Connect with us

Economía

Incentivos de hasta 12.000 euros a quien posponga su jubilación y penalizaciones a quienes la anticipen

Redactor de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 3 min

Publicado


Comentar

  • El poder adquisitivo de las pensiones estará vinculado al IPC del año anterior.


 

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, declaró ayer en la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados que se otorgarán hasta 12.060,12 euros en un único pago a todas aquellas personas que decidan retrasar su jubilación, pero aquellas que decidan anticiparla verán reducida su pensión hasta un 21%. Escrivá ha destacado que el IPC del año anterior será la vía a través de la cual buscarán la revalorización de las pensiones, pudiendo ajustarlas durante los tres años siguientes en caso de que la inflación sea negativa.



Ante la situación actual y la mejora de los incentivos para alargar la carrera profesional más allá de los 65 años, el ministro ha manifestado que serán tres los incentivos a elegir por el trabajador, ofreciendo flexibilidad a las decisiones de cada uno. 

Los objetivos de estas decisiones son motivar a los trabajadores para que continúen en sus puestos de trabajo y hacer desaparecer los elementos desfavorables del sistema actual. (Fuente: Economist & Jurist).

Como primera opción se sitúa el pago único de hasta 12.060,12 euros por cada año que se prolongue la carrera, para aquellas de más de 44 años y medio cotizados; la segunda sería el pago de un porcentaje complementario  de la pensión del 4% por cada año prorrogado; y la última combinaría ambas opciones.

En el ámbito de la jubilación parcial, las pretensiones que han hecho llegar a los agentes sociales pasan por concentrar hasta un 60% de la jornada el primer año, pudiendo acumular el 100% al inicio aquellos trabajos que conlleven situaciones peligrosas o impliquen la seguridad de terceros.

Por otro lado, la jubilación anticipada se verá afectada mediante el aumento de los coeficientes reductores, que pasarán del 16% al 21% para aquellos que quieran jubilarse dos años antes de lo estipulado y hayan cotizado menos de 38 años y 6 meses. Eso sí, si la jubilación se anticipa un año el coeficiente pasará del 2% al 3,26%. Por su parte, los que hayan cotizado por encima de los 38 años y 6 meses y menos de 41 años y 6 meses, el coeficiente por jubilarse dos años antes subirá del 15% al 19%.

El coeficiente reductor para aquellos que hayan cotizado más de 41 años y 6 meses, pero menos de 44 años y 6 meses, será del 17% frente al 14% estipulado actualmente; y para aquellos que decidan jubilarse 12 meses antes será del 2,96% frente al 1,8% actual. Aquellos con más de 44 años y 6 meses cotizados que decidan jubilarse 24 meses antes, el coeficiente continuará en el 13%, pero si deciden hacerlo un año antes, será del 2,81% frente al 1,6% actual.

Así, los objetivos de estas decisiones son motivar a los trabajadores para que continúen en sus puestos de trabajo y hacer desaparecer los elementos desfavorables del sistema actual. Además, el ministro ha declarado que las cláusulas de jubilación forzosa no tienen cabida en el sistema y que el cambio para que los coeficientes reductores sean mensuales y no trimestrales  “favorece la permanencia en el empleo al adaptarse mejor a cada situación y permitir decisiones más meditadas a cada trabajador”. Eso sí, las cláusulas de jubilación forzosa estipuladas en los convenios colectivos aún activos seguirán siendo lícitas, por lo que la normativa actual se pondría en marcha al finalizar los mismos.

El poder adquisitivo de las pensiones estará asociado al IPC del año anterior y, si la inflación es negativa, se mantendrá hasta ser compensada durante los tres ejercicios siguientes

Este sistema de compensación busca que no haya una inclinación del sistema hacia el aumento del poder adquisitivo. Estableciendo además que dicha compensación no es aplicable a las pensiones mínimas.

Y es que mantener el poder adquisitivo de las pensiones forma parte de uno de los cuatro bloques que engloban la reforma del sistema de pensiones que se está negociando con los sindicatos y la patronal. Negociaciones ante las que el ministro se muestra prudente pero esperanzado ante la posibilidad de llegar al Parlamento con una propuesta para reformar la ley de Seguridad Social.

Por otro lado, para los autónomos el planteamiento pasa por ajustar las cotizaciones en 13 tramos distintos y que coticen por ingresos reales. Así, a partir de 2022 se instaurará de manera progresiva.

Click para comentar
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments