Connect with us

Artículos

Cinco tips para hacer el mejor blog jurídico

Si lo haces bien, puede ser un imán para tu página web y una forma de dar a conocer tu despacho

(Foto: E&J)

Tiempo de lectura: 3 min



Artículos

Cinco tips para hacer el mejor blog jurídico

Si lo haces bien, puede ser un imán para tu página web y una forma de dar a conocer tu despacho

(Foto: E&J)



Si vuestra firma es de las que apuestan por tener una web potente y unas redes sociales nutridas con buen contenido, seguro que en algún momento os habéis planteado tener un blog corporativo integrado en la web del despacho. Contar con un blog corporativo es el mejor escaparate posible para potenciar tu marca personal y la de tu negocio, ya que es una herramienta clave para darte a conocer entre tus clientes y potenciales clientes.

Hacer un blog de calidad no es una tarea fácil. Hay que cuidar una serie de aspectos que son importantes para que nuestro que sea atractivo y se distinga de la competencia. Os brindamos cinco ideas para que hagáis un blog de éxito.



1.- Haz contenido interesante

Aporta algo que creas que tu público necesita saber. Investiga previamente si existe o no una oferta relativamente amplia sobre un tema en la red. De poco te servirá escribir un post sobre un asunto del que todo el mundo ha hablado, en especial si no vas a aportar nada nuevo. Busca enfoques novedosos del tema y aprovecha la marea que generan las cuestiones de actualidad sobre los que todo el mundo busca en Internet.



2.- Usa un lenguaje atractivo

Hay que ponerse en la piel del lector y hacer que le entren ganas de devorar tu artículo. Empieza por un buen titular y no tengas miedo a arriesgarte: usa interrogaciones, trata de responder a quien «googlee» una duda con sus mismas palabras, genera curiosidad y usa un tono didáctico y atractivo. Los títulos del tipo «5 claves para entender…» y las guías rápidas suelen dar muy buen resultado.

Cuando los abogados escriben un artículo en su blog jurídico deben escribir para sus potenciales clientes, no para otros abogados. Estos clientes no tienen por qué entender los tecnicismos que uses. Por eso este tema es muy importante para que lo tenga en cuenta un abogado. El profesional jurídico no ha de evitar por completo el vocabulario técnico que le da rigor. Tiene que lograr un equilibrio entre la claridad de su escrito y el que éste sea lo más correcto posible.

En el blog hay que usar un lenguaje atractivo. (Foto: E&J)

3.- Párrafos de tamaño adecuado

Existe un error común entre algunos abogados a la hora de escribir. Tienden a crear párrafos muy escuetos e, incluso, de una frase. Hay que aclarar que una frase no es nunca un párrafo. Habrás de incluir alguna más para crearlo. Es mejor escribir sobre un tema en profundidad que sobre varios sin conexión en un artículo. Esto no quiere decir que haya que construir párrafos muy largos. Estos pueden llegar a resultar tediosos y se puede incurrir en los mismos problemas que con el caso inverso. Lo ideal es escribir párrafos de entre 4-7 líneas como mucho.

4.-  Cuida la presentación

Tan importante como el contenido es su diseño: intenta que tus titulares no pasen de los 60 caracteres con espacios, utiliza negritas e hipervínculos a otros artículos o páginas de tu web (estos últimos te ayudarán a generar más tráfico y a convertir lectores en clientes) y apóyate en material audiovisual para que el lector respire antes de seguir leyendo. Las infografías, videos, etc. funcionan a las mil maravillas. Eso sí, no abuses de las imágenes y procura que todas las que utilices tengan que ver con el tema del texto. Publicar una fotografía bonita solo por su belleza no es buena idea.

5.-  Piensa en SEO

El objetivo último de tu block es dar a conocer tu despacho y conseguir clientes. Para eso deberás tener en cuenta ciertas prácticas que sirven para optimizar SEO, es decir, eso que llaman Search Engine Optimization o Posicionamiento en buscadores. Cuanto más alto aparezca en Google tu artículo, más posibilidades tendrás de que te lean y, en definitiva, de atraer a un público más amplio.

Hay algunas técnicas que ayudan a que los lectores accedan a él y a empujarlo al éxito. Por ejemplo, intentar usar las palabras clave adecuadas. En este sentido, puedes emplear tu intuición, pero te recomendamos apoyarte en herramientas como Keyword Planner de Google. Intenta que aparezcan en la parte superior del texto y en el titular (pero sin forzar). Otra técnica es crear un call to action al final del post. Es decir, redirige al usuario hacia tu oferta, tu servicio o una explicación más detallada. Es imprescindible que se lo pongas fácil al lector para que siga buceando en tu web.

Por último, ten cuidado con la URL de tu post. Elimina de ella todas las palabras que sobren, tales como artículos, preposiciones, conjunciones… Optimiza usando palabras clave relacionadas con tu texto y recuerda que cuanto más corta, simple y directa sea, más opciones tendrá de convertirse en un éxito para Google. Además, escribe en minúscula, separando con guiones, y evita las tildes.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments