Connect with us

Artículos

¿Fueron ilegales las fiestas organizadas en la residencia de Boris Johnson?

La prensa y la oposición cargan contra el primer ministro británico tras la revelación de polémicas reuniones organizadas en Downing Street

Boris Johnson (Foto: RTVE)

Director de contenido en The Impact Lawyers Spain

Tiempo de lectura: 3 min



Artículos

¿Fueron ilegales las fiestas organizadas en la residencia de Boris Johnson?

La prensa y la oposición cargan contra el primer ministro británico tras la revelación de polémicas reuniones organizadas en Downing Street

Boris Johnson (Foto: RTVE)



El premier del Reino Unido, Boris Johnson, se disculpó este miércoles en el parlamento británico tras las acusaciones vertidas por varios medios nacionales que desvelaron su asistencia a diversas fiestas cuando el país permanecía confinado.

«Entiendo la rabia que sienten conmigo y con el gobierno que dirijo, cuando piensan que en Downing Street las personas que hacen las reglas no las siguen correctamente», alegó a modo de disculpa.



Johnson se encuentra en el peor momento de su legislatura. Su discutida gestión de la pandemia, la crisis de suministros nacional, la corrupción en su partido y, ahora, sus polémicas fiestas con miembros de su gabinete y de su formación han terminado por hundir un barco que parecía indestructible.

Su popularidad se desploma por momentos. El portal de encuestas YouGov muestra que un 56% de la sociedad desaprueba a Johnson, frente a un 26% que sí le apoya. Este mismo portal publicó una encuesta el pasado 27 de diciembre en el que el 64% de quienes respondieron afirmaron que el primer ministro es incompetente.

Los “hombres de traje gris” acechan a espaldas del premier -los mismos que forzaron la dimisión de Theresa May en mayo de 2019- y los medios nacionales vaticinan una posible renuncia de Johnson pero, ¿qué ha incumplido para que ahora la oposición, y algunos de su propio partido, pidan su cabeza?

Un 20 de mayo en el jardín de Downing Street

El canal ITV News reveló el pasado lunes un correo electrónico enviado por el Secretario Jefe de Johnson, Martin Reynolds, en el que invitaba a un centenar de contactos a una fiesta organizada el 20 de mayo de 2022 en uno de los jardines de Downing Street. En el mismo instaba a aprovechar “el magnífico tiempo” que hacía en esa época y a traer bebidas. El día de la fiesta se contabilizaron 2.700 casos y 268 muertes por covid.

De acuerdo con las guías publicadas por el gobierno británico durante esas fechas, los trabajadores debían “tratar de minimizar todas las reuniones y otros encuentros en el lugar de trabajo”. Las directrices eran claras: se podían organizar reuniones laborales en caso de ser absolutamente necesarias y los participantes tenían que mantener una separación de seguridad de dos metros.

La policía vigilaba que estas directrices se cumpliesen e imponía multas de 100 libras por la primera infracción y en caso de reiteración las multas podían ascender hasta un máximo de 3.200 libras.

El abogado británico Adam Wagner comentó sobre la legalidad de este supuesto en la BBC:

“Si estabas haciendo algo que no era necesario para el trabajo, entonces no estabas fuera de tu casa [con] una excusa razonable y estabas potencialmente cometiendo un delito”.

Por otra parte, Wagner matiza que esta fiesta fue organizada en la residencia de Johnson por lo que, técnicamente, tanto él como su esposa no habían abandonado su hogar.

Mientras tanto, Scotland Yard, la Policía Metropolitana, lanzó un comunicado a principio de semana asegurando que estaba al tanto de la información sobre la fiesta de mayo y que mantenía contacto con la Oficina del Gabinete, sin confirmar si abría o no investigaciones sobre estos sucesos.

(Foto: RTVE)

Otras supuestas fiestas

El del 20 de mayo no fue el único evento al que asistieron el primer ministro y sus compañeros de gabinete.

Se sospecha que el 27 de noviembre de 2020 se organizó una reunión, de nuevo, en Downing Street para despedir a una ayudante de Dominic Cummings, consejero jefe de Johnson y uno de los ideólogos del Brexit. En esa fecha, Inglaterra estaba confinada y los ciudadanos podían reunirse únicamente en el interior de los edificios por motivos laborales.

A su vez, el 15 y el 18 de diciembre de ese mismo año se celebraron otros eventos en el hogar del premier y el país se encontraba con restricciones de nivel 2 (en la primera fecha) y nivel 3 (en la segunda), habilitando la reunión de personas no convivientes siempre y cuando fuera “razonablemente necesario” por motivos de trabajo.

Un hombre, varios destinos

El final de la carrera política de Johnson pende de un hilo. Sobre su cabeza sobrevuela la posibilidad de una moción de censura solicitada por los diputados de su propio partido. Para iniciarla se requiere del respaldo de 54 de sus 360 diputados, de acuerdo con la normativa del Partido Conservador.

También caben otras dos posibilidades: una renuncia voluntaria y una involuntaria, esta última mediante la “presión informal” de los ya mencionados “hombres de traje gris” -miembros del Comité 1922 del Partido Conservador-, que elegirían al relevo de Johnson.

1 Comentario
1 Comentario
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
6 días atrás

No se si fueron o no ilegales, pero es un tema impresentable para un líder político

Nombre
Alejandro Perez