Connect with us

Economía

Buenas perspectivas de consumo de cara a la Navidad

El consumo de los españoles podría crecer un 14%, según un estudio de Deloitte

Los españoles van a gastar más este año en compras navideñas

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 5 min



Economía

Buenas perspectivas de consumo de cara a la Navidad

El consumo de los españoles podría crecer un 14%, según un estudio de Deloitte

Los españoles van a gastar más este año en compras navideñas



Estamos a una semana del Black Friday, un día de grandes descuentos importado de Estados Unidos y que cada vez tienen una incidencia mayor en los hábitos de consumo de la gente y en la facturación del comercio. Este día de consumismo compulsivo es la antesala de otra época de grandes gastos: la Navidad. Después de que el año pasado esta campaña se viera truncada por las medidas contra la Covid, este año parece que hay ganas de consumir.

Según el Estudio de Consumo Navideño realizado por la consultora Deloitte, las familias españolas tienen previsto gastar una media de 613 euros en sus próximas compras navideñas, esto es un 14% más que los 554 euros que gastaron en ese período en el año 2019, antes del estallido de la pandemia.



A tenor de lo recogido por este informe, la intención de gasto crecerá gracias al mayor optimismo que ha traído la vacunación, el fin de muchas restricciones ligadas al control de la pandemia y al ahorro acumulado en el último año y medio por las familias.

En este sentido, y según publica el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS),el Índice de Confianza del Consumidor (ICC), se situó en España en 97,3 puntos en octubre, el doble que hace un año (48,5), lo que responde a una mejor valoración de la situación actual económica y el aumento de las expectativas de los consumidores.

El 62% de los consumidores consultados espera aumentar su gasto en las próximas semanas. (Foto: Google)

Además, en cuanto a la tasa de ahorro de los hogares, sigue en niveles elevados, y ronda el 19% de su renta disponible en el segundo trimestre de 2021, frente al 31,5% del trimestre del año anterior. Esta bajada se debe al aumento del consumo tras el fin del confinamiento y la moderación de las restricciones, según la interpretación del dato que hace el Instituto Nacional de Estadística (INE). Cabe destacar que una parte relevante del ahorro acumulado actualmente por los hogares es un excedente por los gastos no ejecutados debido a las diferentes restricciones de la pandemia y la propia cautela del consumidor.

Los factores señalados hacen que, según informa Deloitte, el 62% de los consumidores consultados espera aumentar su gasto en las próximas semanas, mientras que el 38% espera disminuirlo, apuntando como principales motivos un coste de vida más alto y la inestabilidad económica. A este respecto, señalar que el informe muestra cómo la preocupación por el aumento de precios registrado en los últimos meses es mayor en España que en la media europea y global.

Los meses de noviembre y diciembre son los más relevantes para el consumo. En el transcurso de los mismos se desarrolla lo que se ha dado en llamar el Golden Quater, en el que se encadenan fechas tan señeras para el consumo como el día de los Single’s Day, Black Friday, Ciber Monday o la campaña de Navidad. Diciembre se mantiene como el mes en el que se realiza el mayor volumen de compras con el 53% del total. Este año noviembre pierde algo de fuelle con respecto a otros años y este ejercicio, según el informe de Deloitte, abarcará el 27% del total.

Un 20% de los consumidores dejará sus compras para las rebajas de enero. (Foto: Google)

Una de las novedades que prevé Deloitte es un cierto retraso del consumo para enero. En concreto, un 20% de los consumidores dejará sus compras para entonces buscando las rebajas, aunque como reconoce el estudio, se podrá ver condicionado por los miedos a los retrasos en la cadena de suministros. El miedo a que se pueda producir la falta de algún artículo que se quiera adquirir puede generar un efecto positivo para el comercio físico, sobre todo las grandes superficies. Según Victoria Larroy, socia de Bienes de Consumo y Distribución de Deloitte, “es una de las tendencias por las que se está volviendo a estos comercios. Existe la percepción de que un gran almacén puede garantizar un mayor surtido«. La socia de Deloitte explica que “muchos de nuestros clientes medianos y grandes han adelantado compras, han cambiado la forma de proceder con los proveedores, han apostado por la cercanía, han pagado más por los costes de transporte y fletes y, en general, tienen más superficie logística para almacenar la mercancía».

La encuesta de Deloitte ha sido realizada a través de internet a 1.000 personas cuyas respuestas fueron recogidas entre el 20 y el 25 de octubre. Entonces no se había producido el crecimiento de casos de Covid en Europa y tampoco se habían puesto en marcha nuevas restricciones de movimiento como las que ya se están produciendo en Alemania o Austria.

A pesar de que el nuevo avance de la pandemia no pinta bien, parece pronto para saber si el incremento de casos de Covid va a volver a estropear la campaña navideña. En este sentido, en España aún no se han detectado niveles de contagio preocupantes. Los altos niveles de vacunación parece que pueden ayudar a contener el problema.

El incremento de casos de Covid puede volver a estropear la campaña navideña. (Foto: Google)

En cualquier caso, si la pandemia volviera a descontrolarse, no sería el único elemento que puede influir negativamente en el consumo durante estas fechas. La mayor predisposición al gasto de los consumidores se puede ver frenada por la imposibilidad de las empresas para hacer frente a esa demanda.

La Holiday 2021 Consumer Pulse Survey, realizada por KPMG, llama la atención sobre la crisis de suministro a nivel global que sería consecuencia “del diseño clásico de las cadenas de suministro a nivel global, que sitúa el foco en la eficiencia, concentra la producción en pocos mercados y permite disponer de muy poca capacidad de reacción ante disrupciones inesperadas”. En el momento actual, la cadena de suministro se vería afectada, además, “ante la confluencia de la escasez de algunos productos, los retrasos en los envíos y el incremento de los precios del transporte como consecuencia del encarecimiento de materias primas y los precios de la energía”, destaca el informe.

Según este informe, un 82% de los ejecutivos del sector retail teme una posible escasez en sus inventarios. Una inquietud que también comparten los consumidores: el 54% se muestra preocupado respecto al desabastecimiento y la escasez de algunos productos. Aunque esto puede llevar a que haya consumidores que estén adelantando las compras que iban a realizar en Navidad, parece que el posible desabastecimiento puede terminar perjudicando al comercio y su recuperación después de la dura crisis que ha atravesado.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments