Connect with us

Actualidad Jurídica

El sector bancario español, receloso ante una posible moratoria hipotecaria

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado

Las entidades defienden que ya aplican moratorias a través del Código de Buenas Prácticas y que se están volcando en sus clientes, sobre todo pymes, con nuevas líneas de financiación

El Gobierno italiano decretó una moratoria hipotecaria, haciendo que el resto de países de la zona tiendan a emular la medida. Ahora, nuestro ejecutivo planea aprobar la misma medida, lo que ha generado un gran recelo en la banca española.

Los bancos españoles han asumido que la crisis provocada por un posible contagio de coronavirus producirá efectos análogos a los de Italia, aunque todavía no se han anunciado medidas de carácter oficial. La banca, en un acto de fe, confía en que las medidas anunciadas el pasado martes -bajas por enfermedad o cuarentena y moratoria en el pago de cotizaciones-, además d las que anunciará hoy mismo el Banco Central Europeo, sean capaces de hacer frente a los problemas financieros de las familias. No obstante, no se descartan medidas extraordinarias con gran impacto en el sector bancaria, al objeto de impedir que la economía española se desplome.





Como sabemos, la economía española depende del sector terciario; restauración, transporte y servicios. Precisamente estos sectores son los que más afectados se verán por el impacto de la crisis del coronavirus. La crisis, actualmente, se pronostica que será aún mayor de lo esperado, produciendo pérdida de liquidez en familias y pymes. Ahora, la tesorería de la SS teme que la crisis dure más de dos meses, lo que agudizaría aún más los efectos económicos negativos.

Al objeto de paliar estos efectos económicos indeseables, se está habilitando una línea de crédito por parte del Instituto de Crédito Oficial (ICO), al objeto de ofrecer liquidez a particulares y pymes. Las instituciones europeas anunciarán a partir de hoy más medidas paliativas. Además, las propias entidades financieras están realizando una serie de medidas preventivas.

¿Quién se hace cargo de la deuda contraída por estas medidas excepcionales?

En base a lo anterior, no es de extrañar que alcancemos una situación similar a la de Italia, donde se ha producido una moratoria en el pago de préstamos. Y según el propio Banco de España, los bancos disponen de más 500.000 millones de euros en hipotecas, 180.000 millones dirigidos a financiar el consumo y 440.000 millones para financiar a empresas.

Según Goldman Sachs, la previsión de ingresos de la banca italiana decrece un 22%. En caso de que las previsiones para el sector bancario español sean similares, la banca defiende que sea el propio Estado quien se haga cargo de la moratoria. Esto, además, haría que la deuda no se computara como déficit, lo que contaría con el beneplácito de Bruselas.

Ante toda la problemática, las entidades financieras proponen adaptar el Código de Buenas Prácticas creado en 2012 a la nueva crisis, introduciendo artículos que protejan a otros colectivos también susceptibles de sufrir problemas financieros. Ahora, también podrían ser objeto de moratorias autónomos y pequeñas empresas, que blindan su crédito con sus bienes inmuebles.

Desde Asufin, por ejemplo, solicitan este tipo de medidas por “el enorme impacto que el freno coyuntural de parte de la actividad económica va a tener en las economías domésticas de trabajadores y profesionales autónomos”.

Estas asociaciones también instan al Gobierno a que retrase el calendario de solvencia, el colchón anticrisis (MREL), así como se les permita reducir el ratio de liquidez.

 

 

 

 

Formación Economist & Jurist





Do NOT follow this link or you will be banned from the site!