Connect with us

Artículos jurídicos

Guarderías para abogados. El ejemplo de Madrid

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado

 

La abogacía es una profesión peculiar por diversas razones. Una de sus principales peculiaridades es su horario. Un horario muy especial que tiene como principal característica que es imprevisible. El abogado sabe cuándo empieza una reunión pero no cuándo acabará, el abogado sabe que tiene un juicio a las 10, pero no sabe si empezará a esa hora o a las 11, y por supuesto no sabe a qué hora terminará la vista. Ante este panorama real es complicado conciliar el ejercicio de la abogacía con la vida familiar. Pero hay que hacerlo o intentarlo, porque los abogados, las abogadas, también tienen derecho a tener hijos, sin morir en el intento.

El objetivo es poder ejercer la patria potestad correctamente, con amor y profundidad y al mismo tiempo poder ejercer la abogacía con responsabilidad y sin renunciar a la expectativa de éxito profesional.

Para conseguir este noble objetivo, cuidar y educar a los hijos en su primera etapa de vida y desarrollar la abogacía sin renunciar al crecimiento profesional se necesita organización.

Esta organización se puede diseñar de diferentes formas y con distintos sistemas, pero en cualquier caso, siempre deberá contemplar la gestión de las contingencias provocadas por la imposibilidad de controlar con precisión la agenda del abogado como hemos visto antes. Partiendo de esta evidencia, un grupo de emprendedores vinculado al sector jurídico, han creado un nuevo concepto de guardería “el smart nursery o la guardería inteligente. Su planteamiento es radicalmente diferente al del resto de guarderías. Son instituciones que se adaptan de forma ordinaria a la agenda del abogado. Son guarderías en las que la gestión de los imprevistos, es lo ordinario, lo normal. Por ello, los abogados no han de informar sobre si se alarga o acorta el juicio, la smart nursery se adapta sin penalizar al padre o a la madre, y da merienda al niño, o no, según el horario. Un horario dúctil. El abogado no ha de llamar a la guardería para pedir perdón porque se retrasa por culpa de un cliente o un Juez. Ni tan siquiera ha de llamar, la smart nursery, ya sabe lo que le pasa al padre o a la madre, sabe que son abogados. La smart nursery también sabe si el niño ha de merendar o no, si tiene sed, si quiere dormir,  etc… Todo ello, es posible gracias al protocolo de captación de información diseñado por un equipo de diferentes profesionales de primer nivel, que consiguen definir con precisión el mapa biológico y social del niño. Una vez cumplido este protocolo, smart nursery, es capaz de aplicar y desarrollar su eficaz sistema.
ayudas-economicas

 

En Madrid se acaba de inaugurar la primera “smart nursery para la abogacía , en la que se aplica el sistema anunciado y por ello, no se penaliza ni económicamente ni de otra forma a los padres por ser abogados, por llegar pronto o tarde, y todo ello prestando una atención de primer nivel a los niños

 

Para más información “Los Bollitos, smart nursery Spain”  // 20% de descuento en la cuota mensual para aquellos abogados que matriculen a sus hijos antes del 31 de mayo**

 

**Válido para jornadas de 6 y 8 horas 



Formación Economist & Jurist





Continuar leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *