Connect with us

Economía

La caída de Facebook se lleva por delante miles de millones

La compañía acumula problemas después de las revelaciones de una ex empleada sobre la ética de la compañía

La caída de Facebook ha afectado a los más de 2.200 millones de usuarios de la red social. (Foto: Freepik)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 4 min



Economía

La caída de Facebook se lleva por delante miles de millones

La compañía acumula problemas después de las revelaciones de una ex empleada sobre la ética de la compañía

La caída de Facebook ha afectado a los más de 2.200 millones de usuarios de la red social. (Foto: Freepik)



La caída de Facebook y sus servicios de Messenger, Instagram y Whatsapp, que ayer dejaron de funcionar durante casi seis horas, ha supuesto un gran problema para esta compañía tanto en términos económicos como de prestigio. Esto se ha producido, además, en un momento en el que una ex empleada de la firma tecnológica ha hecho graves acusaciones contra la empresa.

Todo empezó a las 17:00 hora española. La red social dejó de funcionar. Facebook señaló que el problema estuvo en «cambios de configuración» en los routers que coordinan el tráfico de la red entre los centros de datos. Esta interrupción del tráfico tuvo «un efecto en cascada» en la forma en que se comunican los centros de datos, lo que paralizó los servicios.



La caída dejó fuera de servicio, además, las funcionalidades para empresas de Facebook e incluso las propias herramientas internas de la compañía. Sus trabajadores no tenían acceso a sus mails de trabajo y en ocasiones no podían entrar en las oficinas, según informaciones de The New York Times.

Sede de Facebook en Irlanda. (Foto: Olhar Digital)

Una de las consecuencias de este apagón es que durante seis horas la compañía dio pie a que muchos de sus usuarios utilizaran algunas de las redes sociales que representan una competencia más directa, como es el caso de Twitter. Esta plataforma registró el mayor nivel de actividad de su historia. Lo peor fue que hasta los responsables de Facebook tuvieron que usar esta red social para anunciar que comenzaban a recuperar la actividad. “A la gran comunidad de personas y empresas de todo el mundo que dependen de nosotros: lo sentimos”, tuitearon.

Millones de usuarios se dieron de alta en el sistema de mensajería Signal, que apoya Edward Snowden, según informó la empresa en Twitter. Y la aplicación de mensajería instantánea Telegram se colocó entre las aplicaciones más descargadas en Estados Unidos, según Bloomberg.

Los mercados no permanecieron ajenos a los problemas de Facebook, cuyas acciones se desplomaron un 4,9%, en una jornada en la que las tecnológicas habían tenido un mal comienzo de sesión en Wall Street. La empresa acumula una caída del 13% desde mediados de septiembre.

El apagón le ha costado caro a su presidente, Mark Zuckerberg, y a la compañía. La fortuna de Zuckerberg se redujo este lunes en más de 6.000 millones de dólares (5.200 millones de euros) por la depreciación de las acciones de la compañía. El fundador de Facebook ha pasado del cuarto al quinto puesto en la lista de los más ricos del mundo. En cualquier caso, le queda una fortuna de 121.600 millones de dólares.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. (Foto: Creative Commons)

En cuanto a las pérdidas de la compañía, la caída del 4,9% sufrida en bolsa representa una descapitalización de 40.000. A esto hay que añadir las pérdidas por publicidad, que no son menores. Según los cálculos realizados por la revista Fortune, que ha tenido en cuenta cuánto dinero ingresa Facebook partiendo de los datos de ingresos de su último trimestre, las pérdidas rondarían los cien millones de dólares en anuncios no emitidos tanto en Facebook como en Instagram.

La caída de todo el entramado en torno a Facebook ha tenido como daño colateral a muchas empresas ya que, si Facebook e Instagram no están operativos, no se puede publicar contenido en sus sites y no pueden llegar a los potenciales consumidores con los que se quería conectar.

Hay que tener en cuenta que Facebook se ha asentado como una de las piezas básicas, ya no solo en marketing, sino también en atención al cliente y hasta diseño de producto de los últimos años, con lo que el apagón sufrido ayer la red social dejó fuera de combate toda clase de productos. Además, sin WhatsApp funcionando, los internautas no podían hablar con las compañías que lo usan como vía de comunicación directa.

Todo esto se produce en un momento en le que la tecnológica está sufriendo la penúltima crisis de reputación, provocada en esta ocasión por una ex empleada de la compañía.

The Wall Street Journal ha publicado unos documentos sobre la compañía en los que se vierten graves acusaciones. El pasado domingo, la cadena de televisión estadounidense CBS entrevistaba a Frances Haugen, ex gerente de Producto de Facebook, que reconoció ser la denunciante que filtró los documentos internos de la red social. Haugen, ingeniera informática y científica de datos de 37 años, acusó a Facebook de engañar a los usuarios y a los inversores.

Según explicó Haugen, “había constantes conflictos de interés entre lo que era bueno para la gente y lo que era bueno para Facebook, y Facebook siempre escogía optimizar su propio interés, ganar más dinero”. Haugen también habló sobre los disturbios del Capitolio en enero, asegurando que Facebook ayudó a alimentar la violencia. Según declaró, la compañía de Mark Zuckerberg había disuelto prematuramente su equipo de integridad cívica, responsable de proteger el proceso democrático y abordar la desinformación, después de las elecciones estadounidenses de 2020.

La ex empleada ha llegado incluso a acusar a Facebook, propietaria de Instagram, de haber enterrado una investigación interna según la cual esta red social estaba afectando a la salud mental de los adolescentes.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments