Connect with us

Artículos

Novedades fiscales propuestas en la Ley de Presupuestos Generales para 2021

Tiempo de lectura: 2 min

Equipo de redacción de Economist & Jurist.

Publicado




El pasado 27 de octubre se presentó el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año 2021, y, aunque aún está pendiente de aprobación, adelantamos en este artículo las medidas propuestas en el ámbito fiscal.

Estas modificaciones afectan a prácticamente todos los impuestos de nuestro sistema tributario.



Así, en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), las propuestas son las siguientes:

  • Subida de 2 puntos porcentuales de la Base Imponible General, para rentas del trabajo superiores a 300.000€.
  • Subida de 3 puntos porcentuales en la Base Imponible del Ahorro, para aquellas rentas de capital superiores a 200.000€, que pasarían a tributar al 26% en vez de al 23% actual.
  • El límite del importe de las aportaciones a planes de pensiones que goza de reducción también se ve afectado, de forma que dicho límite pasa a ser de los 8.000€ actuales a 2.000€, para aportaciones individuales, y sube de 8.000 a 10.000€ para las aportaciones conjuntas del empleado y el empleador, en caso de aportaciones realizadas por las empresas.

En el caso del Impuesto sobre Sociedades (IS), la medida más significativa es la relativa a la actual exención existente para los dividendos y las plusvalías procedentes de la transmisión de participaciones en entidades filiales. Dicha exención no desaparece, pero se propone que pase del 100% actual al 95%, es decir, que haya un 5% de los dividendos y de las plusvalías que sí tributen.

Por lo tanto, a todas aquellas compañías que estén pensando en desinvertir en sus filiales, les aconsejamos que analicen la posibilidad de adelantar la operación a este ejercicio 2020, pues ello puede suponerles un importante ahorro desde el punto de vista fiscal.

No obstante, para aquellas empresas cuyo volumen de facturación no supere los 40 millones de euros, esta medida no resultará de aplicación hasta transcurridos 3 años, pudiendo, durante ese periodo, seguir disfrutando del 100% de exención.

En cuanto al Impuesto sobre el Patrimonio, se establece el carácter indefinido de este tributo, y se eleva en un punto porcentual el tipo aplicable a los patrimonios de más de 10 millones de euros, pasando a ser del 2,5% al 3,5%.

En el ámbito del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), se eleva el tipo de las bebidas azucaradas, que pasarán de estar gravadas con el tipo reducido del 10%, a estarlo con el tipo general del 21%.

No obstante, esta medida sólo afectará a la compra de dichas bebidas en supermercados y resto de establecimientos, pero no a su consumo en bares y restaurantes, donde el tipo impositivo seguirá siendo del 10%.

También se incrementa en 2 puntos el Impuesto sobre las primas de seguros, que pasa a ser del 8%.

Al margen del Proyecto de Ley de Presupuestos, se incluyen medidas en otras leyes, entre las que merece la pena destacar la incluida en la Ley de Prevención y Lucha contra el Fraude que se está tramitando en el Congreso, consistente en la imposición de un tipo de gravamen del 15% los beneficios no distribuidos como dividendos a los socios de las SOCIMIS o Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria.

Como ya hemos comentado al principio de este artículo, las medidas anteriores aún están pendiente de aprobación, pero debemos tenerlas en cuenta a la hora de planificar posibles operaciones y plantearnos, en la medida de lo posible, adelantar las mismas a este ejercicio 2020, pues una buena planificación en este sentido puede suponer un ahorro fiscal importante.

 

Sobre la autora: Carmen Rodríguez Calvo es Responsable del área Fiscal y Tributario en AGM Abogados.

 

Comentarios