Connect with us

Actualidad

Partición de Ucrania: ¿se parecería a lo sucedido en Corea?

Rusia pretende obligar a Kiev a reconocer la autonomía de las repúblicas de Lugansk y Donestk

Mapa de la península de Corea. (Foto: National Endowment for the humanities)

Responsable de contenido internacional y corresponsal en EE.UU.

Tiempo de lectura: 4 min



Actualidad

Partición de Ucrania: ¿se parecería a lo sucedido en Corea?

Rusia pretende obligar a Kiev a reconocer la autonomía de las repúblicas de Lugansk y Donestk

Mapa de la península de Corea. (Foto: National Endowment for the humanities)



La contienda en Ucrania aún parece no tener solución. Todas las negociaciones mantenidas entre las delegaciones ucranianas y rusas en Bielorrusia no han logrado terminar con esta guerra, aunque han permitido la puesta en marcha de corredores humanitarios en ciudades ucranianas, como es el caso de Mariúpol. Ahora, ambos bandos se reunirán a lo largo de esta semana en Turquía, miembro de la OTAN pero que se ha negado a imponer sanciones a Rusia.

El clima existente entre Rusia y Estados Unidos está lejos de calmarse, mientras el presidente Joe Biden declara que su homólogo ruso, Vladimir Putin, es un “criminal de guerra”, desde el Kremlin rechazan este comentario contratacando al líder demócrata: “fue Estados Unidos el país que empleó por primera vez el arma nuclear sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945”, comentó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.



En el lado ucraniano prevén los requisitos que va a solicitar Moscú para poner fin a la guerra: compromiso por parte de Kiev de que no va a ingresar en la OTAN; desmilitarización del ejército de Ucrania; neutralidad de este país; reconocimiento de la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Lugansk y Donetsk.

Concretamente, el jefe de la inteligencia militar ucraniana, Kirilo Budánov, ha afirmado que lo que realmente quiere hacer Moscú con Ucrania es partirla del mismo modo que hizo con la península de Corea.

Es cierto que Ucrania es un territorio cuya influencia está siendo disputada entre Estados Unidos y Rusia, al igual que sucedió con muchos otros países durante la Guerra Fría. Pero ¿acaso se parece este caso al vivido en Corea?

Partición de Corea

El Imperio Japonés había conquistado lo que se conoce como la actual península coreana en agosto de 1910, aunque el contencioso entre Japón y la dinastía Joseon de Corea comenzó ya en el siglo XVIII.

35 años después tanto la Unión Soviética como Estados Unidos arrebataron Corea a Tokio, a falta de pocos días de que Japón declarase su rendición incondicional, concluyendo así la Segunda Guerra Mundial.

Con Corea comenzó la Guerra Fría y las aspiraciones de Moscú y Washington por aglutinar bajo su esfera política cualquier país del mundo.

En un primer momento, el general estadounidense del frente Pacífico, Douglas Mac Arthur, acordó junto con los soviéticos que estos últimos declarasen la guerra a Japón una vez se hubiera acabado la contienda con Alemania.

Douglas Mac Arthur, general de EE.UU. (Foto: Wikipedia)

Finalmente, Moscú declaró la guerra a Japón el 6 de agosto de 1945, dos días después de que Estados Unidos lanzase la bomba nuclear en la ciudad de Hiroshima, y a la jornada siguiente contingentes militares rusos atravesaron la frontera con Corea. Esta acción bélica sorprendió a Estados Unidos, que observaba cómo su aliado se hacía con el control del norte de Corea.

El 10 de agosto, Estados Unidos, tras lanzar otra bomba nuclear sobre Nagasaki, envió tropas a Busan, al sur de la península coreana. Los combinados militares estadounidenses y rusos deciden detenerse en el paralelo 38º, y evitar un enfrentamiento directo. A partir de ese momento, se conformarían dos Estados: Corea del Norte (de ideología comunista y bajo la influencia Soviética) y Corea del Sur (democrática e influida por Estados Unidos).

A pesar de los intereses de las dos mayores potencias mundiales por hacerse con esta península, la soberanía de los coreanos fue un tema que se trató antes de que finalizase la Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos, Gran Bretaña y la China nacionalista reconocieron en una conferencia organizada en El Cairo (Egipto), el 1 de diciembre de 1943, la soberanía de Corea y el objetivo de devolver este derecho a los coreanos al final de la contienda. Esta cuestión fue reafirmada en la Conferencia de Postdam, en julio de 1945, evento donde los líderes de Washington, Moscú y Londres decidieron la partición de Alemania tras la caída del III Reich.

Ni Estados Unidos ni Rusia volvieron a hablar sobre la cesión de la soberanía en Corea.

Escenario ucraniano

La semana pasada, el Gobierno ruso confirmó el fin de la “primera fase” de la intervención militar en Ucrania, y afirmó que todos sus esfuerzos militares pasarían a centrarse en la región oriental del Donbás.

Mapa bélico en Ucrania. (Foto: ISW / Critical Threats)

Si se observa el mapa de operaciones ucraniano, Rusia tiene el control, por el momento, de los límites noroeste, gran parte de las regiones de Lugansk y Donetsk, así como la cuenca del sur del país, limítrofe con la península de Crimea, anexionada en 2014.

Aunque no sorprende que Putin exija a su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, el reconocimiento de las repúblicas de Lugansk y Donetsk, se antoja complejo suponer que este mismo acabara reconociendo como prorrusas las poblaciones que el ejército ruso ha ido conquistando desde el 24 de febrero.

Ucrania ya se parece a Corea en una cuestión: es un territorio en el que tanto la Casa Blanca como el Kremlin han hecho evidentes esfuerzos por atraerlo a su área de influencia.

En ningún caso hablaríamos de partición de esta nación si finalmente Rusia consigue que Kiev reconozca la soberanía de Lugansk y Donestk, puesto que una importante porción de estas regiones lleva desligada del gobierno ucraniano desde 2014.

Otra cosa, bien distinta, es que Rusia declare la independencia de los territorios controlados por su ejército desde que comenzó la guerra. En caso de que esta situación sea aceptada por el gobierno de Zelenski, sí se podría hablar de una nueva partición de Ucrania, aunque cuente con el rechazo de una gran mayoría de los ucranianos.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments