Connect with us

Jurisprudencia

El Supremo acaba con la inmersión lingüística en Cataluña tras rechazar el recurso de la Generalitat

El Alto Tribunal confirma la sentencia del TSJ de Cataluña que obligó a los centros a impartir el 25% de las clases en castellano

Tiempo de lectura: 3 min



Jurisprudencia

El Supremo acaba con la inmersión lingüística en Cataluña tras rechazar el recurso de la Generalitat

El Alto Tribunal confirma la sentencia del TSJ de Cataluña que obligó a los centros a impartir el 25% de las clases en castellano



El consejero catalán de Educación, Josep González-Cambray compareció el pasado martes 23 de noviembre para anunciar que el Tribunal Supremo no ha admitido el recurso que la Generalitat presentó contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que impuso en 2020 un mínimo de 25% de clases en castellano en todos los centros de la comunidad.

En su breve comparecencia el consejero pidió a los centros que no alterasen sus proyectos lingüísticos.  Una demanda que ha ratificado este mismo miércoles, en una carta enviada a todos los directores de escuelas e institutos.



La Generalitat ha dejado claras sus intenciones de no acatar la sentencia. Sin embargo, se trata de una sentencia firme y si la Generalitat persiste en su desobediencia, se procedería a la ejecución forzosa.

Sede del TSJC en Barcelon (Foto: Consuelo Bautista)

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) (16/1272020)

La Sala de lo Contencioso Administrativo del alto tribunal catalán aceptó en 2020 el recurso que la Abogacía del Estado interpuso en 2015, bajo el Gobierno del PP, obligando a que un mínimo del 25% de las clases sean en castellano.

El sistema de inmersión en Cataluña, en esencia, se basa en que la lengua vehicular, es decir, el idioma en el que se dan las asignaturas, es el catalán. El castellano solo figura como una materia más, de la que se imparten dos o tres horas semanales por alumno.

Fue la primera vez que el TSJC fijó ese porcentaje del 25% para el conjunto de escuelas catalanas, porque hasta esa sentencia, solo lo había acordado para una decena de alumnos cuyas familias habían recurrido a título particular el sistema de inmersión.

En su sentencia, los jueces consideran que el uso vehicular de la lengua castellana en el sistema de enseñanza de Catalunya «es residual, o al menos así es en una parte significativa de centros», algo que supone «una infracción del marco jurídico vigente».

Además, para tomar su decisión los jueces pidieron al Govern datos sobre la lengua empleada en los centros. De 184 escuelas e institutos analizados, solo en un 2% de los centros de primaria y en un 12% de secundaria se impartían un 25% de clases de materias troncales en castellano. 

La Generalitat ya anunció entonces su intención de recurrir al Supremo.

“Le ofrezco a Sánchez nuestros senadores para que si tiene que aplicar el artículo 155 solo en éste ámbito educativo, lo haga” (Foto: Partido Popular)

Providencia 18/11/2021: El TS inadmite el recurso de la Generalitat

La providencia no entra en el fondo del asunto porque explica que las cuestiones planteadas se centran en la valoración de la prueba que no son recurribles en casación ante el Supremo. Contra la resolución no cabe recurso alguno.

La inadmisión del recurso convierte la sentencia del TSJC en firme y ejecutable. Así lo dispone la ley y así lo afirmó ayer la ministra de justicia Pilar Llop tras las declaraciones del conseller.

¿Qué ocurre si la Generalitat no acata la sentencia?

El Gobierno señala que le corresponde al TSJC y no al Gobierno instar a que se aplique la resolución judicial, de acuerdo con la ley 29/1998 de la jurisdicción contenciosa administrativa. Si en dos meses no se cumpliese la sentencia y la Generalitat persistiese en la desobediencia, entonces las partes afectadas sí podrían solicitar la ejecución forzosa (art. 104.2).

La Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), asociación formada por padres y madres que quieren que sus hijos puedan estudiar también en lengua castellana en Cataluña, advierte de que denunciará al Govern catalán si no cumple con la decisión del Tribunal Supremo transcurrido dicho plazo.

Por su parte, nadie en el Gobierno ha anticipado cómo van a actuar. El líder del PP, Pablo Casado, ha pedido aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña en caso de que el Govern no cumpla la sentencia: “le ofrezco a Sánchez nuestros senadores para que si tiene que aplicar el artículo 155 solo en éste ámbito educativo, lo haga”, ha declarado.

El artículo 155 de la Constitución española (CE) se dirige a garantizar la sujeción de las Comunidades Autónomas al ordenamiento jurídico. Dispone que, si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, previo requerimiento al presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, el Gobierno podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del interés general.

1 Comentario
1 Comentario
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
9 días atrás

Una nova mostra del biaix d’aquesta revista en els ultims temps. Portem més de 3 segles d’imposició del castellà i d’arraconament (si no directament prohibició) del catalá. El sistema de la immersió linguistica es quelcom positiu i incontestable per a que el català no es perdi i que, a la vegada, garanteix que tothom surti de l’escola coneixent perfectament ambdues llengües, tal com any rere any demostren les proves d’accès a la universitat. El que es vergonyant (però del que ningú se n’exclama) es el poc ús del català a l`àmbit juridic. En el meu cas tan sols una vegada he seguit un procediment en català, i ja porto més de 34 anys d’exercici professional. Ja està bé de mentir (i encara hi haurà qui s’estranyi de l’augment del sentiment independentista!). Apa, «ahí lo dejo». I qui vulgui traduir-ho que usi el google translate.

Nombre
Antoni Romaní