Connect with us

Economía

La crisis de Ucrania dispara el precio del petróleo y pone en riesgo la recuperación económica

Las sanciones de la UE contra Rusia pueden ser un arma de doble filo

Alemania no ha certificado el Nord Stream 2 (Foto: Google)

Andrés Lara

Redactor de Economist & Jurist




Tiempo de lectura: 6 min



Economía

La crisis de Ucrania dispara el precio del petróleo y pone en riesgo la recuperación económica

Las sanciones de la UE contra Rusia pueden ser un arma de doble filo

Alemania no ha certificado el Nord Stream 2 (Foto: Google)



La decisión del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de reconocer las dos provincias separatistas del Donbás, en el este de Ucrania, representa un problema importante para la economía europea en tanto que muestra un agravamiento en la tensa situación que se vive en el país.

Paolo Gentiloni, comisario europeo de Economía, ya lo dejaba claro ayer. El paso dado por Putin aumenta «fuertemente» la incertidumbre económica. «La incertidumbre sigue rodeándonos y la violación del Derecho internacional con el reconocimiento ruso de dos territorios separatistas en Ucrania aumentará fuertemente esta incertidumbre», recalcó el italiano en una conferencia virtual organizada de forma conjunta por la Dirección General de Asuntos Económicos de la Comisión Europea y el Comité Económico y Social.



El conflicto con Rusia se suma así a otros riesgos a la baja que «se hicieron más fuertes» durante el último trimestre de 2021 y que «debilitaron el impuso» económico, principalmente la mayor propagación del coronavirus, los precios elevados de la energía y las disrupciones en la cadena de suministro.

Paolo Gentiloni, comisario europeo de Economía (Foto: Capital Radio)



Como suele ser habitual, los mercados son los primeros que se están viendo afectados por esta crisis internacional. La renta variable, que hoy está subiendo ligeramente, va a cerrar febrero muy posiblemente con pérdidas, en algunos casos importantes. En los mercados de deuda, el bono alemán y el estadounidense se están convirtiendo en un valor refugio, y aunque su rentabilidad ha crecido este año, ahora está disminuyendo. No ocurre lo mismo con la deuda de otros países, que cae con fuerza y ve cómo se dispara la rentabilidad. Por lo que respecta a las materias primas, el gas y el petróleo están por las nubes.

El petróleo roza los cien dólares

El crudo Brent supera por primera vez en ocho años los 96 dólares por barril. El petróleo de referencia en Europa escala más de un 3% y se sitúa en máximos desde 2014. En lo que va de año, el crudo acumula una subida del 27%. Esto es una importante rémora para la recuperación de las principales economías, que ya se ven lastradas por la inflación, que pone en jaque el crecimiento -el IPC en enero se situó en zona euro en el 5,1% y en España subió al 6,1%-. La subida del precio del petróleo ya se ha dejado notar en otras ocasiones en el crecimiento económico. En un momento en el las principales economías aún no se han recuperado del desastre de la pandemia, este incremento del precio del crudo puede ser especialmente perjudicial.

El precio del gas también se ha disparado. Solo en la jornada de ayer los futuros del gas natural holandés sumaron un 7%, subidas que llegaron a ser del 13% en el arranque de la jornada y que se replicaron en Londres. El problema es que, a diferencia el petróleo, que aunque sea caro se puede comprar en varios países, en el caso del suministro del gas Europa tiene una gran dependencia de Rusia.

El barril de Brent roza los cien dólares. (Foto: E&J)

El conflicto amenaza el suministro ruso de gas a Europa, del que aproximadamente un tercio pasa por gasoductos que atraviesan Ucrania. El ministro de Energía ruso, Nikolay Shulginov, ha tranquilizado este martes al mercado al asegurar que el país continuará exportando gas natural sin ningún tipo de interrupciones. Sin embargo, Rusia ha reducido al máximo los flujos de gas hacia Europa. Esto se traduce en que los almacenes estratégicos europeos, muchos de ellos propiedad de la compañía estatal rusa Gazprom, están por debajo de su capacidad invernal habitual.

Nord Stream 2

De momento se ha evitado que el problema sea más grave gracias a que el invierno no está siendo especialmente crudo en Europa y a la llegada de barcos metaneros, pero esto es solo un parche en la dependencia europea del gas ruso. En este contexto, el Gobierno alemán ha tomado hoy una decisión que, aunque acorde con la política de presión europea a Rusia, puede terminar yendo en contra de los intereses europeos.

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha asegurado hoy que, tras la reciente escalada del conflicto entre Occidente y Rusia por la ocupación de Ucrania, es imposible considerar la aprobación del gasoducto Nord Stream 2.

Cuando el año pasado comenzó el ascenso del precio del gas, y en un momento en que las reservas europeas de este combustible estaban a niveles muy bajos, se vio en esta infraestructura, construida por Gazprom, como una tabla de salvación para asegurar el suministro de gas a Europa. El proyecto permitiría duplicar los envíos directos de gas ruso a Alemania a través del báltico. Esto permitiría a Moscú evadir en gran medida los pagos a Ucrania y otros países de Europa del este por derechos de paso del gas.

El canciller alemán, Olaf Scholz. (Foto: Google)

El canciller alemán ha publicado en su cuenta de Twitter que “la decisión de ayer sobre Ucrania por parte del presidente ruso es una grave violación del derecho internacional. Debe respetarse la integridad territorial y la soberanía de cada país. Nuestra reacción internacional estará bien coordinada, dirigida y basada en investigación precisa. Ha habido un cambio dramático en la situación, y ahora debemos reevaluar; esto incluirá al Nord Stream 2… En las circunstancias actuales, la certificación no es posible”.

Sanciones contra Rusia

La decisión adoptada por Alemania con respecto al Nord Stream 2 no es la única sanción económica a la que se va a ver sometida Rusia. En un comunicado conjunto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, han condenado la decisión de Putin de reconocer las provincias ucranianas en manos de separatistas prorrusos

En contestación a esta medida, la Unión Europea ha propuesto este martes bloquear a las autoridades rusas el acceso a mercados y servicios financieros del bloque y sancionar a bancos que financian las operaciones militares en zonas separatistas de Ucrania, según el comunicado de la Comisión y el Consejo Europeo.

Las dos instituciones se han pronunciado a favor de sanciones contra “aquellos que estén implicados” en el reconocimiento de la independencia de las dos regiones separatistas de Ucrania, gesto que consideraron “ilegal e inaceptable”. El paquete de sanciones tiene que ser propuesto y analizado este martes por cancilleres europeos en París. Las sanciones deben ser aprobadas por los 27 estados miembros de la UE para que puedan ser aplicadas.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos. (Foto: Google)

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó ayer lunes una orden ejecutiva que restringe los negocios estadounidenses en las regiones separatistas de Ucrania. La orden prohíbe nuevas inversiones por parte de ciudadanos estadounidenses en las regiones separatistas de Ucrania; las importaciones de bienes, servicios o tecnología de esas regiones, así como las exportaciones o ventas estadounidenses a esas áreas y la financiación estadounidense de tales inversiones, importaciones o exportaciones.

Falta de consenso

Como siempre, uno de los grandes inconvenientes es la falta de consenso, de unanimidad sobre el tipo y el alcance de las sanciones, de hecho, a día de hoy la Unión Europea y Estados Unidos están distanciados en este aspecto, incluso en el seno de la UE hay países con diferentes visiones, como es el caso de Francia y de Alemania. Por cierto, el país galo aboga por un diálogo UE-Rusia.

Esta falta de acuerdo tiene que ver con que Europa obtiene más del 40% de su gas natural de Rusia y un 35% del gas ruso que llega a Europa pasa por Ucrania. Esto, unido al hecho de que Rusia depende cada vez menos de los compradores de Europa occidental para su gas, ya que China ha aumentado sus compras en los últimos años, muestra a las claras que tendría mucho que perder en la aplicación de unas sanciones a Rusia que podrían no tener la eficacia deseada.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments