Connect with us
Derecho Mercantil

Perdonan 350.500 euros a un matrimonio que cerró su negocio por la negativa de los bancos a renovar la póliza

La Justicia ha aplicado la Ley de la Segunda Oportunidad a la pareja endeudada, exonerando del pasivo insatisfecho

(Imagen: E&J)

María González Villasevil

Redacción editorial E&J




Tiempo de lectura: 2 min



Derecho Mercantil

Perdonan 350.500 euros a un matrimonio que cerró su negocio por la negativa de los bancos a renovar la póliza

La Justicia ha aplicado la Ley de la Segunda Oportunidad a la pareja endeudada, exonerando del pasivo insatisfecho

(Imagen: E&J)



El Juzgado de Primera Instancia número 6 (mercantil) de Lleida ha perdonado una deuda de 350.478 euros a un matrimonio que era dueño de un negocio del sector de la automoción. La Justicia ha aplicado la Ley de la Segunda Oportunidad, exonerándoles así del pasivo insatisfecho.

La pareja abrió en el año 2006 un negocio de automoción con representación de una marca. La empresa funcionaba correctamente, llegando a tener hasta siete trabajadores, y los beneficios que tenían los invertían en mejorar las instalaciones y las condiciones de los empleados.



Sin embargo, en el año 2008 y a raíz de la crisis económica se produjo una bajada drástica de clientes. Pese a que el matrimonio intentó seguir adelante y estar al corriente de los pagos, los bancos le denegaron renovar la póliza del negocio por lo que se vieron en la obligación de cerrar la empresa.

«Los bancos empezaron a cortar los créditos, por lo que los clientes dejaron de adquirir vehículos. Los beneficios se redujeron y sobrevivíamos gracias al taller de chapa y pintura que teníamos. No obstante, estábamos al día de pagos, ya que incluso mi mujer y yo dejamos de percibir nuestra nómina para que el negocio saliera adelante y los trabajadores pudieran cobrar como lo habían hecho hasta el momento», explica el hombre.



Hasta que en el año 2013 los bancos les comunicaron que iban a proceder a no renovar la póliza del negocio, viéndose rápidamente en la obligación de cerrar la empresa e indemnizar a los trabajadores; sin tiempo para poder renovar el negocio. De este modo, quedaron pendientes pagos de proveedores y esa situación de insolvencia acabó derivando en una severa depresión para el matrimonio. Además, el banco también acabó quedándose la casa en la que vivían.



Juzgados de Lleida (Imagen: Bergadà Asociados)

La representación legal de los exonerados ha estado a cargo de Marta Bergadà, socia fundadora de Bergadà Asociados, quien ha asegurado que la pareja hizo un gran esfuerzo para remontar la situación adversa en la que vivían. «El matrimonio se encontraba en una situación límite debido a esa desesperación que tenía. No veían el futuro con claridad porque les habían dado la espalda continuamente y pese a hacer esfuerzos para seguir adelante».

La buena noticia llegó recientemente cuando el juez exoneraba del pasivo insatisfecho al matrimonio gracias a la Ley de la Segunda Oportunidad.

Por su parte, Marta Bergadà comenta que «aquella crisis provocó mucho sufrimiento en numerosos empresarios que, a día de hoy, todavía siguen pasándolo mal. Es por ello que, además de defender a nuestros clientes para que se les perdonen las deudas mediante la Ley de la Segunda Oportunidad, tenemos la obligación de acompañarles y estar a su lado en todo momento».

1 Comentario
1 Comentario
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
2 meses atrás

مرافق تصنيع إيليت بايب Elite Pipe مجهزة بأحدث الآلات ، مما يتيح عمليات الإنتاج الفعالة وجودة المنتج المتسقة.

Última hora jurídica



Recibe nuestra newsletter de forma gratuita