Connect with us

Economía

Crece la actividad empresarial de la Eurozona, pero las perspectivas son malas

Los cuellos de botella en la distribución y la extensión de la Covid ponen en riesgo la recuperación

La producción industrial de la Eurozona ha crecido en noviembre. (Foto: E&J)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 4 min



Economía

Crece la actividad empresarial de la Eurozona, pero las perspectivas son malas

Los cuellos de botella en la distribución y la extensión de la Covid ponen en riesgo la recuperación

La producción industrial de la Eurozona ha crecido en noviembre. (Foto: E&J)



La epidemia de Covid, así como la paralización de la actividad económica como consecuencia de las restricciones de movimiento impuestas por los gobiernos de toda Europa, provocaron que la actividad empresarial se desplomara. Con la eliminación de las restricciones, gracias en buena medida al control de la pandemia y la extensión de la vacunación, se ha podido recuperar la actividad empresarial.

Según el índice compuesto de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) de la consultora Markit, el crecimiento de la actividad empresarial de la zona euro volvió a acelerarse en noviembre después de caer en octubre. El PMI de la zona euro de Markit -elaborado en base a encuestas realizadas a directores de compra del sector servicios y manufacturero- se situó en noviembre en 55,8 puntos, su mejor resultado de los últimos dos meses y 1,6 puntos por encima de la cifra de octubre (54,2), cuando marcó un nuevo mínimo en el semestre.



Por su parte, el PMI del sector de servicios, dominante en el bloque, subió a 56,6 puntos desde 54,6 el mes anterior, muy por encima de todas las previsiones de una encuesta de Reuters que había pronosticado una caída a 53,5 puntos.

Aumento de los precios de producción

En su informe, la consultora destaca la mejora de la actividad pese a que las presiones inflacionistas continúan recrudeciéndose. Según los datos que ha recopilado, los costes que soportan las compañías y los precios medios cobrados tanto por los productos como por los servicios «aumentaron a ritmos récord«. No obstante, a pesar de la buena noticia que suponen los datos aportados por Markit, la propia consultora advierte que la situación en el tercer trimestre puede no ser tan propicia de cara al último tramo del año.

El aumento de casos de Covid pone en peligro la recuperación en Europa. (Foto: E&J)

Entre los factores que pueden influir en el empeoramiento de la situación está el incremento de casos de Covid en toda Europa, que ya está haciendo que en algunos países se estén endureciendo las medidas para contener la pandemia, y los persistentes problemas de abastecimiento.

«Una expansión más sólida de la actividad total en noviembre contravino las expectativas de los economistas de que se produciría una desaceleración, pero probablemente no logre impedir que la zona euro sufra un crecimiento más lento en el cuarto trimestre, especialmente porque se espera que el creciente número de contagios por el virus cause nuevos desafíos para la economía en diciembre«, ha declarado Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit citado por Reuters.

Los cuellos de botella en la oferta causados por la pandemia y los problemas en la distribución han impulsado al alza el precio de muchas mercancías. El índice compuesto de precios de los insumos se disparó hasta 75,9 puntos desde la lectura anterior de 73,2, la más alta con diferencia desde que comenzó la encuesta a mediados de 1998.

La demanda siguió siendo fuerte y las fábricas pudieron trasladar a los clientes parte del aumento récord de los costes de las materias primas. El índice de precios de producción subió a 74,3 puntos desde los 72,6 del mes anterior, el más alto desde que IHS Markit empezó a recoger los datos hace 19 años.

Esta circunstancia puede suponer un problema en el medio plazo. El traslado a los clientes del aumento de los costes de las materias primas va a terminar retroalimentando la alta inflación que está lastrando la economía mundial. Esto pone en duda la afirmación del Banco Central Europeo de que el aumento de la inflación es transitorio. Las expectativas de inflación de la zona euro corren el riesgo de seguir sobrepasando el objetivo del 2% de la entidad el año que viene.

El PMI de Alemania subió en noviembre a 52,8 puntos, el nivel más alto en dos meses. (Foto: Google)

Crecimiento en Alemania

Hoy también se ha conocido el resultado de la encuesta relativa a la producción de Alemania en noviembre y el patrón de la Eurozona se repite: crecimiento inesperado del PMI en noviembre y malas perspectivas de cara a final de año.

El índice compuesto de gestores de compras de Alemania elaborado por IHS Markit, subió en noviembre a 52,8 puntos, el nivel más alto en dos meses, desde los 52,0 de octubre y por encima de las expectativas de los analistas.

La escasez de materiales y los problemas de la cadena de suministro, combinados con el aumento de la factura energética y de los salarios, provocaron una tasa de inflación de costes sin precedentes que, a su vez, llevó a muchas empresas a elevar sus propios precios hasta un nivel récord, según la encuesta.

El Bundesbank ya ha avisado que las cosas podrían torcerse en el último tramo del año. Este lunes informó que la economía alemana podría estancarse en el último trimestre de este año, ya que la falta de bienes y mano de obra, así como las nuevas restricciones frente a la pandemia de coronavirus, podrían poner fin a su reciente recuperación.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments