Connect with us

Economía

El déficit de la Seguridad Social se triplica en 2020 tras cobrar cuatro préstamos

Redactor de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 3 min

Publicado


  • El déficit presupuestario se sitúa al cierre del pasado año en el 4,1% del PIB.
  • Supone un 20% más que el registrado en 2019.


 



El desfase presupuestario de la Seguridad Social se verá triplicado al cierre de 2020 en relación al de 2019, alcanzando el 4,1% del PIB, contra el 1,3% del año anterior. Al convertir estos datos en cifras económicas, supone un déficit de unos 56.000 millones de euros. Unos datos que llegan en un año especialmente difícil para el Sistema, ya que ha sido el único órgano de protección social empleado en los meses más duros de la pandemia para ayudar a las rentas de los ciudadanos y dar ayudas a trabajadores, empresas y autónomos, otorgando el Gobierno hasta cuatro préstamos a lo largo del año lo que ha traído consigo el  mencionado desequilibrio.

Las cifras del desfase presupuestario recogidas en el documento elaborado por Hacienda y enviado a Bruselas alcanza los 56.000 millones de euros. Fuente: Google.

De hecho, si atendemos únicamente a la labor contributiva de la Seguridad Social el año pasado, las cotizaciones percibidas contras las prestaciones ordinarias de los pagos habituales donde el principal gasto son las pensiones, el desfase presupuestario se encuentra cerca de los 20.000 millones de euros. Así, es un 20% mayor que el de 2019, que se situó en unos 16.000 millones de euros.

El incremento del déficit está vinculado con la bajada de ingresos procedentes de lo que cotizan los trabajadores, así se genera un desequilibrio exclusivo en la partida de pensiones. Las cotizaciones sociales hasta el pasado mes de noviembre eran de 109.417 millones de euros si atendemos a los datos de ejecución presupuestaria, es decir, 3.000 millones menos de lo recaudado en la misma etapa de 2019, lo que supone un 3,8% menos a causa de las limitaciones sobrevenidas de la pandemia.

El incremento del déficit está vinculado con la bajada de ingresos procedentes de lo que cotizan los trabajadores. Fuente: elprogreso.es

Para combatir el cierre de negocios y la destrucción de puestos de trabajo, el Ministerio de Hacienda ha elaborado el Plan de Estabilidad Presupuestaria, que ha sido enviado a Comisión Europea. En él se recogen actuaciones de la Seguridad Social en el ámbito de los gastos con un coste cercano a los 30.000 millones de euros, y en el plano de los ingresos por un valor superior a 6.000 millones de euros en exenciones, entre las que se encuentra el coste del ingreso mínimo vital (IMV) hasta diciembre de 2020 que se encuentra cerca de los 1.000 millones de euros.

Las cifras del desfase presupuestario recogidas en el documento elaborado por Hacienda y enviado a Bruselas, que alcanza los 56.000 millones de euros, engloba todas las inyecciones de dinero extra que ha necesitado la Seguridad Social ha lo largo del último ejercicio para luchar contras las medidas de gasto, que se sitúan en 51.000 millones. Dentro de esta cantidad se recogen los cuatro préstamos que liberó el Estado en 2020: en abril uno de 13.800 millones como se establecía en el Presupuesto General del Estado; el segundo y el tercero otorgados en mayo de 14.000 millones y 16.000 millones respectivamente; y por último uno de 6.000 millones en noviembre del pasado año, que junto a los de mayo sirvieron para financiar la paga extra de los pensionistas de junio y noviembre. La nómina en estos meses llega a los 20.000 millones de euros.

De todos modos, para conocer realmente cuál es el déficit generado por las medidas impuestas para paliar la pandemia, habrá que esperar a ver el cierre presupuestario de 2020 de la Seguridad Social, previsto para finales de este mes.