Inicio » Artículos jurídicos » El Contrato de trabajo para la realización de una obra o servicio determinado
El  Contrato de trabajo para la realización de una obra o servicio determinado

El Contrato de trabajo para la realización de una obra o servicio determinado

Alberto Sancho León. Socio de Sagardoy Abogados

SMARIO

I- Introducción

II- Objeto del contrato

III- Requisitos formales

IV- Duración

V- Extinción

 

Esta modalidad contractual aparece regulada en el art. 15 del Real Decreto Legislativo 2/2015 por el que se aprueba el Texto Refundido del Estatuto de los Trabajadores (En adelante TRET) y en el artículo 2  del Real Decreto 2720/1998. Se trata de una modalidad que ha aumentado como consecuencia de dos fenómenos: “por un lado a consecuencia de las restricciones a la contratación temporal no causal o coyuntural basada en razones de fomento de empleo, y, en segundo lugar, al hilo de la cada vez más frecuente externalización de la actividad productiva a través de contratas mercantiles y concesiones administrativas, elemento de incertidumbre sobre la continuidad de la actividad que se ha trasladado al ámbito del contrato de trabajo” (GARCÍA NINET)

I- Introducción

Se trata de una modalidad contractual que no ha sufrido muchas reformas, existiendo un cuerpo doctrinal y jurisprudencial bastante sólido y sostenido en el tiempo. Las últimas reformas legales que le han afectado han supuesto la introducción de límites temporales en su utilización por las empresas. En el presente estudio se pretende analizar las características propias del contrato para la realización de una obra o servicio determinado, vinculadas a su objeto y duración, así como los requisitos legales y jurisprudencias que deben concurrir para entender válida la formalización de este tipo de contratos y su posterior extinción.

II- Objeto del contrato

El objeto de la contratación, según se desprende de una lectura del art. 15 TRET, es la realización de una obra o servicio determinado, con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duración incierta.

El primer requisito que debe cumplirse, por tanto, es que la obra o servicio cuente con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa, debiendo entenderse que no cumplen con tal condición las tareas que puedan resultar habituales o permanentes, lo que no excluye la posibilidad de formalizar este tipo de contratos para atender necesidades que puedan acotarse temporalmente de manera objetiva, aunque se trate de actividades que resulten normales dentro de la empresa. Esta interpretación viene motivada por la facultad que el art. 15.1.a) TRET otorga a los convenios colectivos sectoriales de identificar los trabajos o tareas considerados con sustantividad propia dentro de la actividad normal de la empresa. Esto es: si la norma permite a las partes negociadoras de un convenio colectivo fijar las actividades con sustantividad propia dentro de las normales de la empresa, es porque esas actividades están incluidas dentro de las “normales” (MERCADER). Como ejemplo de tal posibilidad, el Tribunal Supremo en su Sentencia de 2 de noviembre de 2005 otorga plena validez al contrato de obra formalizado por el Instituto Nacional de Estadística para la realización de encuestas y entrevistas a fin de elaborar censos demográficos en un determinado periodo de tiempo, con base en la existencia de una necesidad temporal de contratar personal adicional al habitualmente ocupado en la entidad que aparece acotada en el tiempo y que es de duración previsible pero incierta.

Atendiendo a tal interpretación, el Tribunal Supremo, en su Sentencia de 23 de noviembre de 2016 -reiterando doctrina mantenida por la misma Sala en Sentencias de 21 de febrero de 2008 y 5 de abril de 2002-, acotando las exigencias previstas en la Ley, ha establecido la necesidad de que los servicios objeto de un contrato para obra o servicio determinado reúnan “consistencia, individualidad y sustantividad propias”.

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores
Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí
Por tan solo 9,9€/mes (IVA no incluido)

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

¿Cómo puede el abogado refutar los argumentos adversos?

¿Cómo puede el abogado refutar los argumentos adversos?

Por Oscar León Refutar, palabra procedente del verbo latino refutare, viene a significar rechazar, destruir o desbaratar, definiéndose en nuestro diccionario como contradecir impugnar con argumentos o razones lo que otros dicen. En base a ello, la refutación supone una negación u objeción para, posteriormente, pasar a esgrimir las razones que justifican dicha oposición. Igualmente, puede definirse como un argumento ... Leer Más »

¿Cómo se solicita la triple de la mayor? Estado actual y propuestas de futuro

¿Cómo se solicita la triple de la mayor? Estado actual y propuestas de futuro

Por Puerto Solar Calvo. Jurista de Instituciones Penitenciarias. Doctora en Derecho   En breve: El presente trabajo pretende aportar una visión actual sobre la aplicación del artículo 76 del Código Penal de acuerdo con la jurisprudencia más reciente en la materia. La necesidad de trabajar por el retorno social de los condenados a pena privativa de libertad, promueve que busquemos la ... Leer Más »

Las relaciones laborales en las nuevas plataformas digitales

Las relaciones laborales en las nuevas plataformas digitales

Por Alberto González Gómez. Director GD Legal Laboral.   En breve: Los últimos conflictos laborales con los riders de Glovo y Deliveroo han puesto el foco en un debate que ya se encontraba abierto en el ámbito jurídico. Estamos ante el reto improrrogable de regular los nuevos modos de prestación de servicios en las plataformas digitales para poder encuadrarlos dentro de ... Leer Más »

La exceptio non adimpleti contractus y la exceptio non rite adimpleti contractus

La exceptio non adimpleti contractus y la exceptio non rite adimpleti contractus

Por Javier Tarjuelo Pozo. Abogado asociado de litigación y arbitraje de Pérez-Llorca   En breve: Las excepciones de contrato no cumplido (exceptio non adimpleti contractus) y de contrato no cumplido adecuadamente (exceptio non rite adimpleti contractus) constituyen dos remedios defensivos, creados por la jurisprudencia, a los que puede acudir el deudor de una obligación recíproca, en el marco de un contrato ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Economist & Jurist