Connect with us

Humanizando la Justicia

Acerquemos el Derecho


Humanizando la Justicia

Acerquemos el Derecho

El mundo está cambiando, la tecnología crea y mejora en tiempo récord nuevas posibilidades de servicio, y nosotros no nos podemos quedar atrás



Aún recuerdo el primer día de clase en la Facultad de Derecho. Todos sentados en un aula tipo graderío enorme, magnífica, llenos de ilusión, nervios y ganas de aprender. Cuando dio comienzo la primera clase el profesor se presentó y acto seguido se dirigió a nosotros con total solemnidad tratándonos de “ustedes”. En ese mismo momento se instauró una extraña sensación de lejanía que nos acompañó durante toda la promoción.

Con los años he comprendido que esa falta de proximidad es algo generalizado en el ámbito jurídico. Desde las clases de Derecho hasta los Juzgados, pasando por las normas, resoluciones judiciales y procedimientos. A los profesionales del sector siempre se nos ha inculcado el Derecho como algo noble, no tangencial, casi sagrado, por lo que el que lo escribe, aplica o trabaja en él retiene en su interior, de forma inconsciente, una especie de arrogancia innata. No es que se crea mejor que los demás, pero sí piensa que todo el mundo puede conocer y entender de lo que está hablando. Craso error.



«En ese mismo momento se instauró una extraña sensación de lejanía que nos acompañó durante toda la promoción» (Foto: Economist & Jurist)

Pensemos en una reunión de físicos donde se trate sobre, por ejemplo, la mecánica de fluidos. Para empezar, este término – salvo que seas un estudioso en la materia – te resultará completamente desconocido. Imagínate cuando comiencen a hablar con naturalidad de flujos newtonianos, viscosidad, campo de esfuerzos y otras cuantas cuestiones habituales en esta disciplina. Estarás completamente perdido.

Pues lo mismo pasa con el Derecho, ¿por qué iba a ser diferente? ¿Por qué alguien que no estudió Derecho ni tiene conocimientos sobre él va a entender lo que tú le explicas con términos técnicos?

La comunidad científica ha entendido y querido traspasar esta barrera educacional. Podemos encontrar autores en muy diversas disciplinas con obras de divulgación  redactadas en términos comprensibles para el ciudadano de a pie ¡Carl Sagan es uno de mis favoritos! ¿Os acordáis de Cosmos? Aún recuerdo el vídeo donde explicaba con unos palos la curvatura de la tierra. Simplemente genial.

Creo firmemente que el Derecho debe hacer un esfuerzo y acercarse, igualmente, al ciudadano. En este sentido ya están trabajando varias iniciativas públicas, por ejemplo, tratando de confeccionar normativa y jurisprudencia en un lenguaje comprensible para legos en la materia. En tratamiento inglés esto se llama Plain Language y es una herramienta magnífica para naturalizar el discurso y hacer que llegue a quien tiene que llegar. En esta cuestión tiene mucho que decir el Legal Design, que trata de hacer más visual la información jurídica, abriendo un canal de comunicación con el usuario, acercándose a él de forma creativa, sociable y natural. Su fin último es la democratización del acceso a la Justicia ¿No os parece fantástico?

«Se podrá avanzar en la accesibilidad del Derecho si todos los profesionales caminamos en la misma dirección» (Foto: Economist & Jurist)

Si a esto añadimos la riqueza actual de tecnologías como Blockchain, Inteligencia Artificial, SaaS, Iot, entre otras, o de metodologías de Project Management aplicables a nuestro sector tenemos un conjunto ganador para prestar el mejor de los servicios posibles.

Los cambios importantes deben impulsarse desde arriba, pero opino que solo se podrá avanzar en la accesibilidad del Derecho si todos los profesionales caminamos en la misma dirección.

He oído muchas veces frases como ¡La Transformación Digital no es para mí! Debemos cambiar la visión. Nuestro fin último, seamos abogados, asesores jurídicos, jueces, procuradores, es dar el mejor servicio posible a nuestros clientes. No importa que nuestro proyecto sea grande o pequeño, las mejoras se pueden implementar a cualquier escala. Un abogado individual siempre podrá, por ejemplo, adaptar su discurso al cliente o utilizar alguna herramienta informática novedosa que le permita mejorar el servicio. Cualquier pequeño cambio redundará en la experiencia del cliente y seguramente mejorará la eficiencia del servicio.

El sector legal está en movimiento constante, pero es en los últimos tiempos donde se ha visto obligado a avanzar. El mundo está cambiando, la tecnología crea y mejora en tiempo récord nuevas posibilidades de servicio, y nosotros no nos podemos quedar atrás ¡No tengas miedo y transfórmate!

2 Comentarios
2 Comentarios
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
5 meses atrás

Me parece muy acertado el artículo, nos permite reflexionar sobre el futuro de aquellos que ejercemos esta hermosa profesión. Es una realidad que debemos afrontar, entender y aplicar, y para todos los países.

Nombre
Diana Cruz
Anonymous
5 meses atrás
Reply to  Anonymous

Gracias Diana, me alegro de que compartas la visión.
Un saludo.

Nombre
Vanesa López