Connect with us

Economía

La Bolsa española cierra la semana en positivo

Los datos procedentes del exterior sostienen el selectivo español, que cierra la semana cerca de los 9.000 puntos

La cotización de las eléctricas ha subido en Bolsa estos días. (Foto: Creative Commons)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 4 min

Publicado


Comentar


Economía

La Bolsa española cierra la semana en positivo

Los datos procedentes del exterior sostienen el selectivo español, que cierra la semana cerca de los 9.000 puntos

La cotización de las eléctricas ha subido en Bolsa estos días. (Foto: Creative Commons)



Los principales mercados de valores se dieron ayer un respiro y cerraron con ganancias. En los parqués europeos todos los sectores cerraron al alza. El Ibex subió un 2,14%; el EuroStoxx 50, el 2,14%, mientras que S&P y Nasdaq experimentaron avances del 0,83% y el 1,05%, respectivamente.



Las bolsas europeas aceleraron su ritmo el jueves con casi todos los sectores en positivo. Subieron con fuerza el sector tecnológico (+2,66%), con especial atención a los avances del sector de semiconductores (+3,22%) que sigue a vueltas con la escasez de chips y utilities (+4,78%) gracias a Iberdrola (+7%) que subió con fuerza por posibles cambios que podrían darse en la última regulación aprobada por el Gobierno para el sector eléctrico, y que supone una minoración de 2.600 millones de euros para las principales eléctricas del país. El Ibex ha subido entre el lunes y el jueves un 1,8%.

Los mercados de renta variable se vieron igualmente aupados por el acuerdo alcanzado en el Senado de Estados Unidos sobre el techo de gasto, una cuestión que tiene muy preocupadas a las bolsas.

El Senado estadounidense aprobó por 50 votos a favor y 48 en contra el aumento temporal, hasta el 3 de diciembre, del techo de la deuda, con lo que se evita, al menos de momento, que le país incurra en una suspensión de pagos de su deuda nacional a partir del 18 de octubre. La semana que viene será la Cámara de Representantes.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, había advertido de que no elevar el techo de la deuda del país, imposibilitando que el Gobierno pueda hacer frente a sus pagos, arrastraría a la economía a la recesión. “Provocaría una recesión”, afirmó Yellen, quien señaló que “sería catastrófico no pagar las facturas del Gobierno”, lo que socavaría la credibilidad de Estados Unidos.

El Senado de EE UU ha cerrado un acuerdo que evita el impago de la deuda. (Foto: Pixabay)

Además de los factores señalados, las bolsas se vieron beneficiadas por las menores tensiones inflacionistas, gracias a la pequeña corrección del petróleo y del gas. Esto facilitó, además, la caída de las rentabilidades de la deuda.

Hoy, el panorama era muy distinto. Las bolsas han abierto nerviosas y con una leve tendencia a la baja, dado que han repuntado de nuevo los precios del crudo. El Brent, de referencia en Europa, sube un 1% hasta los 82,77 dólares, aunque esta mañana superaba de nuevo los 83.

En el mercado de deuda, la subida de nuevo de los precios del petróleo eleva otra vez los temores a una inflación persistente, lo que devuelve las tensiones a la deuda soberana. El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años sube 1,6 puntos básicos hasta el 1,588%, su nivel más alto desde junio, cuando tocó el 1,594%. El bono español a diez años también sube, al 0,473%.

Por otra parte, los mercados de renta variable han iniciado sesión con los ojos puestos en Estados Unidos, ya que hoy se publicaba el dato de creación de empleo en septiembre. Esto no es una cuestión menor, ya que un buen dato de creación de empleo puede dar señales a la Reserva Federal para que apruebe el tapering en la próxima reunión del 3 de noviembre. En principio sería una retirada de las compras de deuda gradual, a razón de 15.000 millones de dólares mensuales, lo que llevaría a completar el proceso de retirada de compra de activos hacia mediados de 2022.

En este sentido, el mercado esperaba la creación de 500.000 empleos no agrícolas en septiembre, en comparación con las 235.000 de agosto. Pues bien, una vez más, la realidad ha echado por tierra todas las sesudas predicciones que se habían hecho.

Los datos de empleo en Estados Unidos correspondientes al mes de septiembre han dado una de cal y otra de arena. El mes pasado se crearon 194.000 empleos no agrícolas, lo que queda muy lejos de los 500.000 esperados y por debajo de la creación de empleo registrada en agosto. Sin embargo, la tasa de desempleo baja cuatro décimas, hasta el 4,8%, mucho más de lo que se esperaba (en agosto fue del 5,2% y se esperaba bajada al 5,1%).

El modesto aumento de puestos de trabajo podría moderar las expectativas de una rápida aceleración del crecimiento económico tras una aparente debilidad en el tercer trimestre. El mercado laboral y la economía siguen limitados por la escasez de trabajadores y materias primas causados por la pandemia.

El Ibex no se ha visto afectado por los datos de empleo de Estados Unidos y ha cerrado la sesión con -0,09%. Han destacado las caídas de Grifols, que restó un 4,06%, mientras que Siemens Gamesa cedió un 2,93% ante las negativas previsiones del mercado sobre sus márgenes de beneficios. Solaria restó un 2,82% y Fluidra, un 2,35%. Las empresas turísticas lideraron las subidas, con Amadeus a la cabeza al anotarse un 2,68%. Meliá avanzó un 1,45%, e IAG, un 1,39%.

Con todo, el Ibex cierra la semana con una subida del 1,8% impulsado principalmente por el sector energético.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments