Connect with us

Derecho Penal

Sexting y “porno de venganza”: la difusión no consentida de imágenes íntimas

AUTOR
Eva Hernández Ramos
Tiempo de lectura: 7 min

Publicado

I. Introducción.

Hace ya más de seis meses, España entera se conmocionó ante el suicidio de una trabajadora de la empresa IVECO. Verónica fue víctima de una práctica que, con el uso masivo y generalizado de las redes sociales y apps de comunicación – como es Whatsapp – cobra cada vez más entidad como es el “porno de venganza”. Este tipo delictivo ya ha sido reflejado en nuestro Código Penal desde el año 2015.

Las redes sociales han generado nuevos negocios, formas de vida, beneficios en aplicación novedosa del marketing y la comunicación, pero también la aparición de nuevos delitos – grooming, ciberbullying, sexting, etc – a los cuales nuestro Código Penal debe ir adaptándose de forma más concreta.

Veamos alguna definición para situarnos:





Grooming: También conocido como engaño pederasta, es una serie de conductas y acciones deliberadamente realizadas por un adulto, a través de Internet – o bien vía aplicaciones que hacen uso de ella – con ánimo de crear vínculo emocional con un menor ​ para ganarse su amistad. Aprovechan este vínculo para abusar sexualmente del menor cuando disminuye su alerta y desconfianza. En ocasiones, está vinculado a la prostitución infantil o al material pornográfico de menores.





Sexting: El sexting tiene su origen en los términos anglosajones “sex” y “texting” y hace referencia al envío de contenido erótico o pornográfico – audiovisual – por medio de medios digitales. Esta práctica, normalmente se realiza de forma voluntaria por adolescentes, y es lo que Verónica realizó con su expareja.

II.- Marco normativo y análisis del “caso IVECO”.

He recibido muchas consultas sobre si es ilegal reenviar vídeos o imágenes privados de otra persona por medio de WhatsApp, sin su consentimiento; por ejemplo, reenviar una fotografía comprometedora sin que esa persona lo sepa, a un amigo.

Pues, efectivamente, compartir contenido privado de terceras personas por medio de la mensajería instantánea, sin su autorización, puede resultar en delito contra la intimidad de las mismas.

¿Está tipificado en la Ley?

...

¿Quieres seguir leyendo?

Aprovecha nuestra oferta estival

Suscríbete a Economist & Jurist Papel + Digital mensual por
19.99€/mes+ IVA
14.99€/mes + IVA
Lo quiero