Connect with us

Economía

EE.UU. pide ayuda para reducir el precio del petróleo

El presidente estadounidense se ha dirigido a China, Corea del Sur y Japón para que liberen parte de sus reservas de crudo

El precio del petróleo se ha convertido en una preocupación mundial (Foto: E&J)

Tiempo de lectura: 4 min



Economía

EE.UU. pide ayuda para reducir el precio del petróleo

El presidente estadounidense se ha dirigido a China, Corea del Sur y Japón para que liberen parte de sus reservas de crudo

El precio del petróleo se ha convertido en una preocupación mundial (Foto: E&J)



Generalmente, cuando se explican los motivos de la descontrolada escalada de precios que se vive en todo el mundo, uno de los factores a los que se apunta en primer lugar, y con razón, es el precio de la energía. También de manera más o menos generalizada, cuando se habla de energía las preocupaciones se centran en el precio de la luz. No obstante, esto no significa que, en lo que se refiere al mix energético del IPC, este sea el único componente motivo de seguimiento y preocupación.

El propio presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha manifestado que frenar la subida de los precios, especialmente del crudo, era su prioridad absoluta. La preocupación del mandatario estadounidense está más que justificada. El pasado mes de octubre, el petróleo Brent alcanzaba los 85 dólares el barril, un nivel parecido al alcanzado por el West Texas y desconocido desde 2014.

La verdad es que desde que llegó a la Casa Blanca, Biden ha estado presionando a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para que aumenten la producción de crudo y ayuden a reducir las tensiones que hay en los precios del petróleo. Estos llamamientos de Biden han tenido el mismo efecto que si hubiera predicado en el desierto.



La OPEP mantiene sus planes de producción pese a las demandas de EE.UU. (Foto: Google)

En una reunión virtual celebrada el pasado 4 de noviembre, la OPEP ignoró por tercera vez este año la petición de Estados Unidos de acelerar el ritmo del aumento de la oferta petrolera y se limitaron a mantener la hoja de ruta que aprobaron el pasado mes de julio. Decidió entonces recuperar de forma gradual el nivel de bombeo prepándemico, mediante aumentos de 400.000 barriles diarios cada mes, hasta septiembre de 2022, y reunirse mensualmente para vigilar la situación y eventualmente reajustar el nivel de la oferta. En línea con ello, en la citada reunión confirmaron «la decisión de ajustar al alza la producción conjunta» en 400.000 barriles diarios para diciembre», según la declaración final de la reunión.

El presidente Biden, que ve el gran desgaste político que le supone que el precio de la gasolina en su país esté alcanzando niveles de récord a pesar de ser una de las potencias productoras del mundo, ha decidido mover ficha.

Reunión entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden y el de China, Xi Jinping. (Foto: Google)

Estados Unidos ha propuesto a China, Corea del Sur y Japón una acción coordinada para liberar las enormes reservas de petróleo de las que disponen los respectivos países para reducir el precio del petróleo ante la negativa de la OPEP de aumentar la producción de crudo. Según informaciones de agencias, la reciente cumbre telemática entre el presidente Biden y su homólogo chino, Xi Jinping, sirvió para acercar posturas para hacer frente de manera más o menos conjunta a la crisis energética.

Paso adelante de China

Según se ha sabido ahora, Pekín comenzó a liberar en septiembre parte de sus existencias en el mercado local para reducir el precio que los productores chinos están pagando por el combustible. «Se están llevando a cabo trabajos de liberación de petróleo crudo en este momento», ha explicado hoy a Bloomberg una portavoz de la Administración Nacional de Alimentos y Reservas Estratégicas de China, confirmando la noticia adelantada por Reuters. «Daremos a conocer más detalles sobre el volumen de petróleo y la fecha de su venta en nuestro sitio web a su debido tiempo», ha añadido la portavoz de la agencia china.

La acción que ha llevado a cabo China no es ni de lejos suficiente para quitar presión al precio del petróleo, y por eso el líder estadounidense está intentando que India y Japón se unan a su país y China y aprovechen las gigantescas reservas de crudo que almacenan para frenar la escalada de precios.

A la espera de que pueda haber una acción coordinada entre estos países, el mercado de petróleo parece haber tomado nota de este movimiento y hoy se registran descensos que se aproximan al 1%. El Brent cae por debajo de los 80 dólares y el Texas de los 77 dólares.

La cotización del petróleo está disparando el precio de la gasolina. (Foto: E&J)

A pesar de que es Estados Unidos quien lidera esta iniciativa, precisamente este país no tiene facilidad para poner disponer de las reservas estratégicas de petróleo a su antojo. En realidad, solo puede utilizar este petróleo en caso de guerra o de problemas de suministro.

Con algo más de 47.000 millones de barriles, Estados Unidos cuenta con las mayores reservas de petróleo del mundo. La última vez que se utilizaron fue en marzo de 2014, con la venta de 5.000 millones de barriles de petróleo, a modo de prueba para verificar el comportamiento del mercado. La otra venta más reciente de petróleo fue en 2012 por el impacto del huracán Isaac en las infraestructuras del Golfo de México. En 2011, fue la última vez de una acción coordinada con aliados estadounidense como consecuencia de la guerra civil en Libia, y se coordinó con la Unión Europea. Se liberaron 30.600 millones de barriles.

Se mantiene la demanda mundial

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicó el pasado martes un informe en el que mantiene sus previsiones sobre la demanda mundial de crudo, con un incremento de 5,5 millones de barriles diarios este año y de 3,4 millones en 2022. Por una parte, constata el reforzamiento del consumo de gasolina conforme se levantan las restricciones a los viajes internacionales, pero al mismo tiempo observa la nueva ola de Covid que afecta a Europa y una actividad industrial más débil de lo esperado, así como el efecto disuasorio de los elevados precios del barril pesa en sentido contrario.

La principal novedad, según la AIE, es el incremento de la producción global de petróleo, que en octubre creció en 1,4 millones de barriles diarios hasta 97,7 millones. Una producción que, de salir adelante el plan de Biden, podría aumentar y ayudar a bajar los precios.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments