Connect with us

Actualidad Jurídica

Falso dentista se sentará mañana en los Tribunales tras causar lesiones a un paciente



  • Un falso dentista se sentará mañana en el Banquillo acusado de intrusismo profesional y lesiones, al hacerse pasar por odontólogo cuando su verdadera profesión era la de comercial.

El acusado, que se hacía pasar por dentista, cuando en realidad era un comercial que explicaba a los dentistas cómo se usaban las herramientas necesarias para colocar los implantes dentales que fabricaba la empresa para la que trabajaba. En una de sus intervenciones, colocó los implantes a un paciente, provocándole lesiones e incluso la pérdida de cinco piezas dentales y de varios de los implantes, dejando sus agujas en la boca del paciente.

El fiscal sostiene que, en marzo de 2014, pese a no estar licenciado en odontología, ni ser médico especialista, practicó una intervención a un paciente en la clínica de un tercero que sí era odontólogo, pero se limitó aplicar anestesia al paciente el cual no sabía que el acusado no era odontólogo, algo que el paciente lesionado desconocía y que le provocó numerosas lesiones y pérdida de piezas dentales. Algo que, subraya, ha marcado su vida desde entonces y que le ha afectado en el ámbito personal y laboral, además de psicológicamente.  Además, tuvo que someterse posteriormente a varias cirugías para la implantación de hueso y colocación de una prótesis dental.

Mañana jueves 18 y el viernes 19 de junio, se sentará en el banquillo para ser juzgado por un delito de intrusismo profesional, con resultado de lesiones, en el juzgado número 6 de instrucción de Avilés. Además, la Fiscalía cree que no era la primera vez que ocurría, ya que también realizaron intervenciones a otros pacientes, por tanto, la fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de intrusismo profesional y un delito de lesiones por imprudencia grave, teniendo como cooperante necesario al dentista, que prestó su clínica para realizar las intervenciones. Para el primero pide dos años y medio de cárcel y para el segundo un año y seis meses, además de una indemnización para los pacientes afectados.





Economist & Jurist realizará un seguimiento del caso e informará periódicamente.





 

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *