Inicio » Artículos jurídicos » Implicaciones del Brexit en la industria farmacéutica
Implicaciones del Brexit en la industria farmacéutica

Implicaciones del Brexit en la industria farmacéutica

Paula Regueira. Departamento de Life Sciences de JAUSAS.

Tras la decisión del referéndum británico del pasado 23 de junio de abandonar la Unión Europea, el impacto del Brexit en la industria farmacéutica es todavía difícil de predecir puesto que las consecuencias de la salida del Reino Unido obedecerán al instrumento que determine las relaciones entre ambas partes, que habrá de encontrar un equilibrio entre la búsqueda de soberanía e independencia del país anglosajón y el coste de comerciar con los países de la UE.

Después de la marcha del Reino Unido, las alternativas son, o bien, optar por una salida suave y seguir el modelo de Islandia, Liechtenstein y Noruega, formando parte del Espacio Económico Europeo (de modo que se preservarían el libre movimiento de personas, mercancías, servicios y capital) o bien, una salida más abrupta mediante la negociación de un seguido de tratados bilaterales con la UE que gobiernen las relaciones entre ambas partes. También podrían optar por la opción más extrema de no crear acuerdos específicos y que las relaciones entre Reino Unido y la UE se rijan por las reglas de la Organización Mundial del Comercio. En cualquier caso, este modelo de negociaciones supondría un mayúsculo cambio en la industria.

Consecuencias para la industria española

España se ha postulado desde un primer momento para acoger la sede de la Agencia Europea del Medicamento, hasta ahora en Londres, pero este potencial beneficio del Brexit se ha desvanecido al hacerse pública la decisión de la Comisión Europea de ubicarla en Bruselas temporalmente.

Por otra parte, eventualmente, una porción de la inversión de la Unión Europea en Investigación y Desarrollo podría ir a parar a la industria española puesto que la financiación europea dejará de beneficiar a las compañías británicas. En la última década, el país anglosajón ha recibido miles de millones para estimular la competitividad científica. Por ejemplo, el Consejo Europeo de Investigación concedió entre 2007 y 2013 una gran parte de sus asignaciones al país anglosajón, 1.665 millones de euros, debido a su excelencia científica. Una financiación que desaparecerá cuando el Reino Unido abandone la Unión y por cuya pérdida la comunidad científica y comercial del país tendrá que solicitar a su Gobierno una inversión que compense la retirada de fondos europeos.

A pesar de esos latentes beneficios, España tendrá que aumentar en alrededor de los 900 millones de euros su aportación como socio de la UE tras la salida de Reino Unido de la Unión, según las previsiones del instituto alemán de investigación económica Ifo.

En cualquier caso, la marcha del Reino Unido plantea serios inconvenientes y retos para la industria farmacéutica española -que emplea a más de 40.000 personas-, puesto que el país anglosajón es el quinto destino más importante en cuanto a importación de productos farmacéuticos, según cifras del Datacomex del Ministerio de Economía. De hecho, es presumible que aumenten los procedimientos administrativos para las compañías farmacéuticas españolas que deseen comercializar sus productos en el mercado británico y con ello los trámites y periodos de espera para lograr las pertinentes autorizaciones.

Efectos prácticos de la salida de Reino Unido

Como hemos mencionado anteriormente, hasta el momento, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, en sus siglas en inglés), tiene su sede en Londres, pero la autoridad regulatoria ya ha reconocido en un comunicado que su ubicación cambiará y se decidirá en base a un acuerdo de todos los Estados miembros. Como hemos dicho, a la capital europea le tocará albergar temporalmente la sede de esta agencia científica.

La salida de Londres de la principal autoridad regulatoria europea en este ámbito supondrá cambios relevantes, ya que significará previsiblemente la pérdida de influencia sobre los reguladores europeos por parte del Reino Unido, así como sobre reguladores globales, puesto que la EMA coopera con la FDA estadounidense, Health Canada y otros reguladores internacionales.

Ningún Estado miembro había abandonado anteriormente la Unión Europea, por lo la EMA ha indicado que al no existir precedentes para esta situación las implicaciones para la sede y las operaciones de la agencia, que emplea a 890 personas, dependerán de la futura relación del Reino Unido y la Unión Europea.

Tampoco será ya el Tribunal de Justicia de la UE la institución en la que se tomen las decisiones legales últimas en el Reino Unido, sino que esta competencia se trasladará al Tribunal Supremo británico. Algunos analistas han avanzado que ello podría suponer una mejora de la seguridad jurídica. Aunque si el Reino Unido optase por pasar a formar parte del espacio Económico Europeo, el organismo decisor sería el Tribunal de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA Court).

La partida del Reino Unido de la UE podría suponer una reestructuración de las grandes farmacéuticas para asegurar su negocio tanto en el mercado farmacéutico europeo como en el británico, ya que un gran número de compañías farmacéuticas tienen su sede central en la actualidad en el país anglosajón, mientras que otras han elegido localizar su sede europea en el Reino Unido. También puede resultar un factor importante a la hora de decidir la relocalización la nueva ubicación de la Agencia Europea de Medicamentos. Además, el periodo de negociaciones podría alargarse y la incertidumbre del resultado podría retrasar las inversiones de la industria farmacéutica en el Reino Unido o desviar las mismas a otros países que sean parte de la Unión y que cuenten con un fuerte desarrollo del sector.

Cambios en la regulación

El escenario legislativo post-Brexit dependerá de los instrumentos normativos utilizados para regular cada materia.

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores
Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí
Por tan solo 9,9€/mes (IVA no incluido)

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

¿Cómo puede el abogado refutar los argumentos adversos?

¿Cómo puede el abogado refutar los argumentos adversos?

Por Oscar León Refutar, palabra procedente del verbo latino refutare, viene a significar rechazar, destruir o desbaratar, definiéndose en nuestro diccionario como contradecir impugnar con argumentos o razones lo que otros dicen. En base a ello, la refutación supone una negación u objeción para, posteriormente, pasar a esgrimir las razones que justifican dicha oposición. Igualmente, puede definirse como un argumento ... Leer Más »

¿Cómo se solicita la triple de la mayor? Estado actual y propuestas de futuro

¿Cómo se solicita la triple de la mayor? Estado actual y propuestas de futuro

Por Puerto Solar Calvo. Jurista de Instituciones Penitenciarias. Doctora en Derecho   En breve: El presente trabajo pretende aportar una visión actual sobre la aplicación del artículo 76 del Código Penal de acuerdo con la jurisprudencia más reciente en la materia. La necesidad de trabajar por el retorno social de los condenados a pena privativa de libertad, promueve que busquemos la ... Leer Más »

Las relaciones laborales en las nuevas plataformas digitales

Las relaciones laborales en las nuevas plataformas digitales

Por Alberto González Gómez. Director GD Legal Laboral.   En breve: Los últimos conflictos laborales con los riders de Glovo y Deliveroo han puesto el foco en un debate que ya se encontraba abierto en el ámbito jurídico. Estamos ante el reto improrrogable de regular los nuevos modos de prestación de servicios en las plataformas digitales para poder encuadrarlos dentro de ... Leer Más »

La exceptio non adimpleti contractus y la exceptio non rite adimpleti contractus

La exceptio non adimpleti contractus y la exceptio non rite adimpleti contractus

Por Javier Tarjuelo Pozo. Abogado asociado de litigación y arbitraje de Pérez-Llorca   En breve: Las excepciones de contrato no cumplido (exceptio non adimpleti contractus) y de contrato no cumplido adecuadamente (exceptio non rite adimpleti contractus) constituyen dos remedios defensivos, creados por la jurisprudencia, a los que puede acudir el deudor de una obligación recíproca, en el marco de un contrato ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Economist & Jurist