Connect with us

Artículos

Los equipos legales, motores del cambio en las empresas

“Qué lejos quedan el traje, el maletín y el papeleo que tan acostumbrados estábamos a ver en los juristas”

(Foto: E&J)

Abogado y General Counsel de Danone Iberia.

Tiempo de lectura: 3 min



Artículos

Los equipos legales, motores del cambio en las empresas

“Qué lejos quedan el traje, el maletín y el papeleo que tan acostumbrados estábamos a ver en los juristas”

(Foto: E&J)



La sociedad está evolucionando y con ella, lo hacemos las empresas y, también, las normativas y políticas entorno al derecho alimentario. La irrupción de la pandemia ha acelerado el comienzo de un paradigma de cambios e incertidumbre, en el que la manera de hacer negocios ha dado un giro de 360º. Las empresas han llevado a cabo un gran ejercicio de resiliencia y adaptación a los nuevos contextos. Se empieza a divisar un nuevo horizonte, donde tendremos nuevos retos que afrontar. Por eso, ahora más que nunca, el reto está en identificar las prioridades y objetivos estratégicos del negocio para conectarlo con las funciones del equipo legal e impulsar así un cambio en positivo.

El nuevo rol del jurista en la mayoría de las compañías son profesionales con capacidad para llevar sus responsabilidades más allá del marco del derecho

Qué lejos quedan el traje, el maletín y el papeleo que tan acostumbrados estábamos a ver en los juristas. Nuestro papel se ha actualizado y, ahora, las compañías precisan de equipos legales que participen activamente en el liderazgo de la estrategia del negocio. Toda esta transformación ha dado paso a un nuevo perfil que aporta valor más allá de ganar litigios y que se mimetiza con la visión y el plan de negocio de la compañía. Se trata de un perfil que vincula su rol como asesor legal con un amplio conocimiento del negocio, que le permite estar al mando de las principales estrategias corporativas y consigue generar un impacto beneficioso en la empresa. Y es que estamos ante una nueva era donde el equipo legal debe tomar decisiones ejecutivas sobre propuestas operativas que logren marcar la diferencia.



«Ser una empresa con propósito implica vincular el crecimiento económico a la responsabilidad social corporativa, social y ambiental». (Foto: E&J)

Por ello, el nuevo rol del jurista en la mayoría de las compañías son profesionales con capacidad para llevar sus responsabilidades más allá del marco del derecho, que ven como pueden integrar en sus funciones las necesidades de la empresa y generar una ventaja competitiva. Cada vez son más necesarios este tipo de perfiles y aquí recae el reto de las compañías: encontrar y formar a candidatos que comprendan las necesidades y demandas del sector, que además de comprometerse con los valores y misión de la compañía, atiendan a las oportunidades y riesgos que se generan tanto interna como externamente de una manera activa.

En el caso de Danone, nuestra manera de trabajar nos permite poder contar con el reconocimiento de Legal 500 que, tras un exhaustivo proceso de selección, un año más, nos ha añadido a su lista GC Powerlist Iberia, un reconocimiento otorgado a equipos legales más influyentes e innovadores. Me enorgullece la capacidad de resiliencia y adaptación que demuestra nuestro equipo día a día, y esta distinción por buenas prácticas y desempeño nos anima a seguir avanzando para convertirnos en un equipo de referencia.

Visión de futuro con propósito empresarial

En la actualidad, el éxito de un negocio ya no se mide solamente por lo que obtiene, sino por su propósito empresarial. Ser una empresa con propósito implica vincular el crecimiento económico a la responsabilidad social corporativa, social y ambiental. Danone está comprometida desde hace años con estas premisas y, por eso, es una empresa B Corp.

Toda esta transformación ha dado paso a un nuevo perfil que aporta valor más allá de ganar litigios

Hace apenas unas semanas presenciamos el nacimiento de una nueva figura legal propuesta por B Lab Spain, organización que aglutina a todas las empresas B Corp en España, y la organización Talento para el Futuro. Gracias a su perseverancia y la firma de numerosas organizaciones y empresas, entre ellas, Danone; la iniciativa ha sido recogida en el Proyecto de Ley Crea y Crece. Con esta enmienda, España se convierte en un estado que reconoce a las compañías que, además de ser rentables, generan un beneficio ambiental y social con una figura específica para las Sociedades de Beneficio e Interés Común (SBIC), conocidas como empresas con propósito. Y en este propósito, los equipos de legal debemos tener un rol muy activo.

Desde nuestra compañía hemos apoyado la creación de esta nueva figura legal, porque creemos en pleno 2022 es clave que todas las compañías alineemos nuestros objetivos empresariales con la Agenda 2030. Desde nuestro equipo llevamos años impulsando el cumplimiento de los altos estándares sociales, ambientales y de buen gobierno corporativo que supone ser una B Corp, y establecemos sinergias con otros actores del tejido empresarial español para conseguir convertirnos en una mejor compañía para el mundo. La creación y aceleración de esta figura legal es clave para alinear los objetivos empresariales con la Agenda 2030 e impulsar el cumplimiento de los altos estándares sociales, ambientales y de buen gobierno corporativo en el tejido empresarial español.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments