Connect with us

Artículos

Biblioteca del Congreso de EEUU: un paraíso para los estudiosos del Derecho

Atesora más de 2,9 millones de volúmenes sobre temas jurídicos, incluida una de las mejores colecciones de libros de derecho raros del mundo

Sala de lectura principal (Foto: Wikipedia)

Tiempo de lectura: 4 min



Artículos

Biblioteca del Congreso de EEUU: un paraíso para los estudiosos del Derecho

Atesora más de 2,9 millones de volúmenes sobre temas jurídicos, incluida una de las mejores colecciones de libros de derecho raros del mundo

Sala de lectura principal (Foto: Wikipedia)



Para los amantes de los libros, posiblemente haya pocos lugares tan interesantes, bonitos y atrayentes como las bibliotecas. Si de bibliotecas se trata, pocas hay en el mundo más impresionantes que la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, ubicada en Washington DC.

Aunque la relación pura y dura de una serie de cifras va en contra de la belleza innata de estos templos del saber, es necesario tirar de datos para que nos podamos hacer mejor idea de lo que representa esta institución.



Es una de las mayores bibliotecas del mundo con más de 158 millones de documentos. En su colección se incluyen 36.8 millones de libros en 470 idiomas, más de 68 millones de manuscritos y la colección más grande de libros raros y valiosos, incluyendo una de las únicas cuatro copias en perfecto estado de la Biblia de Gutenberg, y el borrador de la Declaración de Independencia. Además, guarda más de un millón de publicaciones del Gobierno de Estados Unidos.

Edificio de la Biblioteca del Congreso (Foto: Pixabay)

 

La Biblioteca no solo tiene entre sus tesoros libros y documentos. Guarda un millón de números de periódicos de diferentes partes del mundo, de los últimos tres siglos, 500.000 rollos de microfilm, 6.000 títulos de cómics, películas, cerca de cinco millones de mapas, partituras, 2,7 millones de grabaciones sonoras, canciones y más de 13,7 millones de grabados y copias fotográficas. El documento más antiguo es una tablilla de piedra del año 2040 a. C.

Incluye fuentes del derecho romano pre-Justiniano y muchas de las primeras ediciones del Corpus juris de Justiniano

Hay que desatacar que, además de todos los documentos señalados, cuenta con una biblioteca de Derecho que está considerada como la más grande del mundo en su categoría, con más de 2,9 millones de volúmenes. Entre sus tesoros se incluye una de las mejores colecciones de libros de derecho raros del mundo y la colección más completa de boletines legales extranjeros en los Estados Unidos. La Biblioteca de Derecho contiene publicaciones del Congreso de los Estados Unidos que se remontan a la fundación de la nación.

Según la propia página web de la Biblioteca del Congreso, la misión de la Biblioteca de Derecho del Congreso “es proporcionar investigación legal autorizada, servicios de referencia e instrucción, y acceso a una colección incomparable de derecho estadounidense, extranjero, comparado e internacional”. Cuentan con un equipo de especialistas legales y bibliotecarios de derecho con experiencia en el extranjero y Estados Unidos.

Posiblemente, la sección más interesante de la Biblioteca de Derecho es la que alberga las colecciones de libros raros. Están divididos por categorías entre las que se encuentran Materiales legales antiguos de Inglaterra y Estados Unidos, Tradiciones legales europeas, Ley nativa/indígena, Materiales legales hispanos y latinoamericanos, Materiales legales rusos y eslavos o Derecho Marítimo e Internacional.

Hall de la Biblioteca del Congreso (Foto: Pixabay)

En este apartado hay más de 70 incunables y otras 1.600 publicaciones impresas antes de 1801. Incluye fuentes del derecho romano pre-Justiniano y muchas de las primeras ediciones del Corpus juris de Justiniano. En el apartado de Materiales hispanos podemos encontrar casi 2.500 documentos legales españoles de entre los siglos XV y XIX. Los artículos de especial interés incluyen documentos pertenecientes a la Inquisición española; bulas papales y concordatos eclesiásticos; así como leyes, estatutos, instrucciones y decretos de los reyes y funcionarios del gobierno español.

La visita de la Biblioteca no es complicada, aunque requiere de cierta programación. Cualquier visitante tienen que reservar su entrada con antelación a través de Internet y llevarla impresa el día de la visita.

El punto culminante de una visita a la Biblioteca del Congreso es el Gran Salón del Edificio Thomas Jefferson. Columnas de mármol, escaleras, mosaicos y pinturas hacen de este uno de los edificios públicos más bellos del país. Los visitantes también pueden ver exposiciones especiales extraídas de las colecciones de la biblioteca. En este edificio se exhiben algunos de los libros y documentos históricos más importantes de la biblioteca. Por ejemplo, se puede ver el mapa que utilizó por primera vez el término América para el Nuevo Mundo, la biblioteca original de Thomas Jefferson (la base de la Biblioteca del Congreso) y un ejemplar de la Biblia Gutenberg.

Al realizar las visitas guiadas gratuitas, que se ofrecen varias veces al día, se puede ver el Gran Salón y, desde la Galería de Visitantes ubicada justo al lado del Gran Salón, podrá ver la sala de lectura principal desde arriba. Los visitantes también pueden hacer el recorrido por su cuenta con la ayuda de un folleto.

En el caso de que se esté interesado en consultar libros o realizar investigaciones hay que hacer una serie de trámites previos a través de la web de la biblioteca.

Aunque la Biblioteca del Congreso no tiene la fama de otros edificios de Washington DC como la Casa Blanca o el Capitolio, no es exagerado decir que la visita a la Biblioteca es casi obligada para todas aquellas personas amantes de la cultura, los libros, la historia y la belleza porque, creemos que no lo habíamos dicho, el interior del edifico Thomas Jefferson es espectacular.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments