Connect with us

Economía

Elon Musk, el ‘influencer’ del mercado de criptomonedas

El empresario, que ya es el hombre más rico del mundo, moldea el precio de los criptoactivos a golpe de tweet

Elon Musk se ha convertido en el hombre más rico del mundo. (Foto: Wikimedia-Commons)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 6 min



Economía

Elon Musk, el ‘influencer’ del mercado de criptomonedas

El empresario, que ya es el hombre más rico del mundo, moldea el precio de los criptoactivos a golpe de tweet

Elon Musk se ha convertido en el hombre más rico del mundo. (Foto: Wikimedia-Commons)



Es el penúltimo ejemplo de gran éxito empresarial. Elon Musk, director general de compañías como Tesla Motors o Space X, tiene una fortuna personal que rondaría los 280.000 millones de dólares, lo que le convierte en el hombre más rico del mundo. Solo la semana pasada su patrimonio creció de golpe en más de 36.000 millones. La razón es que las acciones de Tesla, empresa de cuyo capital social controla el 20%, se dispararon después de que la compañía de alquiler de automóviles Hertz anunciara la compra de 100.000 automóviles Tesla para su flota.

Pero Musk no solo es un hombre muy rico. También se ha convertido en un influencer en el mundo de las criptomonedas. El magnate no ejerce su influencia a través de charlas o consejos lanzados por vías tradicionales como podría hacer, por ejemplo, Warren Buffett, otro de los hombres más ricos del mundo. Él actúa a través de Twitter y sus mensajes no son sesudos análisis, sino que se asemejan en ocasiones a los de los influencers de adolescentes, que pueden causar furor, en este caso hundir la cotización de una criptomoneda o dispararla, con un pequeño comentario o con una simple foto.



Trabajo duro y éxito

Elon Musk nació en Pretoria, Sudáfrica, en 1971. Desde muy niño mostró su pasión y pericia con los ordenadores y ya a los 12 años diseñó su primer programa informático, un juego del espacio. Como su madre es de nacionalidad canadiense, Musk se fue con ella y sus hermanos al país norteamericano en 1987.

En 1992 obtuvo una beca para estudiar en la Universidad de Pensilvania, donde se licenció en Economía y Física. En 1995 se inscribió en el programa de doctorado en Física Aplicada y Ciencia de Materiales en la Universidad de Stanford, pero a los dos días abandonó las clases para poder fundar Zip2 junto con uno de sus hermanos y un amigo. Elon Musk era el director ejecutivo. Gestionaba el desarrollo, alojamiento y mantenimiento de sitios web específicos para empresas de medios de comunicación.

Musk terminó vendiendo Zip2 y en marzo de 1999 fundó junto con varios socios X.com como una startup financiera que se convirtió en uno de los primeros bancos de Internet. En marzo de 2000, X.com se fusionó con Confinity, empresa criptográfica que procesaba pagos electrónicos y que tenía como producto estrella PayPal. En octubre de 2002, eBay adquirió PayPal por 1.500 millones de dólares en acciones Antes de la venta, Musk era el accionista mayoritario, con el 11.7 % de las acciones de PayPal. Con esta venta ganó 180 millones de dólares y dedicó cien millones a fundar SpaceX, una empresa de fabricación aeroespacial y de servicios de transporte espacial; 70 millones al fabricante de coches eléctricos Tesla, Inc. y diez millones a SolarCity, una empresa de productos fotovoltaicos y servicios.

Elon Munk en la factoría de Tesla en Fremont, Californias. (Foto: Wikimedia Commons)

A pesar de que sus inicios no fueron buenos y de que algunas malas decisiones empresariales casi llevan a la compañía a la ruina, Musk ha conseguido que Tesla sea una empresa rentable y de gran prestigio y se ha convertido en el buque insignia del grupo de su grupo de empresas.

Viendo esta trayectoria cabría hacerse una pregunta: ¿Cómo se convierte un empresario de estas características en uno de los mayores influencers del mercado de criptomonedas?

Apoyo al bitcoin

El 29 de enero de 2021, Elon Musk añadió el hashtag #Bitcoin a su biografía de Twitter. Esto provocó la primera convulsión movida por Musk en el mercado de las criptomonedas. En febrero de 2021 Tesla reveló en una presentación ante la SEC (la Comisión de Mercados y Valores en Estados Unidos) que había invertido 1.500 millones de dólares en Bitcoin. Además, Musk anunció a finales de marzo, entre otros medios a través de Twitter, que la compañía empezaría a aceptar el bitcoin como forma de pago. Esto disparó la cotización de la criptodivisa.

El Bitcoin se disparó después de las inversiones de Tesla en la criptomoneda. (Foto: Freepik)

El empresario tardó muy poco en mostrar de nuevo su capacidad de influencia en el volátil mercado de las criptodivisas, aunque en esta ocasión su actuación perjudicó al bitcoin. Después de afirmar que Tesla había hecho una importante inversión en bitcoins fue objeto de no pocas críticas en las redes sociales. Se le achacaba que apoyara a las criptomonedas cuando éstas tienen un grave impacto medioambiental. En mayo de 2021, y a través de un tweet, Musk anunció que Tesla dejaría de aceptar este método de pago por su impacto medioambiental. El bitcoin se derrumbó un 14%.

Los anuncios de Musk que indicaban su alejamiento del bitcoin no querían decir que dejaran de interesarle las criptomonedas. De hecho, ya desde febrero de este año publicó algunos tweets en los que mostraba su apoyo a dogecoin, una criptomoneda de las que se conocen como memecoins.

Esta criptomoneda tiene la particularidad de tener como imagen uno de los memes más famosos de internet: el del perro Doge. Este meme se hizo viral en 2013 gracias a la imagen de un perro de raza Shiba El lanzamiento de esta moneda, en realidad, comenzó como una broma.

En lo que va de año, Elon Musk ha respaldado repetidamente a dogecoin. El precio de este token —que ha subido más de un 9.000% en los últimos 24 meses— se disparó al top ten de las criptomonedas en mayo, y hasta ahora ha desafiado las predicciones de que está a punto de hundirse.

«Criptomoneda de la gente»

Ahora, a medida que el precio de la dogecoin logra mantener la mayoría de sus ganancias masivas, Musk ha revelado que los trabajadores de su compañía de automóviles eléctricos Tesla y su compañía de cohetes SpaceX lo convencieron de comprar dogecoin, llamándola “la criptomoneda de la gente”.

“Mucha gente con la que he hablado en las líneas de producción de Tesla o que está construyendo cohetes en SpaceX tiene Doge”, dijo Musk a través de Twitter. “No son expertos financieros ni tecnólogos de Silicon Valley. Por eso decidí apoyar a Doge, se sentía como la criptografía de la gente”.

Esta foto, subida a Twitter por Elon Musk, hizo crecer más de un 300% la cotización de la altcoin Shiba Inu. (Foto: Elon Musk)

El pasado mes de octubre, Musk repitió la jugada con otra memecoin, shiba inu, creada para competir con dogecoin. El hecho de publicar un tweet en el que aparecía una foto de un shiba inu, una raza de perro japonés, en el capó de un Tesla disparó el valor de la criptomoneda un 300% en una semana. Por cierto, tanto dogecoin como shiba inu se han colocado la última semana de octubre entre las diez criptomonedas con mayor capitalización.

Influencia en el mercado de criptomonedas

Los expertos no se aclaran sobre el porqué de la gran influencia de Elon Musk en el mercado de las criptomonedas. Hay quien sostiene que el hecho de que Tesla, la compañía de la que es director general, sea la segunda mayor compradora de bitcoins en el mundo, y bitcoin la principal criptomoneda, puede estar detrás de que se tengan tan en cuenta sus mensajes sobre criptodivisas.

Algunos, sin embargo, ponen en duda la ética de Musk a la hora de lanzar mensajes sobre determinadas criptomonedas. Más que emitir consejos de inversión desde su atalaya de gran empresario y triunfador que tiene mucho que enseñar, estaría manipulando el mercado a su favor.

Tesla ha informado que en el primer trimestre del año vendió bitcoins por valor de 272 millones de dólares, lo que le dio una ganancia neta de 101 millones. Desde las cuentas de Twitter de importantes inversores se criticó a Tesla y se llegó a afirmar que había obtenido algún beneficio de comprar, inflar, propiciar un alza y luego vender los bitcoins. Por su parte, Musk respondió que Tesla vendió 10% de sus tenencias de la criptomoneda “para demostrar la liquidez de bitcoin».

En cualquier caso, hay una cosa que es cierta, por mucho dinero y éxito que tenga, Musk no es una especie de amo del mundo cuyas indicaciones hay que seguir a la fuerza. Nadie obliga a los millones de personas que siguen sus mensajes a adoptar determinadas decisiones de inversión. Posiblemente, en el caso de Musk y en lo que se refiere al mercado de las criptomonedas, se mezclan la fascinación por el triunfador con la posibilidad de invertir en algo nuevo, moderno y, posiblemente, lo más importante, que se mueve por Internet.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments