Connect with us
Actualidad

Los abogados del Movimiento J2: “No queremos limosna. No vamos a parar, esto es solo el principio”

En torno a 500 abogados se han concentrado para reclamar la pasarela al RETA y criticar la gestión de la Mutualidad, que hoy ha celebrado su Asamblea General

Manifestación Movimiento J2 frente a sede Mutualidad (Foto: E&J)

Pablo Montes

Periodista




Tiempo de lectura: 10 min

Publicado




Actualidad

Los abogados del Movimiento J2: “No queremos limosna. No vamos a parar, esto es solo el principio”

En torno a 500 abogados se han concentrado para reclamar la pasarela al RETA y criticar la gestión de la Mutualidad, que hoy ha celebrado su Asamblea General

Manifestación Movimiento J2 frente a sede Mutualidad (Foto: E&J)



Pasados cuarenta y dos minutos de las ocho de la mañana, los silbatos y las bocinas se escuchan a distancia, antes de doblar la esquina del Paseo Eduardo Dato, por la calle Miguel Ángel, en el centro de Madrid.

-¿Dónde están nuestras pensiones?, Lomana dimisión, Plan Universal estafa piramidal– , coreaban quienes estaban allí concentrados.



Entre ellos estaba el abogado granadino Miguel Ángel Susino. Tiene 67 años y está absolutamente indignado. En realidad, leva mucho tiempo estándolo, pero ahora ha visto la oportunidad de expresarlo. Perdió 18 años de aportaciones, más de 20.000 euros, cuando se dio de baja en la Mutualidad para pasar al RETA porque quería contratar personal. Si hubiese sido algo más tarde, al menos, podría haber recuperado su dinero cuando llegase el momento de la jubilación. En aquel momento perdió todo lo aportado. Y siente que le han estafado.

La explanada de acceso al edificio de la Mutualidad convertida en paseíllo: megáfono en mano o a pulmón, los manifestantes gritaban a quienes trataban de entrar. Por supuesto, los gritos también se escuchan en la primera planta del edificio en el que hoy se ha celebrado la Asamblea General y en el que se respiraba cierta tensión a primera hora. “Espero que haya debate y que el sentido común de los asambleístas, una vez que conozcan los excelentes resultados de 2022 y les resolvamos las dudas que puedan tener, otorgarán la confianza mediante la aprobación de las cuentas y de la gestión de la Junta de Gobierno”, decía en ese momento el presidente de la Mutualidad, Enrique Sanz a Economist & Jurist. En esa entrevista previa, Sanz señalaba que se había retirado el punto 7 del orden del día (el relativo a la prestación por cese de actividad y modificación de 11 artículos y dos disposiciones adicionales del Reglamento del Plan Universal) porque “entendemos que puede haber algún defecto formal en la convocatoria, pero también para poder explicar este punto con más detalle”, ha dicho. Igualmente, reiteraba su “disposición al diálogo e informaba de que había invitado a la asamblea a tres asociaciones (al sindicato Venia, a la Asociación Libre de Abogados y a Defenda), para que pudieran hablar en el turno de ruegos y preguntas”.



De vuelta a la calle, una abogada malagueña asegura que la renta vitalicia mínima garantizada se le queda en 470 euros, después de 33 años cotizando “lo que me han dicho, ni más ni menos. No he hecho aportaciones extra, pero es que a mi no me dijeron que tendría que hacerlas. Yo confié en su palabra”, manifiesta. “Yo vivía ajena a todo esto”, confiesa otra letrada de Marbella.



“¿Sabes?, Hace unos años yo veía a algunas personas mayores hablando sobre esto y siendo crítica y pensaba que hay gente que no sabe cuando retirarse. Me avergüenzo mucho de haber dudado de ellos”, reconoce la abogada valenciana Amparo Pechuán. En su autobús han venido unas 45 personas. “A mi me llamaron hace unos años y me soltaron algunas cifras y yo no terminé de prestarle atención. No sabía qué intereses tenía esa persona. Ahora me arrepiento”, abunda Belén García, una de las personas que está dinamizando el movimiento en la Comunidad de Madrid.

Ángel López, uno de los portavoces del Movimiento J2, en una conversación con Economist & Jurist, consideraba que la movilización había sido un éxito, que “el movimiento J2 es imparable e irreversible, que esto solamente es el comienzo, que a partir de mañana nos vamos a lanzar hacia los políticos y vamos a exigirles soluciones porque no son aceptables las pensiones irrisorias y hay que darle una solución a esto”. Reconoce que, cuando lanzaron la campaña no pensaban que tendrían tanta fuerza, pero está contento con cómo está funcionando hasta el momento. Sobre los diferentes comunicados emitidos en los últimos días por los colegios de abogados como el de Madrid o por el Consejo General de la Abogacía, sostiene que “se han dedicado exclusivamente a pasar la pelota a la Seguridad Social. Nosotros no queremos limosnas, queremos rescatar nuestro dinero e integrarlo en el RETA y vamos a conseguir abrir esa pasarela”.

Ángel López Manifestación Movimiento J2 frente a sede Mutualidad (Foto: E&J)

María José, abogada madrileña, en cambio, valora el comunicado del ICAM. “Mejor tarde que nunca. A partir de ahí se han pronunciado otros colegios e instituciones. Esto ya no para”.

No son las diez de la mañana y Melisa ya ha abierto su parasol negro. Esta abogada de Barcelona se dio de alta en la Mutualidad hace once años, pero cuando le pasaron las primeras cuotas no había dinero en la cuenta que proporcionó. Así que no es mutualista. Se dio de alta en el RETA y ahora está aquí “porque le podría haber pasado”. “Vengo por todos mis compañeros”, dice. Ese sentimiento de solidaridad y unión profesional que hoy se respiraba no es la tónica dominante en la abogacía. De hecho, no son pocos los que lamentan la escasa implicación de gran parte del colectivo. “Somos muchos miles de mutualistas alternativos, esto tenía que estar lleno hasta la Castellana”, se quejaban. “Hemos venido de todos lados, ¿por qué hay aquí tan poca gente de Madrid?, repetían.

-Yo me dí de alta porque no quedaba más remedio, ¿sabes?-, dice un abogado a otro.

-Anda claro, y yo

De Linares ha llegado Concha Maldonado, en un autobús que también ha traído a unas 50 personas de Úbeda, Baeza y Jaén. Lleva 36 años de ejercicio, tiene 62 años y, si no hay pasarela para que traspasen el dinero aportado a la Seguridad Social, ella es de las que ya no tiene margen para cotizar un mínimo en el RETA. Cuenta que ahora está aportando unas cuotas de 800 euros a la Mutualidad. “Confías en tu colegio y mira. Ahora la cuestión es política”, afirma refiriéndose al cambio normativo necesario para que el cambio que reivindica el Movimiento J2 pueda convertirse en una realidad. Rosalía Hernández es mutualista desde 1984, tiene 65 años y dice que no se resigna a “una pensión de 600 o 700 euros”, sin apenas prestaciones. Alejandro, de Madrid, (nombre ficticio porque prefiere no ser identificado) tampoco era consciente de lo que estaba pasando y dice que “para que le atraquen estos, prefiere que le atraquen los otros”.  A unos metros, otra compañera suya, llegada desde Valencia se indigna: “Esto es una ruina. Y mi marido también es mutualista”, añade.

La abogada Melisa.Manifestación Movimiento J2 frente a sede Mutualidad (Foto: E&J)

El número de personas aumenta con el paso de los minutos, llegan los miembros de la Asamblea más rezagados y, en algún punto, se produce algún pequeño empujón que lleva a dos agentes de la Policía Nacional a situarse momentáneamente en la puerta. “Somos unos manifestantes muy legales. No quemamos contenedores”, grita una abogada al megáfono.

-Oiga, pero que no se pueden mover de aquí- tienen ustedes permiso de concentración, no de manifestación– le dice un Policía Nacional a una de las personas cuando el perímetro se empieza a ensanchar

-¿No son abogados? Algo sabrán de normas-, le espeta otro agente.

-Somos abogados; somos abogados pringados-, le responde la letrada.

Manifestación Movimiento J2 frente a sede Mutualidad (Foto: E&J)

La protesta de hoy era contra la Mutualidad. Pero no solo; muchos han aprovechado para recordar que los abogados del Turno de Oficio trabajan en “condiciones indignas” y que se les debería reconocer en la Seguridad Social.

-“Hasta ahora estuvimos dormidos. Apelaban a la solidaridad y los creímos”-, cuentan varios abogados de Ferrol.

-“Pues yo me dí de baja aquí y de alta en el RETA y resulta que llevo pagando gastos, coberturas de riesgo durante mucho tiempo sin que me diese cuenta de que me lo estaban cargando”-, apunta otra compañera de profesión.

-Debería haber venido Yolanda Díaz, la verdad. Que para algo es de allí y es abogada-, comenta otro abogado gallego.

-A mi me cogió el teléfono, pero me dijo que no podía-, asegura otra letrada de aquella comunidad.

Algo en lo que también han insistido algunos abogados es en que “no se debe olvidar la Administración que, durante mucho tiempo, se ha ahorrado mucho dinero. No le hemos costado nada”. Además, “es que no estamos pidiendo ni un duro, solo que hagan posible que podamos liberar nuestro dinero”.

A las diez de la mañana, son unas 500 las personas que se concentran a las puertas del edificio de la Mutualidad. Algunas más según la organización, unas 350 según cifras aproximadas que comentaba a Economist & Jurist la Policía Nacional, de forma no oficial.

Aunque la media de edad es elevada, también hay algunos jóvenes. El que ameniza y va marcando ritmo a algunos cánticos y proclamas, con unos platillos y un tambor, se llama Francisco Cano. Solo lleva 5 años colegiado y aportando a la Mutualidad. Se va a cambiar al RETA, pero quiere que le devuelvan los 4.000 euros que ha aportado. Otra chica de Madrid ha ido con pancartas para apoyar a su padre, que es abogado y “ se enteró hace un mes de que le iba a quedar una pensión de miseria”.

Eva Gálvez ha salido a las seis de la mañana de Sevilla. Ella ha venido en tren (hay quien ha cogido un avión desde Málaga, por ejemplo, para estar hoy aquí) aporta a la Mutualidad desde 2011 y, “pagando lo establecido en el plan, la simulación, de 2018 a 2023 me ha bajado 200 euros. Ahora se me quedaría en 535. ¿Esto cómo se explica?”, se pregunta.

-¿Por qué ha venido tan poca gente? Yo es que no nos entiendo-, dice otra letrada Sevillana.

No os desmotivéis; en otras causas empezaron cuatro o cinco y han conseguido grandes cosas-, la anima una compañera valenciana.

Manifestación Movimiento J2 frente a sede Mutualidad (Foto: E&J)

A esa hora, la Mutualidad ha publicado en Twitter tres acuerdos a los que se ha llegado en la Asamblea, que ha terminado con todos los puntos del orden del día aprobados.

Los tres acuerdos de la Mutualidad de la Abogacía

Durante su intervención, el presidente de la Mutualidad de la Abogacía, Enrique Sanz, ha informado de los tres acuerdos alcanzados. El primero de ellos consiste en una ayuda reembolsable de 3000 euros, sin intereses, dirigida a mutualistas alternativos que hayan tenido una merma de sus ingresos en los dos últimos trimestres y tengan dificultades para abonar sus cuotas. Por otro lado, a partir de 2024, se amplía la cobertura de salud mental pasando de un máximo de 60 días a un nuevo máximo de 360 en hasta cuatro periodos de 90 días. El otro punto destacado por la propia Mutualidad es la dotación de un millón de euros a la Fundación de la Mutualidad para que sean destinadas a ayudas para los mutualistas alternativos en situación de vulnerabilidad, con ingresos inferiores a 600 euros mensuales y sin recursos patrimoniales.

Asamblea de la Mutualidad. (Foto: Mutualidad de la Abogacía)

Sanz ha señalado que el 73, 35% de los mutualistas son alternativos y que “sus intereses quedan plenamente velados en la aprobación de los puntos del orden del día”. Igualmente, ha asegurado que “se está estudiando ya el desarrollo de una nueva cobertura de incapacidad permanente para la profesión habitual”.

El presidente de la Mutualidad, Enrique Sanz, interviene ante la Asamblea General

La querella

 Hay varios grupos de abogados que consideran que existe base suficiente para interponer una querella contra la Mutualidad de la Abogacía por el delito de administración desleal y, de hecho, se está estudiando la posibilidad. En este sentido, no existe aún consenso: algunos dicen que se deberían presentar múltiples querellas; otros, que se debería presentar una colectiva. Hay alguna abogada penalista afectada que apunta también a que algunas de las acciones se podrían subsumir en el delito de estafa, aunque probar que ha existido ánimo de lucro resulta mucho más complicado y ni siquiera se puede afirmar que haya existido, afirman.

Mientras se desarrollaba la asamblea oficial, en la calle tenía lugar una “alternativa” en la que se ha pedido la destitución de Enrique Sanz, se ha criticado la “falta de mecanismos efectivos y reales de participación en la asamblea”, se han reclamado mejoras fiscales para los mutualistas y se ha instado a la Administración a abrir la pasarela al RETA. Ahora, se ha dicho “vamos a reunirnos con los políticos, porque esto ya es imparable”.

«Lo que los de la Mutualidad no saben es que ni siquiera les necesitamos. Porque ahora somos más, tenemos razón, estamos unidos, organizados dentro de nuestra propia desorganización y nuestra lucha es absolutamente razonable y justa. No lo dudéis, tenemos más representatividad que los de ahí dentro, porque ellos no nos representan. ¿Por qué no podemos saber lo que van a votar nuestros Decanos? ¿Por qué no podemos saber quiénes se presentan como candidatos a Vocales de la Junta de Gobierno? ¿Qué representantes son esos? Obviamente, excluimos a los de Movimiento #J2, que les estarán plantando cara ahí dentro. A estos sí los conocemos, sabemos lo que van a votar y son los únicos que nos representan», han dicho en un manifiesto en el que también han asegurado sentirse traicionados por los colegios.

«Hay otro problema. Estamos atrapados a perpetuidad en el nefasto sistema. La normativa actual no permite trasladar nuestros fondos de cotización al RETA o al Régimen General, por lo que si marchamos al sistema público, partimos de cero, en cotizaciones y tiempo de cotización, por lo que la mayoría no llegaríamos al mínimo de 15 años exigido  para tener derecho a una pensión. Tampoco puede olvidarse que el Estado y los poderes públicos, están obligados, conforme establece el artículo 50 de la Constitución, a “garantizar, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”. Sin embargo, el Estado, no ha garantizado nada, porque no ha regulado correctamente, ni supervisado y controlado, sino que ha mirado para otro lado durante décadas, permitiendo un sistema nefasto que nos ha abocado a no poder jubilarnos», se puede leer en ese comunicado.


También atendían los procuradores, que han acudido porque «nosotros, en realidad, estamos igual. Lo que pasa es que somos menos y nadie se fija».

 

Manifestación Movimiento J2 frente a sede Mutualidad (Foto: E&J)

-Vamos, vamos, que están saliendo por abajo- decían algunos abogados, que no iban a dejar sin abuchear a nadie que saliera de la cancela de Eduardo Dato 20

La policía volvía a instar a aquellos que bajaban a toda prisa a volver al lugar autorizado.

El ritmo lo ha puesto, en gran parte, Andalucía. Concretamente Ángel, un gaditano con peluca gris que se ha dejado la voz cantando, como si del carnaval se tratase, con letras referidas a la “pensión con la que se van a quedar” y a las condiciones en las que ejercen los abogados. La mañana ha dejado escenas curiosas. Por ejemplo, dos abogadas contrarias que, en la distancia, han llegado a un acuerdo para evitar un juicio, se veían en persona por primera vez y se fundían en un abrazo.

A partir de las 12.00, algunos abogados se han marchado. Hay quien iba tarareando “El chiringuito”. Otros se acercaban a José Antonio García Calle para exponerle sus situaciones particulares y preguntar por cuestiones económicas.

