Connect with us

Artículos

Reformas legales para la agilización de empresas

Socio del área de Innovación y Emprendimiento de ECIJA

Tiempo de lectura: 5 min

Publicado


Comentar



El pasado 11 de febrero de 2021, el presidente Pedro Sánchez presentó la Estrategia España Nación Emprendedora con 50 medidas de apoyo al talento y al emprendimiento innovador, con el pleno convencimiento de servir de ayuda para la recuperación económica y social de España que modernizan el sistema productivo y favorecen la creación de empleo de calidad.

Dicho esto, me gustaría informaros que hace unos días pude participar, como oyente, en una charla en la plataforma social Clubhouse (¡Sí, en Clubhouse!) dónde varios expertos del sector emprendimiento debatían cuestiones de este ecosistema en España durante 2021. Entre otras cuestiones, me llamaron la atención dos puntos en los cuales hicieron hincapié: madurez del emprendimiento en España, ligado a la aparición de nuevos hubs y, la necesidad de acometer reformar legales para flexibilizar la carga administrativa de las empresas.



“Tenemos un ecosistema relativamente maduro, con varios hubs de los más importantes de Europa como Madrid y Barcelona”(Foto: Economist & Jurist)

El primero de ellos, hablaba sobre un crecimiento y avance de los ecosistemas emprendedores en nuestro país más allá de ciudades como Madrid y/o Barcelona. Otras regiones/ciudades de España han venido recogiendo de una manera excepcional el testigo de éstas creando, con el apoyo de los emprendedores, administraciones públicas y el corporate empresarial, numerosos proyectos a tener muy en cuenta para el futuro del sector del emprendimiento en nuestro país. El Informe Tendencias de Inversión en España 2020 de la Fundación Bankinter, así como el Informe Tendencias de Inversión en España 1Q 2021 ya se hacen eco de estas cuestiones; “Aunque Barcelona y Madrid siguen liderando la inversión, disminuye más de un 20% el porcentaje que representan. La inversión fuera de estos hubs crece más de un 151,5%, liderada por Valencia”. La inversión en hubs como Bilbao, Málaga o Galicia la tendremos que tener en cuenta en los próximos años.

Igualmente, desde la Fundación Bankinter destacan el buen comienzo de 2021 para el sector dónde Madrid lidera la inversión en España con 746M€, seguido de Barcelona con 309,82M€, con Valencia y Bilbao a mucha distancia. El primer trimestre del año ha venido marcado por unas pocas grandes operaciones, muy concentradas en los hubs principales de España: Madrid lidera el volumen de inversión con 746M€, un crecimiento enorme del 4.017,6% respecto al mismo periodo del año pasado, y del 445,1% respecto al trimestre anterior. Le sigue Barcelona con un crecimiento interanual del 449% y con Valencia y Bilbao a mucha distancia.

Para más inri, hace unos días, nuestra compañera Elena Gómez Pozuelo (@gomezdelpozuelo en Twitter) publicaba los resultados de un estudio (Expat Insider 2020) sobre las mejores ciudades del mundo para vivir y trabajar para los expatriados. Es cuanto menos llamativo, que hay 5 ciudades españolas entre las 25 primeras: la 1ª mejor ciudad del mundo es Valencia, también están Alicante (2º), Málaga (6ª), Madrid (9ª) y Barcelona (25ª).

Tenemos un ecosistema relativamente maduro, con varios hubs de los más importantes de Europa como Madrid y Barcelona, una tendencia al alza de la inversión, un gran número de operaciones, pero ¿qué necesitamos para despegar?

Es en este preciso momento dónde abordaremos el segundo punto que me llamó la atención y en el que todo el mundo hacía hincapié, que no es otro que la urgente necesidad por parte del Gobierno en adoptar medidas legislativas que favorezcan y doten de estabilidad y flexibilidad a este sector.

El primer paso no es otro que la aprobación de la archiconocida como Ley de Startups, la cual se encuentra en fase de anteproyecto, y que pretende dar solución a la dispersión normativa legal que existe en nuestro país en materia de emprendimiento. Se trata de una ley que va a reconocer la especificidad de las empresas emergentes con alto potencial de crecimiento y generación de empleo, riqueza e innovación. Una ley que, en palabras de Sánchez, “facilitará la tramitación administrativa, ayudará a retener y atraer el talento necesario, impulsará el acercamiento entre la Formación Profesional, la Universidad y las empresas emergentes, e incluirá ventajas fiscales e incentivos de inversión”.

En fase de Consulta Pública de la futura Ley de Startups, desde ECIJA y fruto del amplio conocimiento de la firma en el sector y en colaboración con clientes y especialistas en la materia, tuvimos ocasión de remitir al Gobierno las diferentes propuestas al texto del Anteproyecto de “Ley de Fomento del Ecosistema de Startups”, en relación con varios bloques principales con margen de mejora:

  • Delimitación conceptual de las Startups.
  • Acceso de los emprendedores a la financiación.
  • Solventar las barreras legales, administrativas y de financiación, entre otros elementos.

No hay que obviar que, hoy en día, la creación/constitución de una sociedad en España conlleva un coste económico y en tiempo innecesario; se requieren gestiones ante notaría, registro mercantil, registro mercantil central, bancos, etc. que suelen tardar no menos de tres semanas (en otros países como Georgia el trámite lleva unas horas). La realidad es que en otros países se puede llegar a constituir una empresa por medios telemáticos y en 24 horas.

Nuestros legisladores se han puesto las pilas en este sentido y, recientemente, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, ha lanzado una Consulta Pública sobre medidas para favorecer la creación de empresas y su crecimiento a través de la cual recabar opiniones que sirvan para (a través de su correspondiente proceso legislativo) dcitar una norma que elimine las trabas administrativas existentes, con dos objetivos claros; (i) el impulso de la creación de empresas y; (ii) el fomento de su crecimiento.

Todo ello se abordará a través de una nueva Ley de creación y crecimiento de empresas, que impulse la inversión productiva, la innovación y la modernización de las empresas, con reformas normativas para mejor el clima de negocios e impulsar el emprendimiento en todo el territorio.

La eliminación de barreras a la entrada de empresas en el mercado es necesaria, y más aún si cabe en el contexto actual de crisis económica fruto de la pandemia. Para ello, se plantean las siguientes cuestiones respecto a la creación de empresas:

  • Eliminar la necesidad de dotar de un capital social mínimo legal para constituir una SL de 3.000 euros.
  • La posibilidad de constituir una empresa de manera 100% digital/electrónica.
  • Eliminar barreras de entrada en determinadas actividades económicas.

Y se proponen las siguientes soluciones:

  • Eliminar el requisito de capital mínimo de 3.000 euros para la constitución de una newco, permitiendo su constitución con 1 euro de capital (funcional). Se llevaría a cabo con una reformar de la Ley de Sociedades de Capital.
  • Posibilidad de constituir una newco de manera totalmente digital en el plazo máximo de 10 días para ciudadanos de la Unión Europea.
  • Posibilidad de que las startups puedan presentar a lo largo de su vida toda la información/documentación ante el registro u otros organismos de forma telemática.
  • Reformas adoptadas para mejorar la regulación en el ámbito económico para dotar de seguridad jurídica a las empresas, y evitar cargas administrativas innecesarias (sustitución de autorización o sistemas de control ex ante, por un régimen de notificación y/o declaraciones responsables).

Las consideraciones a esta Consulta Pública planteada por parte del Gobierno español servirán para elaborar una propuesta de anteproyecto de Ley que se elevará a audiencia pública.

El Informe GEM (Global Entrepeneurship Monitor) plantea diez recomendaciones para reactivar el emprendimiento. No es baladí que la primera recomendación sea la de estimular la creación de las empresas, sobre todo las que encajen en la nueva normalidad.

Por todo lo comentado, no dejemos que las iniciativas empresariales innovadoras que existen en nuestro país (que son muchas) se ejecuten en otros países donde tengan políticas más flexibles y favorables en cuanto a la creación de startups y atracción de talento e inversiones.

Dicen que cuando alguien se va de un lugar es que ya se ha ido. Con el ecosistema emprendedor sucede algo muy parecido. Si el objetivo es que en 2030 España sea una Nación Emprendedora, tenemos que ser valientes y abordar los problemas actuales con el objetivo de que nadie se vaya de este inmejorable ecosistema emprendedor que es España.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments