de la discordia se instale entre nosotros es un deber moral que tenemos todos porque no nos lo podemos permitir», recordó.

El monarca también reivindicó la Constitución como «instrumento y garantía imprescindible para que la vida de los españoles pueda seguir discurriendo con confianza, estabilidad y certidumbre«. No obstante, también dejó claro que no solo requiere que «la respetemos sino que conservemos su identidad como pacto colectivo de todos y entre todos para un propósito compartido».

«Fuera del respeto a la Constitución no hay democracia ni convivencia posibles, no hay libertades, sino imposición; no hay ley, sino arbitrariedad. Fuera de la Constitución no hay una España en paz y libertad y junto a la Constitución, España», explicó el rey.

«Iniciamos hace medio siglo un nuevo camino, lo hicimos juntos, democráticamente, en un proyecto común. Aprobamos una visión compartida de España que reconoce el derecho de todos a sentirse y ser respetados a todos en su propia personalidad y en su cultura, con sus lenguas, tradiciones e instituciones», aseguró. Felipe VI insistió en la necesidad de continuar dentro del marco constitucional «decidido por todos los españoles» y recordó que «la razón última de nuestros éxitos presentes ha sido precisamente la unidad de nuestro país».

Respeto a las instituciones

El Rey hizo una mención especial al papel de las instituciones, a las que ha instado a que se sitúen «en el lugar que constitucionalmente les corresponde», un deseo que llega cuando las relaciones entre los tres poderes del estado están más tensionadas que nunca por la amnistía y el ‘lawfare’ -persecución política de los tribunales- y que amenazan con agrietar la convivencia institucional.

Al respecto, dijo  que «todas las instituciones del Estado tenemos el deber de conducirnos con la mayor responsabilidad y procurar siempre los intereses generales de todos los españoles con lealtad a la Constitución».

«Cada institución, comenzando por el Rey, debe situarse en el lugar que constitucionalmente le corresponde, ejercer las funciones que le estén atribuidas y cumplir con las obligaciones y deberes que la Constitución le señala», indicó el monarca.

Y añadió que hay que «respetar también a las demás instituciones en el ejercicio de sus propias competencias y contribuir mutuamente a su fortalecimiento y a su prestigio».

Sede del Consejo General del Poder Judicial. (Imagen: CGPJ)

Unas palabras que, sin citarlo, se producen en pleno choque institucional entre los poderes del estado derivado por el clamor de los jueces contra las acusaciones de lawfare de diputados y senadores independentistas.

A ello se suma el deseo de la judicatura de renovar de una vez por todas el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tras cumplir un mandato completo de cinco años en funciones, para lo cual es preceptivo que PSOE y PP se pongan de acuerdo.

El monarca no hizo ninguna mención a la guerra en Oriente Próximo, ni a la de Ucrania, y se ha limitado a resaltar que la presidencia semestral española de la UE “ha reforzado la unidad de Europa”.

«Gracias por vuestro tiempo en esta noche, os deseamos una feliz Nochebuena. Y un recuerdo muy especial para quienes en este momento velan por la seguridad de todos y el funcionamiento de los servicios públicos», se despidió.

1 Comentario
1 Comentario
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Suscriptor E&J(@dummyuser)
3 meses atrás

Pienso que el Rey español está equivocado. Sin democracia no hay Constitución que valga. Quizás me he perdido algo.

Nombre
Enric Bonmatí Guidonet

Última hora jurídica



Recibe nuestra newsletter de forma gratuita