Los manifestantes han aprovechado hasta el penúltimo minuto. A las 12.58 han disuelto la concentración, entre aplausos con una promesa: “Volveremos, porque esto es solo el principio”.

2 Comentarios
2 Comentarios
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
8 meses atrás

Estoy totalmente de acuerdo con este movimiento, soy abogada mutualista desde hace mas de 33 años, apoyo todo lo que se solicita, nos centramos en la pensión de jubilación, pero creo que nos estamos olvidando de defender tambien el cambio en la prestación por incapacidad total, os voy a contar mi caso, ante todo deciros que soy sorda de nacimiento en un más o menos entre 40-50 por ciento de perdida, estudie derecho por vocacion e inicie mi ejercicio profesional, soy procesalista, paso juicios, algunos profesionales de la medicina, no entienden como puedo pasar juicios, pues bien con gran esfuerzo, dedicación y superación de las dificultades, desde hace diez año puedo utilizar audifonos de alta definición, por cierto esto es un gasto (8.000 €) que no me cubre la mutualidad, y leo en los labios que ayuda, podreis entender en estos años de Pandemia con la mascarilla, lo mal que lo he pasado, desde aqui agradezco a todos mis compañeros, Abogados contrarios que en los Juicios sin reparos se quitaban la mascarilla para que pudiera entender algo.
Despues de 33 años de ejercicio, los años han pasado y mi calidad de Audición y entendimiento ha mermado bastante y se ha agudizado por padecer ahora lo que llaman sensibilidad al ruido (Algiacusia), que me producen dolores de cabeza muy intensos casi a diario. En estos momentos me he planteado solicitar a la Mutualidad una Incapacidad permanente total para la profesion habitual, pues en estas condiciones ya ni con mucho esfuerzo puedo seguir ejerciendo la Abogacia, estoy en fase de tramitación, pero ya me han dicho verbalmente en la Mutualidad que no me lo van a conceder, puesto que en mi caso es una enfermedad preexistente, pues es de nacimiento, al cursar el alta en la Mutualidad, y como ahora ya no es una Mutualidad como tal, sino una Compañia de Seguros, el hecho causante no lo cubren y me denegaran la Incapacidad. Asi que me encontraré en la situación de dejar de trabajar (sin ingresos) y seguir pagando la Mutualidad para tener derecho a una pensión de jubilacion mas decente, porque en esta situación tampoco puedo seguir en trabajos más livianos, y que decir que en los Despachos tampoco ayudan en este cambio, y a la vez tener que demandar a la Mutualidad, asumiendo todos los costes, vamos una situación un poco precaria diria yo.
En mi situación creo que tambien se han encontrado, se encuentran y se encontraran otros compañeros, a los que les han denegado, deniegan o denegaran la Prestación por Incapacidad Permanente, pues una Compañia de Seguros solo defiende sus intereses, y la Mutualidad es una Compañia de Seguros, que solo nos cubre de mala manera un Plan de pensiones, pues la cobertura de IT (a partir del 15 dia) y de las prestaciones de incapacidad siempre las discuten y a la minima las deniegan.
DEBEMOS TAMBIEN LUCHAR POR UN CAMBIO EN LAS PRESTACIONES POR INCAPACIDAD PERMANENTES Y POR LA INCAPACIDAD LABORAL rebajar los dias, pues nos pagan a partir del 15.

Nombre
Lourdes Martin Romero
Anonymous
8 meses atrás

Al contratar, sabíamos como funcionaba la pensión de jubilación. A mi no me dejaron dar de alta en Reta cuando me colegié en el Icasbd. Lo que nadie dijo es que la IT está limitada a 365 días si es por la misma patología. El Covid Persistente me tiene de baja, pero la Mutualidad ya no paga, pero yo tengo que pagar si no quiero perder lo pagado hasta ahora. La misma postura tiene Alter Mutua. Mis compañeros de despacho han presentado demanda contra ambas entidades, pero la huelga de las Laj y los Laj, y ahora de los funcionarios de Justicia , mantienen ambos pleitos pendientes de proveer. Ánimos, todo va bien!

Nombre
Xavier

Última hora jurídica



Recibe nuestra newsletter de forma gratuita