Connect with us

Artículos jurídicos

Claudi Garcés: “Juan Pintó Ruiz fue uno de los grandes juristas de los últimos tiempos”



La incertidumbre requiere de voces con autoridad. El horizonte de lo jurídico es confuso. Por ello, Economist & Jurist ha tenido el placer de entrevistar a Claudi Garcés, socio de uno de los despachos más importantes de España: Ventura Garcés.

Claudi Garcés, socio de Ventura Garcés.

  • En primer lugar, nos gustaría que nos ofreciera una reflexión general acerca la actual situación marcada por la pandemia, no referida al sector de la abogacía, sino de la sociedad y situación económica en su conjunto.

Aunque la situación es muy grave, tenemos que ser optimistas tras la decisión de la Unión Europa de aprobar un plan para la Recuperación de la economía.





  • Ahora sí, ¿cómo cree que ha afectado la interrupción de la actividad en el sector de la abogacía?

Según las especialidades ha afectado más o menos. El área de fusiones y adquisiciones se ha visto gravemente perjudicada, pero otras áreas como laboral o concursal han visto como su actividad crecía.

  • Como socio de una de las grandes firmas del país, ¿considera que nuestro sector va a encontrar serias dificultades económicas a medio-largo plazo o que se restablecerá la normalidad en un período moderado de tiempo?





La recuperación a niveles de 2019 tardará al menos dos años, si bien alguna de las áreas de especialidad tendrán una pronta recuperación.

  • ¿Qué estrategias cree que son las idóneas para asegurar el éxito de los bufetes de abogados en el futuro inmediato?

Estar al día en tecnología, lo que implica digitalizar el funcionamiento del despacho y estar a disposición del cliente 24 horas al día.

  • Tanto letrados como clientes vaticinan un colapso de juzgados y tribunales, consecuencia lógica de la suspensión de plazos e interrupción de la actividad; ¿qué medidas cree que serían las idóneas al efecto de paliar tal situación?

En mi opinión, deberían asignarse más jueces y funcionarios de refuerzo a fin de evitar, en la medida de lo posible, aumentar el retraso que ya de por sí antes de la pandemia existía en los Juzgados. A la vez, es necesaria una verdadera modernización de la Administración de Justicia que, comparada como otras Administraciones como la Tributaria, está muy lejos de una verdadera modernización y digitalización. A modo de ejemplo, la situación actual en los Juzgados es que, aunque debes presentar las demandas por el sistema LexNet, después debes presentarla también en papel en muchos Juzgados. Ello provoca el efecto contrario del que precisamente se quería conseguir, se duplica el trabajo de los operadores jurídicos y se resta eficacia al sistema de digitalización de los expedientes judiciales.

  • Recientemente el Ministerio de Justicia ha declarado hábil el mes de agosto en nuestra actividad para, precisamente, intentar no colapsar los juzgados y desatascar los plazos procesales. Nuestro CGAE se ha opuesto a tal medida. ¿Qué opinión le merece esta medida? ¿Se alinea con lo decretado por el Ministerio o con lo propuesto desde el CGAE?

Me alineo más con nuestro CGAE. Si bien la intención del Ministerio era desatascar los plazos procesales, no creo que la habilitación de parte del mes de agosto haya sido una medida adecuada para ello. Según las últimas estadísticas, se han presentado más de 100.000 demandas durante esos días de habilitación extraordinaria de agosto y casi medio millón de escritos de trámite, pero ahora habrá que ver si los Juzgados tienen capacidad suficiente de asumir esta avalancha con los recursos actuales que tienen. Por ello, creo que la solución no era habilitar parcialmente el mes de agosto de forma extraordinaria -lo que ha comportado además que abogados y procuradores no hayan podido desconectar durante el período vacacional habitual teniendo que estar conectados todos los días desde el 11 al 31 de agosto-. La solución, en mi opinión, es aportar más recursos tanto económicos, como humanos, como digitales para modernizar la Administración de Justicia que hace tiempo que precisa un nuevo empuje para igualarla a otras Administraciones, que sin duda se hallan mucho más modernizadas que Justicia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • En su opinión, ¿es mejor que la instrucción continúe siendo responsabilidad de los jueces o que pase a la fiscalía?

Este es un debate que, si bien se ha reabierto últimamente, lo cierto es que no es nuevo ya que ha habido dos proyectos anteriores en 2011 y 2012 que pretendían reformar la Ley de Enjuiciamiento Criminal en este sentido. En mi opinión, el quid de la cuestión no se centra únicamente en decidir si debe instruir el juez instructor o el fiscal, sino que la fase de instrucción en sí -en caso de reforma- se configure de forma adecuada con el fin de que se respeten todas las garantías procesales y las dos funciones públicas principales que quedarían afectadas por esa reforma, esto es, la función de investigación y el ejercicio de la acción penal pública. Por tanto, creo que es un debate abierto y que incluso trasciende nuestras fronteras, pues en Europa existen países con jueces instructores y otros con fiscales instructores, sin que esté muy claro cuál de los dos sistemas es el más adecuado y garantista. Desde luego, tal y como está orquestada actualmente la instrucción, en mi opinión, de atribuirse funciones de instrucción al fiscal, debería existir un juez que se ha denominado por otros sistemas “de garantías” que pueda supervisar y controlar la instrucción y las medidas que se adopten en la misma.

  • Cada vez con más asiduidad asistimos a injerencias desde el ejecutivo al Poder Judicial, asumiendo los vicios inherentes que per se tiene nuestro sistema de elección de magistraturas.¿Qué opinión tienen acerca de esta situación? ¿Qué soluciones plantea para asegurar la independencia del Poder Judicial?

En un Estado de Derecho debe garantizarse la división de poderes, pues es precisamente la base de las garantías y derechos fundamentales. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea tiene múltiples sentencias en las que se pronuncia al respecto estableciendo que la exigencia de independencia supone que el poder judicial pueda ejercer sus funciones con plena autonomía sin estar sometido a ningún vínculo respecto a terceros, precisamente para garantizar la independencia de los jueces a la hora de juzgar y eso es lo que nuestro sistema debe garantizar.

  • Si la aplicación correcta de una ley a un caso concreto produce un resultado injusto, ¿cree que esa ley es inaplicable?

Sí, debería no ser de aplicación ya que la ley tiene que buscar la justicia.

  • ¿Cree que el derecho común español está en peligro ante el crecimiento de los derechos autonómicos?

No, no lo creo. Hay derechos de las autonomías, como el catalán o el vasco, que enriquecen el sistema jurídico español.

  • El ministro de Justicia ha manifestado en diferentes foros que el lenguaje jurídico debe ser más claro y preciso; no utilizar tantas frases subordinadas, numerar los párrafos etc. ¿Está de acuerdo?

Sí, estoy totalmente de acuerdo. El lenguaje jurídico tiene que transmitir un mensaje claro y preciso que sea entendible por la gente en general.

  • Como abogado, díganos cuáles son, para usted, los tres grandes retos que encara nuestro sector.

Primero: Conseguir un funcionamiento adecuado del sistema judicial.

Segundo: Modernizar los despachos desde un punto de vista tecnológico.

Tercero: Conseguir la especialización de áreas concretas del derecho.

  • Haga balance, en calidad de socio de Ventura Garcés, del devenir de su firma en los últimos años.

Nuestra firma ha crecido en Madrid y ha logrado una presencia internacional muy relevante a través de su pertenencia a Multilaw, que integra los mejores bufetes de las principales jurisdicciones del mundo.

  • Nombre a algunos juristas que admire

El recientemente fallecido José Juan Pintó Ruiz, que fue uno de los grandes juristas de los últimos tiempos.

  • Por último, le damos vía libre para que se dirija a nuestros abogados y abogadas y les ofrezca el mensaje que usted desee.

El mensaje que quiero dirigir a los abogados jóvenes es que se especialicen en áreas concretas del derecho sin olvidar los conceptos generales del mismo; sean capaces de comunicarse en otros idiomas distintos al español, principalmente el inglés, y tengan interés en estar al día en tecnología para asegurar la digitalización de sus despachos.

Esto y una plena dedicación a los clientes, asegurará el éxito en su carrera profesional.

 

 

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *