Connect with us

Jurisprudencia

Reconocida una pensión de viudedad a una mujer que sufrió violencia de género sin sentencia condenatoria que lo corroborase

Equipo de redacción de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 5 min

Publicado


Comentar



La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha reconocido, en su sentencia de 28 de abril de 2021, el derecho a percibir la pensión de viudedad a una mujer que fue víctima de violencia de género “a lo largo de prácticamente toda la relación conyugal” y pese a no contar con una sentencia condenatoria por un delito de violencia de género que acreditase tal extremo.

Además, anuncia la Sala que “no comparte la interpretación que efectúa la Juzgadora de instancia en el sentido que la violencia tiene que producirse hasta el mismo momento del divorcio o de la separación, al no ser este el espíritu y finalidad de la norma”.



Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (Foto: Economist & Jurist)

Hechos probados

En marzo de 2012 y julio de 2013, la mujer formuló dos denuncias ante la Guardia Civil por presuntos malos tratos.

En marzo de 2012, la actora fue atendida en el centro de salud de Candeleda (Ávila) por violencia psicológica y física por parte de su pareja.

Después de más de 30 años de matrimonio, en febrero de 2017, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Arenas de San Pedro (Ávila) declaró la disolución por divorcio del matrimonio. Allí, entre otras medidas, no se fijó pensión compensatoria a favor de ninguno de los cónyuges.

A partir del año 2018, la mujer se trasladó a vivir a Gijón junto con unos familiares.

En noviembre de 2019 y noviembre de 2020, la actora tuvo que ser atendida en el Hospital Universitario de Cabueñes por presentar historia de maltrato por exmarido durante 30 años y problemas posteriores al divorcio.

En abril de 2020, fruto del fallecimiento de su expareja, la actora solicitó la pensión de viudedad. En cambio, le fue denegada por el INSS ante la falta de presentación de la documentación requerida.

En noviembre de 2020, después de formular reclamación previa, la actora volvió a ver desestimadas sus pretensiones debido a que no quedó acreditada la existencia de violencia de género.

“La recurrente con anterioridad y a lo largo de su matrimonio sufrió violencia de género a cargo de su exmarido” (Foto: Economist & Jurist)

Recurso de suplicación

En base a los anteriores hechos probados, el Juzgado de lo Social nº 1 de Ávila desestimó la demanda suscrita por la mujer en la que solicitaba pensión de viudedad.

Así, contra la sentencia de instancia recurre ahora la demandante en suplicación.

Desestimado el primer motivo de recurso que tenía por objeto revisar los hechos declarados probados a la vista de las pruebas documentales y periciales practicadas, la Sala se detiene, en el fundamento de derecho tercero de la reciente sentencia, a analizar el segundo y último motivo interpuesto con arreglo al art. 193 c) de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social, es decir, con objeto a examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia.

En primer término, la Sala opta por reproducir dos preceptos de interés y aplicables al caso de autos:

Tras ello, ya en el fundamento de derecho cuarto, la Sala reconoce que “la recurrente con anterioridad y a lo largo de su matrimonio sufrió violencia de género a cargo de su exmarido”. Así, con arreglo a los dos preceptos arriba reproducidos y aunque no se hubiere pactado pensión compensatoria, el Tribunal valora que “debería de serle reconocida pensión de viudedad”.

“La Sala no comparte la interpretación que efectúa la Juzgadora de instancia en el sentido que la violencia tiene que producirse hasta el mismo momento del divorcio o de la separación, al no ser este el espíritu y finalidad de la norma”, agrega.

Así, “con independencia de la dificultad probatoria de este extremo, no sería lógico que una persona que hubiera sufrido violencia de género a lo largo de toda su relación conyugal y que en el periodo inmediatamente anterior a su separación o divorcio no la sufriera o no pudiera acreditarla, no tuviera derecho en estos casos a pensión de viudedad”. Y, no obstante, “si lo tuviera una persona que ‘solo’ haya sufrido dicha violencia de género en el momento inmediatamente anterior a la separación o el divorcio y no, en cambio, a lo largo de la relación matrimonial”, matiza la Sala.

Para argumentar las anteriores conclusiones, el Tribunal se ayuda de lo manifestado en el fundamento de derecho séptimo de la STS 709/2017, de 26 de septiembre.

En definitiva, como conclusión, la interpretación que la Sala estima como correcta es que “la violencia de género se haya tenido que producir a lo largo de la relación marital con anterioridad a la separación o el divorcio, pero no siendo necesario para lucrar pensión de viudedad en estos casos que se hubiera producido hasta el mismo y preciso instante en que se produjeron la separación o el divorcio”.

Así, como en el caso de autos los malos tratos se sucedieron a lo largo prácticamente de toda la relación conyugal, la Sala de lo Social del TSJ de Castilla y León estima el recurso interpuesto, revoca la sentencia de instancia y declara el derecho de la recurrente a percibir la pensión de viudedad peticionada.

La mujer ha sido representada por el graduado social del Excelentísimo Colegio de Graduados Sociales de Asturias, Daniel Sánchez Díaz.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments