Connect with us

Economía

Europa avanza hacia una doble recesión

Redactora de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 3 min

Publicado


DESCARGAR EN PDF




Por cuarto mes consecutivo, la actividad de la zona euro continua con su tendencia a la baja en el mes de febrero. Esto se debe al derrumbe de los servicios por las restricciones ocasionadas por la pandemia del coronavirus. El PMI se sitúa en 48,1 puntos, superando los 47,8 de enero, pero todavía por debajo de los 50 que separan el crecimiento de la contracción.

Como consecuencia de las nuevas medidas adoptadas por los gobiernos de la Unión Europea para hacer frente a la pandemia del coronavirus, todo apunta a un nuevo deterioro de la economía, aunque el índice se mantiene en niveles más elevados que al inicio de la crisis sanitaria.



El sector que ha experimentado un peor deterioro de la actividad económica es el de los servicios, que sufrió su mayor desplome desde noviembre, ya que la producción industrial tuvo el mayor incremento desde octubre, sobre todo en Alemania.

Todo apunta a un nuevo deterioro de la economía (Foto: Economist & Jurist)

En el mes de febrero se ha registrado un aumentado de los plazos de entrega de los proveedores y esto se debe a la escasez de los suministros, además de un aumento considerable de los precios de estos, que a su vez repercutió en los precios cobrados por la industria. El ritmo de subida de los precios es el mayor desde abril de 2011.

Además, la caída de los pedidos pendientes afectó al empleo otra vez, que volvió a experimentar su duodécimo mes consecutivo de reducción debido a la debilidad del sector servicios, puesto que la industria inició un tímido aumento de plantilla. Mientras que la actividad alemana se situó en una puntuación positiva de 51,3, Francia registró una nueva contracción lastrada por los servicios de 45,2 puntos.

A nivel empresarial, hay muchas expectativas de futuro a corto plazo y mucha motivación en el sector con la esperanza de un crecimiento muy prometedor y de poder salir de esta crisis sanitaria y económica pronto gracias a la campaña de vacunación que se está llevando a cabo.

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, ha admitido que la tercera ola de la pandemia del coronavirus puede conducir a una nueva recesión. La escalada de contagios en Europa y España y las exigentes medidas de recortes de la movilidad están teniendo graves consecuencias sobre la actividad económica. Además, a esto se le suma la lentitud de las vacunaciones y los problemas de distribución y plazos de entrega.

Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, ha señalado que los desarrollos de vacunas han ayudado a revivir la confianza empresarial y que las empresas de la zona euro se muestran cada vez más optimistas sobre la recuperación.

“Si las campañas de vacunación pueden reforzar el crecimiento del sector servicios a la vez que el sector manufacturero se mantiene robusto, en la segunda mitad del año se observará una robusta recuperación” ha asegurado Williamson, que se muestra optimista ante esta situación.

Sin embargo, el economista de IHS Markit, ha advertido que “un factor preocupante es la nueva intensificación de la escasez de oferta, que ha hecho aumentar los precios de las materias primas”. Esta situación ha generado una inflación de los costes más alta de casi una década y dice que “parece probable que la inflación se acelere en los próximos meses.”

Comentarios