Connect with us
Actualidad

La Justicia perdona una deuda de más de 30.000 euros a una familia de Pontevedra

La jueza ha exonerado del pasivo insatisfecho a los deudores al aplicar la Ley de la Segunda Oportunidad

Juzgados de Vigo. (Foto: Xunta de Galicia)

Tiempo de lectura: 4 min



Actualidad

La Justicia perdona una deuda de más de 30.000 euros a una familia de Pontevedra

La jueza ha exonerado del pasivo insatisfecho a los deudores al aplicar la Ley de la Segunda Oportunidad

Juzgados de Vigo. (Foto: Xunta de Galicia)



Una familia de la localidad viguesa de Pontevedra, la cual se vio afectada de manera directa por la crisis generada por la pandemia del coronavirus al perder el hombre su trabajo y no poder hacer frente a los préstamos que había solicitado previamente, ha visto perdonada su deuda de 30.365,75 euros por el Juzgado Mercantil número 3 de la misma localidad. La jueza ha exonerado del pasivo insatisfecho a los clientes de Bergadà Asociados al aplicarse la Ley de la Segunda Oportunidad.

Uno de los exonerados se había dedicado la mayor parte de su vida laboral trabajando por cuenta ajena, realizando tares de montajes industriales y mantenimiento con maquinaria pesada. Desde enero de 2020 empezó a trabajar en Toulouse (Francia) ya que las condiciones laborales y salariales eran mejores que en España, sin embargo, cuando empezó a gestarse el Estado de Alarma por el Covid-19 y el cierre de fronteras, los trabajadores españoles tuvieron que regresar al territorio nacional, por lo que perdió su empleo.



«En ese momento también me quedé sin cobrar el paro porque en la empresa anterior me di de baja voluntaria y en la nueva sólo estuve trabajando tres meses, por lo que no hubo el tiempo suficiente para generarlo», recuerda el hombre. Esto provocó que, pese a su voluntad, no pudiera encontrar un trabajo que se ajustase a su experiencia. Con la pérdida de trabajo «pudimos negociar un aplazamiento, pero posteriormente no se nos permitió reunificar los préstamos para tener un solo pago. Además, cometimos el error de pedir tarjetas y solicitar otros préstamos para pagar los anteriores. Fue una mala decisión, ya que debido a los intereses las deudas fueron cada vez mayores, llegándose a multiplicar por tres, y era imposible asumirlas».

«Al no encontrar trabajo, porque tampoco se podía ir a las entrevistas de trabajo, tomamos la decisión de que lo más importante era poder comer, sobre todo nuestros hijos, y pagar el alquiler del piso en el que vivimos. Fue duro, porque nos hemos tenido que ajustar muchísimo el cinturón e, incluso, vender cosas que consideramos que no eran necesarias como el coche. Han sido tres años muy difíciles y restrictivos para nosotros», añade el hombre.



Además, puntualiza que hace un año fue intervenido quirúrgicamente de la rodilla al parecer artrosis por lo que «actualmente tengo una incapacidad permanente y esto también hace que los ingresos sean muy inferiores a los que estábamos acostumbrados antes de esta situación«.



En 2021, a través de un despacho que se publicita en televisión, la familia conoció la Ley de la Segunda Oportunidad, pero no salió como esperaba, «ya que al inicio hubo una comunicación fluida, pero entrados en el 2022 todo cambió, porque sólo nos podíamos comunicar por correo electrónico o por una aplicación que tienen y nunca recibíamos respuesta. Y cuando te encuentras en una situación así tan solo pides asesoramiento y que te expliquen cómo va todo».

La gota que colmó el vaso fue «cuando un día llamé al juzgado de Vigo para saber cómo estaba mi expediente y me dijeron que aún estaba pendiente de subsanación por parte de mis abogados. Contacté con ellos después de muchos intentos y me dijeron que tuviera paciencia, pero no podíamos más».

(Foto: Bergadà Asociados)

Por ello, a finales del año pasado, el hombre se puso a buscar información a través de Internet y encontró en Facebook el Foro de la Ley de Segunda Oportunidad que lleva Marta Bergadà, abogada y socia fundadora de Bergadà Asociados. «Le hicimos una consulta y rápidamente nos respondió que le enviáramos la documentación para ver qué se podía hacer. Posteriormente, consultó el expediente en los juzgados y comprobó que los plazos que tenían los abogados habían finalizado, algo que nos dejó sorprendidos», cuenta. De hecho, Bergadà expone que «es sorprendente que haya algunas personas que se muestren tan insensibles con las que lo están pasando realmente mal».

Por esta razón, el matrimonio decidió cambiar de abogado y contratar los servicios de Bergadà Asociados. «Perdimos el dinero que habíamos entregado al otro despacho, una cantidad importante y que nos hubiera ido muy bien para cubrir determinados gastos, pero decidimos empezar de cero porque la situación era insostenible«, remarca. Incluso, Bergadà recuerda que «estaban en un momento límite y de desamparo».

En ese momento fue cuando se inició el procedimiento y a mediados del mes de octubre recibían la noticia de la exoneración del pasivo insatisfecho por parte de la jueza gracias a la Ley de la Segunda Oportunidad. El hombre comenta que, «Le estaremos eternamente agradecidos a Marta Bergadà y a su equipo por todo lo que han hecho por nosotros, porque siempre han estado muy atentos y pendientes”.

Además, añade que «el día que me llamaron para darme la noticia estaba en un curso, porque estoy ampliando mi formación, y no me lo podía creer. Cuando se lo dije a mi mujer tampoco se lo creía. Esta situación nos había provocado mucho sufrimiento e, incluso, nos ha quitado años de vida. Era como estar en un pozo sin fondo, porque la deuda nunca se acababa, debido a los elevados intereses y a las llamadas y acoso contante que hemos recibido durante tres años por parte del banco, llegando a acosarnos a nuestro piso un acreedor para que le pagáramos».

Señala que «ahora la situación ha cambiado y también hemos aprendido de los errores cometidos. Nos hemos quitado la carga de las deudas y ahora respiramos mucho más aliviados, sabiendo que nuestros hijos pueden comer cada día y podemos hacer frente al alquiler de nuestra vivienda sin sufrimiento».

Por su parte, Marta Bergadà reflexiona que «los abogados tenemos la misión de dar a conocer la Ley de la Segunda Oportunidad y, a su vez, estar al lado de nuestros clientes, asesorándoles de la manera más correcta e informándoles de cada paso del procedimiento. Su confianza en fundamental para que todo salga bien».

1 Comentario
1 Comentario
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
7 meses atrás

Desde 1833 la localidad de Vigo pertenece a la provincia de Pontevedra y no al revés.
Saludos de un pontevedrés

Nombre
Diego Pazó Olmedo

Última hora jurídica



Recibe nuestra newsletter de forma gratuita