Connect with us

Artículos

Tendencias del sector legal para 2022

¿Por qué no aprovechar un TikTok, Instagram o el Metaverso para llegar a las personas?

(Foto: Economist & Jurist)

Socia de Protección de Datos y TMT de ECIJA.

Tiempo de lectura: 5 min



Artículos

Tendencias del sector legal para 2022

¿Por qué no aprovechar un TikTok, Instagram o el Metaverso para llegar a las personas?

(Foto: Economist & Jurist)



Desde mi punto de vista, como abogada especializada en nuevas tecnologías y propiedad intelectual, para hablar acerca de cuáles van a ser las tendencias del sector legal, primero, debemos entender, cuáles son los retos y necesidades que tiene la sociedad y, por ende, nuestros clientes en la actualidad, así como cuál es el actual funcionamiento de los despachos de abogados y qué es lo que necesitamos, también, tanto a nivel de equipo como de estructura.

Así, por un lado, nos encontramos todavía con una situación de pandemia que comporta que la prestación de servicios jurídicos, se deba dar, en buena parte, de manera telemática, con lo cual, hay que salvar una serie de retos y aplicar una serie de tecnologías para poder seguir prestando los servicios con relativa o práctica normalidad.



También hay que tener en cuenta que, esta forma de trabajar, híbrida, que combina lo presencial y lo remoto en nuestro sector, ha venido para quedarse, por lo que habrá que buscar fórmulas efectivas de continuar prestando los servicios que ciertos clientes requieren, mejorando los procesos y sin que esta forma de trabajar haga que se enfríe la relación con el cliente, por una parte; mientras que, por otra parte, suponga que los empleados también puedan trabajar codo a codo, de manera dinámica y con una buena comunicación.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que existen ya en el mercado, nuevas formas de trabajar o prestar servicios jurídicos, lo que viene conociéndose como legaltech, que también vale la pena conocer y aprovechar, pudiendo marcar estas las tendencias de 2022.

“Mejorando los procesos y sin que esta forma de trabajar haga que se enfríe la relación con el cliente”. (Foto: Economist & Jurist)

De este modo, la clave para poder seguir prestando los servicios con cierta normalidad teniendo en cuenta los dos escenarios planteados antes, es, en primer lugar, la digitalización de los servicios jurídicos, si no todo, en buena parte, disponiendo de herramientas que permitan organizar llamadas, reuniones, debates, así como disponer de repositorios con documentos en la nube, protegidos, obviamente, con las máximas medidas de seguridad, tanto para los empleados como, en función de los casos, para los clientes, espacios de interacción, foros o disponer de un inventario o relación de consultas… Lo que vendría a ser una Intranet pero con un formato más ágil o más actualizado, aprovechando de los recursos vinculados de que podemos disponer hoy en día y para que todo se pueda llevar a cabo, tanto en formato online como offline.

En segundo lugar, hay que entender que el cliente ya no va a encontrar al despacho de maneras tan tradicionales sino que lo va a encontrar en Internet, en eventos online, por lo que hay que disponer de elementos que permitan diferenciar al despacho o marca personal y profesional, del resto, en Internet. Hay que disponer de nuevas fórmulas y formas de captar clientes, de aportar propuestas de valor que nos distingan del resto, desde el circuito de captación de clientes hasta la ejecución del servicio y emisión de facturas, así como en proceso continuo de fidelización del cliente. Estamos en un mundo donde todo va muy rápido. Cada vez se ofrecen más servicios, de mayor calidad en algunas ocasiones y de una forma más económica por lo que tenemos que encontrar los elementos para diferenciarnos y que el cliente apueste por nosotros.

Hay que aprovechar las plataformas de interacción y comunicación así como redes sociales que tenemos a nuestro alcance, no solo vinculadas al legaltech sino en general, para llevarlas a nuestro terreno y ofrecer servicios más personalizados o más originales, que llamen la atención del cliente. ¿Por qué no aprovechar un TikTok, Instagram o el Metaverso para llegar a las personas? Si hoy en día, casi todo el mundo tiene o visita alguna de estas plataformas… La clave está en encontrar cuál es la más adecuada y qué tipo de contenidos generamos y cómo.

El marketing no solo es aplicable a algunos sectores. Hay que ser conscientes que hoy en día el marketing digital aplica también al sector de la abogacía y hay que conocer o tener expertos en nuestro equipo que nos ayuden con esa estrategia. Hay que entender conceptos como identidad digital y reputación social no solo para defender a nuestros clientes sino para crear una propia.

En tercer lugar, debemos apostar por la inserción e integración en nuestra propia organización de sistemas, software y metodologías que se apoyen en la tecnología, abrazando lo digital de manera natural. Esto es, automatizar procesos más administrativos y elementos o documentos que se puedan parametrizar y estandarizar; disponer de herramientas automatizadas que nos permitan generar contratos o automatizar procesos.

Debemos ser capaces de utilizar la Inteligencia Artificial y el blockchain para automatizar procesos y documentos y de utilizar el Big Data para mejorar en la prestación de servicios, en conocer qué es lo que el cliente necesita o busca y cómo se puede añadir mayor propuesta de valor y diferenciación.

“¿Por qué no aprovechar un TikTok, Instagram o el Metaverso para llegar a las personas?” (Foto: CNN)

En el día a día, en esa interacción con el cliente o el empleado, los despachos deben apostar también más por un modelo de Experiencia del Cliente o usuario (User experience), disponiendo de fórmulas o plataformas que sean fáciles de utilizar y accesibles, transparentes y claras, usables, cercanas. Esta experiencia debe ser capaz de recopilar también datos tanto para la mejora de servicios de cara a nuestros clientes, como de cara a la mejora en el bienestar y productividad de los empleados, dentro de la organización, aspectos muy ambiciosos pero por los que se debería ir apostando.

También es importante que dentro de nuestro despacho, cada vez más, existan expertos relacionados con la tecnología, la privacidad, las nuevas formas de generar negocio de sectores tradicionales que pasan por un proceso de transformación digital. De este modo, tenemos que apostar por formación interna y luego asesoramiento a clientes en ámbitos como el mundo de los ecommerce y apps móviles, el gaming, el fintech, el biotech, la eHealth, la generación y protección de contenidos digitales audiovisuales o de cualquier otra naturaleza creativa, la educación online, entre muchos otros.

En definitiva, como apuesta para el 2022, tenemos que acabar de perfilar y mejorar procesos que ya hemos venido implementando antes y durante la pandemia, para aprovechar al máximo estos recursos y mejorar procesos, tanto en el servicio jurídico a los clientes como en el acompañamiento al equipo, facilitando el contacto, la compartición de contenidos, el “crecer juntos”. Hay que apostar también por la experimentación con nuevas herramientas, si bien, utilizando entornos que cumplan con las normativas, obviamente, y que apuesten además, por la responsabilidad social corporativa, estrechamente vinculada a la transformación digital.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments