Connect with us

Economía

El precio de la energía dispara el déficit comercial español

En agosto de 2021 se registró un déficit de 3.876 millones de euros, un 123,3% superior al del mismo mes de 2020

En el mes de agosto de 2021 las exportaciones españolas de mercancías crecieron un 25,1%. (Foto: Freepik)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 3 min



Economía

El precio de la energía dispara el déficit comercial español

En agosto de 2021 se registró un déficit de 3.876 millones de euros, un 123,3% superior al del mismo mes de 2020

En el mes de agosto de 2021 las exportaciones españolas de mercancías crecieron un 25,1%. (Foto: Freepik)



La economía española está dando señales de recuperación cada vez más claras, pero este regreso al crecimiento tiene a veces como consecuencia que viejos fantasmas vuelven a aparecer. Esto es lo que ha ocurrido con el déficit comercial.

Según los datos publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en el mes de agosto de 2021 las exportaciones españolas de mercancías crecieron un 25,1% sobre el mismo mes de 2020, hasta los 22.097 millones de euros. Las importaciones aumentaron un 33,9% en términos interanuales, hasta los 25.974 millones de euros. Como resultado, en agosto de 2021 se registró un déficit de 3.876,5 millones de euros, un 123,3% superior al del mismo mes de 2020. La tasa de cobertura –cociente entre exportaciones e importaciones- se situó en el 85,1%, seis puntos porcentuales menos que en agosto de 2020.



Si se hace la comparación con niveles anteriores a la pandemia, la tasa de variación sigue siendo positiva, ya que las exportaciones crecen un 13,7% y las importaciones un 10,9% respecto a agosto de 2019.

No es necesario rascar mucho en los datos para que salga a la luz con total claridad cuál es la causa de este déficit. El saldo no energético arrojó en agosto un desequilibrio de 1.479 millones de euros, frente a los 450 millones de euros del mismo mes 2020. El déficit energético aumentó un 86,5%.

Parece inevitable que detrás de cada mala noticia económica esté el coste de la energía, da igual que sea electricidad, gas o petróleo. El precio del gas se ha disparado en los mercados internacionales por el tirón de la demanda y por la escasez de reservas, mientras que el petróleo Brent roza ya los 84 dólares el barril, un nivel que no se alcanzaba desde hace tres años. La recuperación de la economía mundial y los problemas de suministro están detrás de esta subida.

El elevado precio del petróleo ha influido en el incremento del déficit comercial. (Foto: Freepik)

Además, el factor energético se ha visto potenciado por la apreciación del dólar estadounidense respecto al euro. Dado que el petróleo se paga en dólares y que el dólar cuesta más euros, al final lo que se paga en euros por un producto, en este caso petróleo, sube más. No obstante, también hay que destacar que un dólar fuerte hace que las exportaciones de productos de la Unión Europea, que se pagan en euros, sean más baratos y, en consecuencia, más competitivos.

Déficit acumulado

Las exportaciones españolas de mercancías ascendieron un 22,1% en el periodo enero-agosto respecto al mismo periodo del año anterior y alcanzaron los 201.626 millones de euros, máximo histórico para el periodo. Las importaciones también crecieron un 21,6% hasta los 212.497 millones de euros. Como resultado, el déficit comercial de los ocho primeros meses del año alcanzó los 10.871 millones de euros, un 13,1% más que el registrado en el mismo periodo de 2020.

El saldo no energético arrojó un superávit de 3.723 millones de euros frente a los 692 millones de euros en el acumulado hasta agosto de 2020. El déficit energético aumentó un 41,6%, hasta los 14.595 millones de euros, cuando en 2020 fue de 10.308 millones.

Comparándolo a nivel internacional, el crecimiento interanual de las exportaciones españolas entre enero y agosto (22,1%) es superior al registrado en Francia (16,9%), Alemania (15,9%), Reino Unido (6,7%), UE (17,8%) y zona euro (17,6%).

Los tres factores más citados por su influencia positiva sobre la actividad exportadora son la evolución de la demanda externa, la competencia en calidad y la disponibilidad de los recursos humanos adecuados para la exportación.

Las cifras de comercio exterior contrastan con la percepción de las empresas exportadoras sobre la evolución de la cartera de pedidos. Según la encuesta de coyuntura de la exportación que publica el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en el tercer trimestre presenta una evolución menos favorable que en el trimestre previo, situándose en 2,5 puntos, frente a los 11,9 del trimestre anterior. Esto puede indicar que los exportadores podrían estar detectando un cierto enfriamiento en el comercio internacional que puede estar provocado por la posibilidad de que la recuperación de la economía mundial se esté ralentizando.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments