Connect with us

Economía

El PIB español crece un 2% en el tercer trimestre, menos de lo esperado

La economía de la zona euro se ha expandido por encima de las estimaciones, pero con una inflación disparada

La economía española creció un 2% en el tercer trimestre de 2021. (Foto: Freepik)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 5 min



Economía

El PIB español crece un 2% en el tercer trimestre, menos de lo esperado

La economía de la zona euro se ha expandido por encima de las estimaciones, pero con una inflación disparada

La economía española creció un 2% en el tercer trimestre de 2021. (Foto: Freepik)



El crecimiento de la economía española pierde vigor. Según el dato publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su avance sobre tercer trimestre, el Producto Interior Bruto español ha crecido un 2% respecto al trimestre anterior. Esta tasa es nueve décimas superior a la registrada entre mayo y junio. La variación interanual del PIB se sitúa en el 2,7%, tasa 14,8 puntos inferior a la del segundo trimestre de 2021, en el que creció un 17,5%, según el INE.

En cuanto a la composición del crecimiento registrado durante el tercer trimestre, el INE señala que la contribución de la demanda nacional es de 1,5 puntos, 15,8 puntos inferior a la del segundo trimestre. Por su parte, la demanda externa presenta una aportación de 1,2 puntos, un punto superior a la del trimestre pasado. En este sentido, hay que destacar que el consumo interno, que es uno de los elementos que tradicionalmente tiran de la economía, presenta datos malos que explicarían el crecimiento del PIB por debajo de lo esperado.

Según la información ofrecida por el INE, el gasto en consumo final de los hogares experimenta una tasa interanual del 1,1%, lo que supone 22,3 puntos menos que en el trimestre anterior. Por su parte, el gasto en consumo final de las administraciones públicas presenta un crecimiento del 2,9%, un punto inferior a la del trimestre precedente.

Por debajo de lo esperado

El dato de crecimiento se encuentra por debajo de lo que esperaban muchos expertos, que vaticinaban un incremento del PIB del 3% entre julio y septiembre. En cualquier caso, el dato facilitado hoy es un avance de estimaciones. El definitivo se conocerá el mes próximo y será interesante ver cuál es el PIB trimestral final, sobre todo teniendo en cuenta el importante volantazo dado por el INE sobre el crecimiento de la economía en el segundo trimestre.

En sus estimaciones adelantadas, el INE anunció un dato de crecimiento del 2,8% intertrimestral entre abril y junio. Cuando recopiló todos los datos definitivos, realizó una profunda revisión de sus previsiones y redujo el crecimiento intertrimestral al 1,1%.

Como consecuencia de aquella corrección, buena parte de las previsiones de crecimiento de la economía española han sido revisadas a la baja. Así ocurrió con las del Fondo Monetario Internacional (FMI), que rebajó su perspectiva de avance del PIB español en 2021 del 6,2% al 5,7%; la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), que las ha reducido del 6,4% al 5,5%; o firmas como Funcas, que baja del 6,3% al 5,1%, mientras que el Banco de España ultima una relevante rebaja que publicará en diciembre. No obstante, estas revisiones apuntan a un retraso en la recuperación, ya que en buena parte de estas proyecciones mejoran sus estimaciones para 2022.

Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y vicepresidenta primera del Gobierno. (Foto: Moncloa)

Pese a lo que muestra la realidad, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha venido defendiendo la fiabilidad de sus cálculos que ha mantenido inalterados en un avance del 6,5% este año y del 7% el próximo ejercicio.

Crece la economía de la Eurozona

La decepción por el comportamiento de la economía española se opone a la positiva sorpresa dada por la zona euro. Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea, ha informado hoy que el PIB de la Eurozona creció más de lo esperado en el tercer trimestre. Según los datos preliminares conocidos hoy, el PIB en los 19 países que comparten el euro creció un 2,2% intertrimestral, lo que se traduce en un aumento interanual del 3,7%. Este dato ha sorprendido, ya que las estimaciones de crecimiento que se barajaban eran del 2,0% trimestral y un 3,5% anual, en comparación con las cifras del 2,1% y el 14,2%, respectivamente, del segundo trimestre.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea ha informado del PIB de la Eurozona en el tercer trimestre. (Foto: Creative Commons)

Para el conjunto de la Unión Europea, el crecimiento del PIB en el tercer trimestre de 2021 se situó en el 2,1%, frente al 2% del periodo abril-junio, según las estimaciones de Eurostat. Esto representa un crecimiento interanual del 3,9%. De este modo, la economía española, con un crecimiento del PIB en el tercer trimestre del 2% respecto de los meses entre abril y junio, muestra un crecimiento menor que la media de la zona euro.

El mayor ritmo de expansión trimestral entre julio y septiembre correspondió a Austria (3,3%), por delante de Francia (3%), Portugal (2,9%), Italia (2,6%) y Alemania (1,8%), mientras que los menores incrementos se observaron en Letonia (0,3%) y Chequia (1,4%), mientras que Lituania se estancó.

Inflación descontrolada

El aceptable crecimiento de la economía europea se ve eclipsado por el dato de inflación, que se ha convertido en un profundo dolor de cabeza para los responsables de la economía mundial. Eurostat ha informado que la previsión de tasa de inflación anual de la Eurozona subió siete décimas en octubre con respecto a septiembre, situándose en el 4,1%. Según la primera estimación preliminar sobre el dato de octubre realizada por Eurostat, este nivel de inflación no había sido alcanzado por el club del euro desde julio de 2008.

Por componentes, la energía anotó la mayor tasa anual, ya que llegó al 23,5% en octubre, tras haberse situado en el 17,6% en septiembre. Le siguen los servicios (2,1% en octubre frente al 1,7% en septiembre), los bienes industriales no energéticos (2% frente al 2,1%) y los alimentos, el alcohol y el tabaco (2%, sin cambios frente a lo anotado en septiembre).

Por países, los mayores porcentajes de inflación se anotaron en Lituania (8,2%), Estonia (7,4%) y Letonia (6%). A continuación, se situó España, con una inflación del 5,5%, tras registrar un 4% en septiembre y un 3,3 % en agosto.

Este dato se produce solo un día después de que el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidiera mantener los tipos de interés y no tomar de momento ninguna medida antiinflacionista. En la rueda de prensa posterior a la reunión, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, subrayó que la estrategia del organismo en cuanto al objetivo de inflación sigue siendo del 2% a medio plazo. Aunque afirmó que el BCE espera que la inflación caiga a lo largo del próximo año, tuvo que reconocer que “esto también puede implicar un período transitorio en el que la inflación esté moderadamente por encima de la meta”.

Será en la reunión de diciembre, a la que se han llevado todas las decisiones importantes del BCE, donde se sepa si el BCE sigue en sus trece y no toca los tipos o si, como está empezando a apostar el mercado, termina tocando las tasas de interés a finales de 2022.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments